No muchas bibliotecas aprovechan el potencial de Whatsapp

1 marzo, 2016 at 10:13

No son muchas las bibliotecas que ofrecen Whatsapp como vía de comunicación con sus usuarios. A través de Google solamente logré encontrar a nueve bibliotecas, en su mayoría universitarias. Parece ser que todavía el potencial de Whatsapp no ha llegado a calar dentro de las bibliotecas para estar más cerca y más en contacto con sus usuarios. O peor aún, les encantaría usar dicho servicio pero no tienen ni medios, ni recursos suficientes como para ponerlo en marcha.

Las bibliotecas tardan menos de una hora en contestar a través de Whatsapp

Y es que hace unas semanas me puse en contacto con esas nueve bibliotecas a través de su servicio de Whatsapp para ver si podían contestar una serie de preguntas (un total de 17 preguntas sencillas). De esas nueve bibliotecas me contestaron ocho y de esas ocho solamente contestaron a las preguntas siete. El tiempo que tardaron en contestar dicha petición fue de 1 minuto por parte de la Biblioteca de la Universidad de Cantabria a 3 horas y 27 minutos la Biblioteca de la Universidad de Cádiz. El resto de bibliotecas (Biblioteca de la Universidad Autónoma de Madrid, Biblioteca de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Biblioteca Insular de Gran Canaria y la Biblioteca de la Universitat de Girona (de sus tres campus contestaron dos de manera conjunta y otro de manera individual [Campus Barri Vell]) contestaron entre los 2 y los 37 minutos.

Servicio de Whatsapp utilizado en la mayoría de las bibliotecas para ofrecer información sobre servicios y actividades (los usuarios lo utilizan más para saber horarios y préstamos y devoluciones). La difusión principal del servicio ser realiza por las redes sociales y en la propia página web de la biblioteca… pero hay quien incluso pone lonas publicitarias en estaciones de metro. ¡Genial! Las bibliotecas califican su experiencia con Whatsapp como buena (71,4%) y muy buena (28,6%). Por cierto, servicio con unas cuantas anécdotas a sus espaldas.

El uso de Whatsapp en la biblioteca¿Utilizarías Whatsapp en la estrategia de comunicación de tu biblioteca?
La comunicación en las bibliotecas avanza a tal ritmo que hablar de Whatsapp en ellas parece un tema del pasado. Y no porque todas las bibliotecas estén ofertando esta nueva vía de comunicación a sus usuarios, ya que se pueden contar con los dedos de las manos las bibliotecas que lo utilizan, sino porque ya hay mucho escrito sobre este servicio en relación con las bibliotecas.

Las principales funciones y servicios de la biblioteca del siglo XXI

7 abril, 2015 at 9:09

Las bibliotecas han cambiado muchísimo si miramos 20 años atrás. La biblioteca de principios del siglo XXI ya poco tiene que ver con la biblioteca de finales del XX, salvo por sus principales funciones: préstamos, consultas y estudio. Quizás no solo las bibliotecas han cambiado, sino también la sociedad y resto de organizaciones. Nos hemos vuelto más globales, sin perder de vista lo “local”. La tecnología nos ha engullido sin preguntarnos antes si queríamos formar parte de ella. El uso de Internet y las redes sociales han abierto las bibliotecas a un público más amplio y variado que ni siquiera se acercaba a la biblioteca porque pensaba que iba de otra cosa. En definitiva, las bibliotecas han cambiado porque ha cambiado, principalmente, la sociedad y ha habido una necesidad de adaptación de servicios, funciones y actividades a los nuevos tiempos.

Gracias a la infografía creada por la California State Library (y que descubrí gracias a Ebook Friendly) se puede observar que las principales funciones que las bibliotecas desempeñan en su comunidad tienen que ver con el acceso, la colección (recolección), la conexión, el descubrimiento y la creación.

21st century library infographic (by California State Library)

21st century library infographic (by California State Library)

Las bibliotecas públicas son espacios dedicados a la democracia y creen firmemente que los ciudadanos informados crean comunidades e individuos de éxito. Las bibliotecas garantizan el acceso al material y al mundo digital.

