Existen tantos argumentos a favor (como en contra) para leer libros en papel como para leer libros electrónicos. Leer siempre es beneficioso independientemente del formato en el que se haga. Da igual que lees en papel o que leas en electrónico… lo importante es que te sirva la lectura y que llegues a disfrutar de ella sin pararte a pensar en el formato en el cual está plasmado el contenido.

Entre los beneficios de los libros electrónicos se pueden encontrar:

  • El espacio que ocupan es en MB y no en estanterías.
  • No te pesarán en la cartera o en el bolso
  • La tecnología le ayuda.
  • Su bajo precio.
  • Su disponibilidad inmediata.
  • La conectividad con el texto y con el mundo.
  • La sincronización de las lecturas.
  • Las anotaciones y marcas.
  • Adaptación tipográfica.
  • Dejar que descubran por ti tus próximas lecturas.