10 excusas que se dan para no leer libros y algunas soluciones para sí hacerlo

9 marzo, 2017 at 10:00

Lo peor de las excusas es que muchas veces tratamos de autoconvencernos de que tenemos razón. En ocasiones estas excusas son infundadas y tratamos de no ponerles solución. No os cuento nada nuevo si os digo que el 36% de las personas no lee nunca o casi nunca y que los principales motivos para no hacerlo es que no les gusta o no les interesa, que no tienen tiempo o que prefieren emplear su tiempo en otro tipo de entretenimientos.

¿Sabías que tus excusas para no leer libros tienen solución?

Toda excusa tiene su solución… pero esta solución tiene que surgir de nosotros mismos. De nada sirve que enumerar soluciones para dichas excusas si no ponemos nada de nuestra parte. Si nuestra excusa es que no tenemos tiempo, quizás lo podamos encontrar en nuestros viajes en transporte público. Si nuestra excusa es que no sabemos qué leer, podemos tratar de dejarnos recomendar por profesionales, familiares o amigos. Si no leemos porque los libros son caros, podemos tratar de hacer uso de la biblioteca más cercana… Para casi todas nuestras excusas puede haber una o más soluciones, pero lo dicho: tenemos que poner de nuestra parte.

A continuación destaco las excusas más comunes para no leer libros… y doy algunas soluciones para que a partir de ahora nos convirtamos en grandes lectores. Eso sí, sin presiones. No hay que tomarse la lectura como un acto obligatorio. Hay que leer si realmente queremos hacerlo, pero al menos que no se diga que no lo hemos intentado.

10 motivos para utilizar las bibliotecas… y 10 excusas para no usarlas

17 mayo, 2016 at 10:00

Pueden llegar a haber tantos motivos para usar las bibliotecas como excusas como para no utilizarlas. La verdad es que cada persona tendrá sus razones y, hasta cierto punto, cargadas de lógica tanto desde el punto de vista negativo del no uso de las bibliotecas como desde el punto de vista positivo del uso de las mismas.

No hay nada más que ver, por ejemplo, que no todas las personas son  socias de alguna biblioteca, y aunque la tengan al lado de casa. De hecho, en España, el número de socios de las bibliotecas no llega al 50% de sus habitantes (47% para ser más exacto). Tanto por ciento que tendrá sus motivos para haberse hecho socio de una biblioteca en algún momento de sus vidas. En el otro lado está el 53% que también tendrá sus motivos para no haberse hecho socio de alguna biblioteca.

Las bibliotecas son un plus en el desarrollo personal y profesional de las personas

Ahora bien, también habría que tener en cuenta lo siguiente. Y es que una persona que sea socia de la biblioteca puede que no haga uso de la misma. Puede que se haya dado de alta y se haya olvidado de su existencia. Y también está el otro punto. El punto en el cual una persona no sea socia de la biblioteca pero que es usuaria de la misma a través de los servicios que no requieren identificación.

Todo un mundo el de los socios de las bibliotecas y que abre un gran abanico de opciones para el uso y disfrute de las bibliotecas y para el no uso de las mismas.

Entre los motivos para utilizar las bibliotecas cabrían destacar que son lugares de información, ocio, encuentro, formación, acceso a la tecnología… y entre los motivos para no utilizar las bibliotecas destacar los horarios, la falta de tiempo de las personas, Internet… Y un motivo que coincide entre los motivos de uso y de no uso: los bibliotecarios/as.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies