Bibliotecarios ante el emprendimiento y la innovación en sus bibliotecas

21 marzo, 2017 at 10:02

Las bibliotecas no cambiarían ni evolucionarían si no fuese por el trabajo de sus profesionales. Bibliotecarios comprometidos, en su mayoría, con su trabajo y con la comunidad de usuarios a la que sirven. Y es que las bibliotecas no podrían llegar a innovar si no contase con bibliotecarios dispuestos a asumir la transformación y el cambio. Bibliotecarios que tratan, en la medida de lo posible, de ofrecer un plus a sus comunidades y que van abriendo nuevos caminos a explorar.

Las bibliotecas deben innovar y adaptarse a su comunidad para seguir siendo útiles

Sin duda que son las bibliotecas las que se tienen que adaptar a la sociedad y no esperar a que sea la sociedad la que se adapte a las bibliotecas. Es algo que venimos viendo desde hace muchísimo tiempo: ADAPTACIÓN al entorno. También es verdad que no solamente pasa en el mundo de las bibliotecas. Cualquier organización que quiera seguir siendo ÚTIL y NECESARIA se tiene que adaptar e INNOVAR para seguir llamando la atención de su COMUNIDAD. En resumidas cuentas, las bibliotecas deben innovar y adaptarse a su comunidad para seguir siendo útiles y necesarias.

Y es que las bibliotecas precisan de bibliotecarios que trabajen por el bien de ellas y que emprendan desde dentro las acciones que crean necesarias para seguir siendo necesarias, útiles y aumentar el uso de sus servicios. Bibliotecas que se nutren del emprendimiento interno (INprendimiento) y de las competencias y habilidades ligadas a la innovación de sus bibliotecarios.

El personal bibliotecario es el motor y el corazón de las bibliotecas

10 mayo, 2016 at 10:08

Alguna vez te has preguntado cómo sería la vida sin bibliotecas… y sin bibliotecarios/as. La verdad es que yo nunca me lo había preguntado, pero… ¿cómo sería el mundo? La respuesta es complicada y tiende a acercarse a la misma dificultad de responder sobre el futuro de las bibliotecas.

Está claro que sería un mundo en el cual habría un mayor caos informativo. Un mundo en el cual no habría lucha ni defensa por el acceso a la información y a las nuevas tecnologías de manera gratuita. Un mundo en el cual el dinero sería la puerta de acceso a libros y documentos que controlarían unos cuantos privilegiados. Sin lugar a dudas que sería un mundo lleno de personas sin libertades ni opiniones. Así que solamente puedo decir que menos mal que existen las bibliotecas.

Los bibliotecarios son el motor y el corazón de las bibliotecas

Bibliotecas que luchan por ser espacios democráticos al alcance de todo el público sin importar la edad, la raza, el nivel económico o género. Bibliotecas que ofrecen libre acceso a la información, la tecnología, herramientas y resto de recursos que ponen a disposición de las personas. Bibliotecas que forman, que apoyan, que participan, que estimulan, que escuchan, que comparten, que crean… Bibliotecas, al fin y al cabo, que son como las conocemos hoy en día. Bibliotecas, ¡menos mal que existís!

El personal bibliotecario trabaja y lucha por el bien de las bibliotecas

Bibliotecas que se adaptan con el paso del tiempo gracias a los profesionales que trabajan en ellas y que han visto que la única manera de subsistir es acompañando y trabajando para las personas en lugar de ser almacenes de colecciones. Bibliotecarios y bibliotecarias que, sin lugar a dudas, son el motor y el corazón de las bibliotecas.

Personal bibliotecario que tiene identificadas sus debilidades y amenazas; que trabajan duramente para minimizarlas y hacer de la escasez una virtud. Personal bibliotecario que también sabe muy bien cuales son sus fortalezas y oportunidades, y que tratan de sacarles en todo momento el máximo partido. ¿Y todo esto para qué?… pues para no fallar a sus usuarios… e incluso a los que están por venir y que todavía no lo saben.

Bibliotecarios que caminan solos en sus bibliotecas

12 enero, 2016 at 10:13

No son pocos los bibliotecarios y bibliotecarias que trabajan solos en sus respectivas bibliotecas. Bibliotecas de centros especializados, de pequeñas localidades, de empresas, bibliotecas móviles… Estas son las principales bibliotecas que tienen a sus mandos a un bibliotecario solo (solo librarian en inglés).

Si dos palabras les tuviesen que definir serían multitarea y camaleones. La primera por ser los encargados de hacer todas las funciones que de una biblioteca se espera y la segunda por su poder de adaptación según lo requiere cada momento. Son profesionales que tienen por bandera tanto la planificación como la improvisación para el buen funcionamiento y desarrollo de la biblioteca. Por lo general suelen ser personas organizadas, que gestionan muy bien el tiempo y que conectan con las personas.

Bibliotecarios que caminan solos en sus bibliotecas

Como desventajas se puede citar que:

  • Son los únicos responsables de los fracasos, además de los únicos que tienen que hacer frente a los problemas y desafíos de la biblioteca.
  • Luchan en solitario para sacar adelante la biblioteca y mostrar su utilidad e importancia.
  • Realizar actividades nuevas puede que se coma todo el tiempo de otras tareas a realizar.
  • Pueden caer en el aislamiento profesional.
  • El estrés puede estar muy presente en su día a día.

Como ventajas se puede citar que:

  • Disfrutan al máximo de los éxitos. Además los comparten y se sienten muy orgullosos de ellos.
  • Son bibliotecarios independientes que buscan el calor de sus usuarios y de su comunidad. Tanto offline como online.
  • Crean sus propios métodos de trabajo, eliminando (incluso) las tareas menos necesarias o que menos aportan para dar ese tiempo a otras tareas o a nuevas tareas.
  • Son sus propios supervisores y se marcan sus propios horarios para realizar cada tarea.
  • Tienen poder e influencia en la biblioteca.
  • Su desarrollo profesional crece de manera exponencial al tener que encargarse ellos mismos de todos los campos y funciones de la biblioteca.
  • Son personas motivadas, responsables, eficaces y eficientes. Hacen una muy buena gestión del tiempo.

Las bibliotecas se contagian de los números 1 musicales

21 abril, 2015 at 10:17

Youtube puede llegar a dar muchísimo juego en el mundo de las bibliotecas (o cualquier otra plataforma de reproducción de vídeos). Puede servir para hacer videotutoriales de utilización de servicios, mostrar las instalaciones de la biblioteca, realizar retransmisiones en directo de actividades, difundir noticias y buenas prácticas en la biblioteca, mostrar el lado humano de las bibliotecas (sus trabajadores y usuarios), responder a dudas comunes de los usuarios… y, como no, dar rienda suelta a la creatividad y originalidad.

Eso sí, no es una tarea fácil. Todo esto requiere tiempo (bien escaso en el mundo de las bibliotecas), recursos humanos (gente que quiera hacer este tipo de cosas), recursos materiales (cámaras, programas de edición…), consentimiento en el uso de espacios, conocimientos en grabación de vídeos y su posterior edición, tener una mente creativa y no tener miedo a asumir retos distintos a los que se está acostumbrado.

En resumen, puede quedar todo muy bien y llamar la atención de los usuarios… pero cuidado, te llevará tiempo y mucha dedicación.

Videoclip biblioteca

He de confesar que soy muy fan de las canciones del momento (no de todas, de algunas)… casi al mismo nivel que del mundo de las bibliotecas. Así que cuando se juntan canciones del momento + bibliotecas no puedo dejar de plasmarlo en el blog para compartirlo con todos vosotros y para dejar constancia del esfuerzo y dedicación que hacen las bibliotecas con este tipo de actividades de difusión.

Ya en anteriores ocasiones he hablado del mítico Librarians Do Gaga, del Gangnam Style, de Happy… pues hoy toca el turno de traer a Taylor Swift, Bruno Mars y Megan Trainor.

Con motivo de la celebración de la Semana Nacional de las Bibliotecas en EE.UU., la Topeka and Shawnee County Public Library ha realizado el magnífico vídeo CheckItOut rehaciendo la letra de Shake It Off de Taylor Swift. El objetivo de este vídeo, tal y como comenta David Lee King (bibliotecario de allí), es promocionar la biblioteca y conseguir que la gente vea como es la biblioteca.

Cada ciudadano paga 32 euros de impuestos al año para bibliotecas

7 agosto, 2014 at 10:56

En esta vida o cuantificas lo que cuesta y vale un servicio público o date por muerto por esa falsa creencia de la gratuidad al ir al médico o a una biblioteca, por ejemplo. Como son datos que la gran mayoría de los ciudadanos puede ignorar es muy fácil decidir hacer recortes (hablando ya del caso de las bibliotecas) en sus presupuestos, eso sí… no hay que esperar que con los recortes se ofrezca el mismo o mejor servicio. Según el INE (dato recogido en el estudio de Fesabid que se menciona en este post), cada ciudadano paga anualmente unos 32 euros en impuestos para mantener la red de bibliotecas y sus servicios.

Todo recorte tiene su repercusión (negativa) y de eso Glòria Pérez-Salmerón hablará el próximo 20 de agosto en el congreso que la IFLA celebrará en Lyon. Ya podéis echarle un vistazo a su paper «Bibliotecarios ante la crisis: ACCION». En él trata de mostrar como las bibliotecas, a pesar de la crisis y los recortes, son organizaciones más que rentables, defendiendo que son una inversión y no un gasto.

La preocupación sobre cómo la crisis financiera ha afectado al funcionamiento de las bibliotecas en España en los últimos años ha impulsado la reacción del sector bibliotecario además de evaluar con rigor los resultados de sus servicios con una amplía gama de indicadores – como por ejemplo los obtenidos sobre el desarrollo de las colecciones y el número de usuarios de las bibliotecas – a efectuar estudios sociológicos y obtener herramientas que evidencian el valor social de la biblioteca. Se han empleado dos metodologías para demostrar que las bibliotecas contribuyen a una economía competitiva y para proporcionar a bibliotecarios y gestores de los servicios bibliotecarios y de información argumentos para defender que las bibliotecas son una inversión y no un gasto; y también su posicionamiento frente a la competencia de otros sectores.

Sin embargo, como sabemos, la crisis financiera puede resolverse si reaccionamos con bravura, pero otras cuestiones en torno a la incertidumbre sobre la lectura electrónica y los derechos de autor en las bibliotecas podrían convertirse en una verdadera crisis si los bibliotecarios no actuamos con rapidez.

Tax Service by Thomas Hawk

Tax Service by Thomas Hawk

Entre 2008 y 2012 la reducción presupuestaría en las bibliotecas públicas de España (las cuales suponían el 62,9% de todas las bibliotecas) fue del 35,9% y tuvieron una disminución del 43,6% en las adquisiciones de las colecciones. Hecho que también se vio reflejado en la reducción media de empleados en las bibliotecas, siendo tal reducción de una persona por cada cinco de la plantilla. Así que nos encontramos con un periodo de pobres colecciones y baja moral entre el personal de las bibliotecas.

Si las bibliotecas fuesen empresas no quedaría más que pensar en su más que probable cierre ante tales datos y al ver que el futuro cercano no es muy alentador… pero tales cifras no hacen doblegar las fuerzas de las bibliotecas y son muchas las que ven las otras cifras. Otras cifras que muestran como se ha producido un aumento del número de visitantes y usuarios en las bibliotecas… a pesar de todo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies