Motivos por los cuales las bibliotecas pueden enseñar músculo

23 febrero, 2016 at 10:01

Se puede decir que las bibliotecas gozan de buena salud. Una buena salud relativa (siempre todo es relativo) a pesar de todo por lo que han pasado y todo lo que les queda por pasar. Y como en todo en la vida, ya sabéis, algunas bibliotecas gozan de mejor salud que otras… y es que llegados a una edad todo son achaques.

Puede que los años de una salud espléndida no lleguen nunca más o tarden muchísimo en llegar. Pero si una organización goza de salud para reponerse de los malos momentos sin duda que en la cabeza tendría que estar la biblioteca. Reponerse de los malos momentos o acostumbrarse a los nuevos tiempos. Más bien las dos cosas.

Algunos motivos por los cuales las bibliotecas pueden enseñar músculo

Pensad en todo por lo que han pasado las bibliotecas años atrás y en la posición que están ahora. Seguro que en algo (o en mucho) han mejorado. Incluso de esa buena salud (recordad: relativa) se le empieza a notar el músculo conseguido por el trabajo duro diario.

Sin duda que ha llegado el momento de presumir de ello. Presumir de la buena salud y empezar a enseñar el músculo para potenciar aún más a la biblioteca y convertirse, más aún si cabe, en el servicio imprescindible para las personas.

Antes de enseñar hace falta sentirse motivado para hacerlo

En muchas ocasiones es necesario un empujón para crecer… y la motivación siempre es importante. Motivación por el trabajo bien hecho, motivación por las felicitaciones recibidas, motivación por las estadísticas conseguidas, motivación por una cosa, motivación por esta otra. La motivación nos mueve.

Y esa motivación hay que canalizarla hacia los compañeros de la biblioteca (disposición a asumir cambios), hacia los usuarios de la biblioteca y hacia los órganos de gobierno (los de arriba) de los cuales depende la biblioteca.

La motivación hacia los compañeros y hacia los usuarios es muy importante ya que son con los cuales pasaremos “el resto de nuestros días”. Pero, ¿y la motivación a los de arriba? ¿Cómo hacerla?… Pues tampoco es fácil el asunto… pero si con los compañeros y usuarios pasaremos el resto de nuestros días, con los de arriba nos jugamos nuestra vida.

Es hora de mostrar la buena salud y músculo

Nuestros compañeros y usuarios ya conocen cómo funciona la biblioteca y lo que pueden esperar de ella. Pero, ¿y los de arriba conocen la salud de las bibliotecas? ¿Saben todo lo que hacen? ¿Saben por qué se sienten fuertes?… Quizás la respuesta sea que no… y sin duda que ha llegado la hora de hacérselo saber.

No estoy diciendo que haya que asaltar el ayuntamiento de turno o al órgano superior competente de la biblioteca para decirle todas las maravillas que hacen las bibliotecas o mostrarles los excelentes datos conseguidos. Más que nada porque si va directamente a ellos lo más probable es que no hagan ni caso o diga que todas las instituciones de tal ciudad o centro de estudios hacen cosas. Lo que propongo es llegar a ellos a través de otros medios.

Medios entre los cuales no entran los medios sociales y de difusión de las bibliotecas (y que sin duda tendrían que seguir los de arriba). Hablo de medios en los cuales ellos puedan vanagloriarse de lo mucho que hacen por sus bibliotecas. Medios como periódicos, televisiones y radios locales (los mass media). Así que bibliotecas, bibliotecarias y bibliotecarios hay que hacerse amigo de los periodistas… o por lo menos tener contactos a los cuales poderle mandar de vez en cuando alguna nota de prensa a publicar en los medios de tirada local, provincial, autonómica o nacional.

Algunos motivos por los cuales las bibliotecas pueden enseñar músculo

No son pocos los motivos por los cuales las bibliotecas, su personal y sus usuarios (y no usuarios) se tienen que sentir orgullosos. Orgullo que hay que transmitir a los que toman decisiones. Hay que hacerles partícipes de los éxitos (más que de los fracasos). Hay que motivar a los de arriba para que sean unos claros defensores de las bibliotecas y saquen las uñas y dientes por ellas.

