La comunicación permite aumentar el posicionamiento (grado de identificación), aumentar la notoriedad (conocimiento), y aumentar la visibilidad (exposición).

La comunicación organizacional (conocida también como  corporativa, o institucional cuando se trata de una institución pública) consiste en el proceso de emisión y recepción de mensajes dentro de una organización compleja. Para Miguel Antezana (2005), se entiende como el conjunto de procesos de información y comunicación de las empresas, en diversas áreas y con objetivos particulares, que son diseñados para transmitir una imagen estratégica a sus públicos objetivo. Tiene una dimensión interna y una externa; es decir, basado en relaciones comunicacionales que se realizan dentro de la organización, y externa, dirigida a distintos públicos fuera de ella. [Wikipedia]