Hablar de la web 2.0 significa hablar de los medios sociales y de todo lo que estos conllevan. Los medios sociales nos han dado una vida social extra, una vida de relaciones e interacción con las personas y organizaciones usuarias de Internet. Los medios sociales nos han traído plataformas de generación, compartimiento, relación y difusión de contenidos de una manera rápida, fácil y, en la mayoría de los casos, gratuita.

La llegada de los medios sociales ha supuesto para la sociedad una nueva vía de escape y comunicación de una manera más rápida y dinámica. Ahora las personas tienen más fácil poder relacionarse con otras personas y con otras organizaciones, al igual que las organizaciones lo tienen más fácil para llegar a ese público que está ahí detrás de la pantalla y que está cambiando las formas en las cuales las pequeñas o grandes instituciones se comportan en su ámbito comunicativo. No importan fronteras, no importan horarios… Internet y los medios sociales siempre están despiertos y nunca descansan. Lo únicamente necesario para estar conectado al mundo es tener un dispositivo (ordenador, portátil, tablet, smartphone, Smart TV, videoconsola…) y una conexión a Internet.

La velocidad en las comunicaciones es la clave del éxito. Lo que prima sobre todo es la velocidad con la que se pueden comunicar las personas o la facilidad que existe para la creación de contenidos y poder compartir estos a través de las redes.