Algunos de los motivos por las cuales las bibliotecas pueden enseñar músculos son:

  • La necesidad social. Son espacios y servicios democráticos al alcance de todos los públicos, edades, razas, niveles económicos y de conocimientos… Libre acceso a la información, tecnología, herramientas y resto de recursos y servicios puestos a disposición de los usuarios… Lugares de aprendizaje, estimulación de la curiosidad y de la creatividad que invitan al desarrollo y la obtención de ideas y su puesta en marcha… Lugar de evasión, unión, disfrute, lectura, escucha y para compartir con el resto de personas…
  • Los números hablan por sí solos. Hay un total de 21,81 millones de personas socias de bibliotecas… o lo que es lo mismo, el 47% de los españoles es socio de alguna biblioteca. Si estos números se quedan cortos simplemente hay que recordar los 206,95 millones de visitas presenciales recibidas o los 74,46 millones de préstamos realizados. [Y ya si se quiere entrar en comparaciones… ]
  • El personal de biblioteca está más que preparado para casi todo. Porque ser bibliotecario/a es ejercer una única profesión pero con funciones de lo más variopintas. Estos profesionales tienen que estar preparados para todo tipo de situaciones.
  • Las bibliotecas se han adaptado a los tiempos y no se han quedado únicamente el ser guardianes de libros. De hecho cada vez más bibliotecas están ofreciendo otros tipos de servicios para sus usuarios y están incluyendo cosas que nunca pensarías que se podrían prestar en bibliotecas.
  • Los usuarios (e incluso no usuarios) tienen muy buena valoración de las bibliotecas. Por poner algunos ejemplos: Las bibliotecas del País Vasco son valoradas con un 7,7 y las del Ayuntamiento de Madrid con un 8,57.
  • El Retorno de la Inversión (ROI) es inmejorable. Cada 1 euro que se invierte en bibliotecas da un retorno de 2,80 euros a la sociedad. Además, las bibliotecas, atraen el consumo a comercios cercanos.

Para terminar…

Ahora bien, y ya para terminar, no me digáis que no son datos como para no presumir de ellos.

  1. Las bibliotecas son servicios de acceso libre y gratuito que tienen un retorno de la inversión que ya lo querrían para sí muchas empresas.
  2. Las bibliotecas son muy utilizadas y muy bien valoradas tanto por usuarios como por no usuarios.
  3. Las bibliotecas cuentan con profesionales que están siempre en constante adaptación… se están haciendo inmunes a casi todo.
  4. Las bibliotecas están yendo más allá de los libros para ofrecer todo tipo de servicios para acercarse y adaptarse a la sociedad.

Si no son datos y hechos por los cuales los de arriba se tienen que sentir orgullosos y luchar a favor de las bibliotecas es que algo falla… y no son las bibliotecas.

Imagen superior cortesía de Shutterstock

JuliánMarquina

Community Manager de Baratz-Servicios de Teledocumentación, donde me encargo de la gestión, comunicación y dinamización de las redes sociales de la empresa así como de buscar nuevas líneas de comunicación y participación. Escritor del libro: Plan Social Media y Community Manager y del Informe APEI: Bibliotecas ante el siglo XXI: nuevos medios y caminos. Director de RecBib – Recursos Bibliotecarios y creador y fundador de las plataformas de blogs del sector de la Información y Documentación: BiblogTecarios e InfoTecarios. Desde hace unos años conferenciante y profesor de temas relacionados con el tema del social media, el community manager y las bibliotecas. Diplomado en Biblioteconomía y Documentación y licenciado en Documentación por la Universidad Carlos III de Madrid. Miembro del Consejo Editorial del Anuario ThinkEPI, profesor colaborador en la UOC…

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTube