El bibliotecario Juan Sobrino, con su dilatada experiencia en el ámbito bibliotecario y su profundo amor por los libros, nos ofrece una perspectiva única y enriquecedora sobre el significado y la importancia de las bibliotecas, los libros y la lectura en nuestras vidas. A través de sus palabras, podemos explorar cómo estos elementos no solo enriquecen nuestro conocimiento y nuestra imaginación, sino que también fortalecen el tejido de nuestras comunidades.

Confieso quehe sentido una enorme ilusión al ver a Juan Sobrino entre las personas participantes de la iniciativa del BBVA «Aprendemos juntos 2030», cuyo objetivo es fomentar la educación a través de la sostenibilidad para ayudar a las personas a construir un futuro más verde e inclusivo a través de mensajes útiles e inspiradores. Admiro profundamente tanto su sencillez y cercanía como su entusiasmo y bonitas reflexiones sobre los libros, la lectura y las bibliotecas. Mi aprecio y admiración por él han crecido tras ver su charla (más si cabe), que resultó ser hermosa, tranquila e inspiradora. Os comparto el vídeo para que también podáis disfrutarlo.

“Los servicios bibliotecarios surgen del convencimiento de que mejoran la calidad de vida de las personas”. Gran defensor de la función social de las bibliotecas “como el corazón de un barrio”, para él son lugares sagrados en los que “perderse para reencontrarse al pie de la existencia”. Animándonos a contemplar estos espacios como una inversión para hacer llegar los recursos educativos a todo tipo de colectivos, y promover la cultura en cada uno de nosotros mediante la práctica de la lectura compartida. “La magia de leer en voz alta estimula los patrones óptimos para el desarrollo del cerebro, y a su vez fomenta el lenguaje, la alfabetización y las habilidades socioemocionales”

A continuación, comparto algunas frases que he podido disfrutar sobre la participación de Juan Sobrino en la iniciativa. Seguro que podéis sacar muchas más, porque su intervención está plagada de bonitas y reflexivas exposiciones acerca de las bibliotecas, los libros y la lectura. La que más me ha gustado, en el caso de tener que elegir una, es: «Luego, de mayor, entendí que los cuentos no están para hacer dormir a los pequeños, sino para despertar a los mayores». Os invito a que veáis el vídeo y, si por cuestión de tiempo no podéis, a que leáis algunas de sus frases más célebres.

Inspiradoras frases sobre bibliotecas, libros y lectura de Juan Sobrino (bibliotecario)

1. La importancia de la lectura compartida y en voz alta

La lectura compartida une a las personas, transformando cada libro en un inicio para conversaciones profundas. Sobrino ilustra cómo la lectura en voz alta abre caminos hacia el entendimiento y la conexión humana, convirtiendo los libros en puentes hacia nuevos mundos de ideas y emociones. Esta práctica enriquece las relaciones humanas, permitiendo una exploración colectiva de la cultura y el conocimiento.

«He querido empezar leyéndoos un poema… porque considero que abrir un libro es una buena forma de empezar una conversación. También, para reivindicar la importancia de la lectura compartida y de la lectura en voz alta»

2. La transformación personal a través de los libros

Los cuentos, según Sobrino, tienen el poder de despertar no solo al público infantil sino también al adulto, invitándolos a una reflexión profunda y personal. La literatura se convierte en un motor para el autoconocimiento y la transformación, ofreciendo nuevas perspectivas y verdades en cada página.

«Luego, de mayor, entendí que los cuentos no están para hacer dormir a los pequeños, sino para despertar a los mayores»

3. El papel transformador de las bibliotecas

Sobrino redefine las bibliotecas más allá de ser meros contenedores de libros; las ve como centros vibrantes de educación, cultura y aprendizaje que fomentan la participación ciudadana. Este enfoque recalca el papel vital de las bibliotecas en el enriquecimiento y desarrollo comunitario.

«Las bibliotecas ya no son un contenedor de libros, son otra cosa: son unos centros vivos y activos de la educación, de la cultura, del aprendizaje, y sobre todo de la participación ciudadana»

4. La biblioteca como un espacio inclusivo y accesible

Las bibliotecas emergen como corazones culturales de las comunidades, ofreciendo un espacio inclusivo donde todos pueden acceder al conocimiento y la cultura. Sobrino destaca su importancia en difundir las grandes ideas de la humanidad, reafirmando su papel como espacios de aprendizaje y descubrimiento.

«Una biblioteca es ante todo un punto de encuentro, un lugar vivo, un lugar en el que suceden muchas cosas y en el que suceden muchas cosas en torno a los libros y la cultura. Una biblioteca es el corazón cultural de un barrio, de un municipio. Es la casa encendida de los libros. Guarda, conserva y difunde lo mejor que ha pensado, que ha soñado, la humanidad a lo largo de toda la historia»

5. El valor de la relectura

La relectura revela cómo nuestra evolución personal transforma nuestra comprensión de los textos. Sobrino anima a abrazar este proceso de descubrimiento continuo, donde los libros dialogan de manera diferente con nosotros en cada lectura, ofreciendo lecciones y mensajes nuevos.

«Cuando cambias tú, cambia todo. El libro te cambia completamente. Si lo has leído en una época, y luego vuelves a encontrarte ese libro mucho más tarde, has vivido otras experiencias, la vida te ha llevado por otros derroteros, y cosas que te estaba contando el libro, ahora no las ves, y al contrario. Algo que estaba silenciado, te está llamando, te lo está diciendo en esa segunda lectura»

6. La función social de las bibliotecas y la lectura

Las bibliotecas juegan un rol esencial en promover la inclusión y el acceso equitativo a la cultura, especialmente para colectivos vulnerables. Sobrino subraya su función como agentes de cambio social, trabajando para derribar barreras culturales y asegurar que el conocimiento sea accesible para todos.

«Desde una biblioteca trabajamos para todos los públicos, obviamente, pero ponemos un énfasis, un hincapié, en aquellos colectivos más vulnerables que todavía hoy día tienen un acceso más difícil a la cultura»

7. La biblioteca como un agente de cambio y mejora en la calidad de vida

Sobrino ve a las bibliotecas como servicios esenciales que unen a las comunidades y promueven la participación ciudadana. Su papel va más allá del préstamo de libros, convirtiéndose en espacios que fomentan el bienestar comunitario y el desarrollo personal.

«Creo que una biblioteca es un servicio esencial. Son fundamentales para tejer comunidad y son instituciones de participación ciudadana que vertebran la sociedad civil»

8. El impacto transformador de la lectura y las bibliotecas

Trabajar en bibliotecas ha enseñado a Sobrino a «leer la vida y vivir los libros», destacando el impacto transformador de la lectura. Los libros se convierten en aliados en nuestro desarrollo personal, cambiando nuestra forma de ver el mundo y a nosotros mismos.

«A mí lo que me ha enseñado el trabajo en una biblioteca durante estos años es a leer la vida y a vivir los libros»

9. La lectura como herramienta de empoderamiento y libertad

La lectura es clave para el desarrollo del pensamiento crítico, empoderando a las personas con conocimiento y libertad. Sobrino enfatiza cómo este proceso nos transforma en una comunidad más consciente y participativa, capaz de influir en nuestra sociedad.

«La lectura es fundamental como herramienta para generar un pensamiento crítico. Sin lectura no hay pensamiento crítico y es fundamental para ejercer… porque la lectura lo que te da es conocimiento, y el conocimiento lo que te da es libertad, y al final la libertad es lo que te empodera»

10. El papel cambiante de las bibliotecas y los bibliotecarios

Las bibliotecas, descritas como «palacios del pueblo», aseguran el acceso universal al conocimiento y la cultura. Sobrino resalta su importancia como instituciones democráticas que empoderan a las comunidades, facilitando el aprendizaje continuo y la participación activa en la vida cívica.

«Las bibliotecas configuran la sociedad civil y en palabras del sociólogo Eric Klinenberg: “Las bibliotecas son los palacios del pueblo”, por esa majestuosidad de todo lo que tienen dentro, y accesibles a todas las personas»