Las bibliotecas públicas recogen y reúnen nuestra memoria local y nacional para que las generaciones del hoy y del mañana tengan un contexto del mundo en el que viven.

Las bibliotecas públicas son centros de comunicación en la comunidad, que conectan a las personas, lugares e ideas para construir lugares fuertes.

Las bibliotecas públicas apoyan el descubrimiento de la información e ideas que conduzcan al aprendizaje, la innovación y el crecimiento dentro de la comunidad.

Las bibliotecas públicas son lugares que ayudan a la comunidad a convertirse en creadores de contenidos.

Un libro electrónico no es un libro, es un servicio electrónico

10 marzo, 2015 at 10:09

Así lo ha hecho saber el Tribunal de Justicia de la Unión Europea al obligar tanto a Francia como a Luxemburgo a subir el IVA reducido que venían aplicando desde el 1 de enero de 2012 a los libros en formato electrónico. Francia aplicaba a los libros en formato electrónico un IVA reducido del 5,5%, mientras que Luxemburgo aplicaba un 3%, inferior al 5% que la Directiva IVA de la Unión Europea propone para el IVA reducido.

Con esta subida del IVA sobre los libros electrónicos, Francia pasará a pagar un 14,5% más de IVA (20%) y Luxemburgo un 14% más de IVA (17%). Traducido en términos económicos significa que si antes por un libro electrónico de 12 euros Francia pagaba de IVA 0,66 euros, ahora pasaría a pagar 2,4 euros. Mientras, en Luxemburgo por ese mismo libro electrónico se pagaba de IVA 0,36 euros, ahora pasaría a pagar 2,04 euros. [Como apunte señalar que en España se aplica el IVA reducido a los libros en formato papel (4%), mientras que el IVA para los libros electrónicos es del 21%]

Un libro en papel no es lo mismo que un libro electrónico

Un libro en papel no es lo mismo que un libro electrónico

Según dice la propia nota de prensa del TJUE “Francia y Luxemburgo no pueden aplicar un tipo reducido del IVA a la distribución de libros electrónicos, a diferencia de lo que ocurre con los libros en papel”. Con lo que se deja clara la diferencia entre libro en papel y libro electrónico. Que aunque los dos sean “libros” no son lo mismo por el soporte que los contiene.

El concepto de libro electrónico (o digital) objeto de estos asuntos abarca tanto los libros distribuidos a título oneroso mediante descarga o visionado en línea (streaming) desde un sitio de Internet, como los libros de formato electrónico que pueden consultarse en un ordenador, un teléfono inteligente, un lector de libros electrónicos o cualquier otro sistema de lectura.

Comenta la sentencia que el IVA reducido únicamente se aplicará a las entregas de bienes y a las prestaciones de servicios en cualquier medio de soporte físico. Menciona que para leerse los libros electrónicos es necesario un soporte físico (ordenador, eReader, smartphone…) pero que estos soportes no están incluidos en la distribución de libros electrónicos y que por eso no se les aplicará el IVA reducido.

Las 15 situaciones que más estrés causa a los bibliotecarios

5 marzo, 2015 at 7:50

La vida del bibliotecario es una vida tranquila y sedentaria. Sin muchos sobresaltos y con mucho tiempo para pensar en el ocio y en la familia (sip, también tienen de eso). Lo único que hace es leer todos los libros de la biblioteca y colocarlos en sus estanterías. De vez en cuando viene alguien a quien se le manda callar para seguir en su paz interior y espiritual. De hecho, 1 de cada 2 británicos querría ser bibliotecario… seguro que para vivir en paz consigo mismo y no ver alterado su ritmo cardiaco o sus chakras.

Si no os habéis cansado ya de leer esta vida sedentaria y aburrida de los bibliotecarios, e incluso si no habéis cerrado está página con un cabreo monumental, he de deciros que estaba siendo irónico. ¿Y por qué?… pues porque cuando leo cosas como que la profesión del bibliotecario es de las menos estresantes o es que no conocen la actividad con la que tiene que lidiar un bibliotecario en su día a día o es que es resto de las profesiones son de lo peor.

La 3ª profesión menos estresante: El Bibliotecario: El entorno es relajado, silencioso y no tienen que enfrentarse, generalmente, a ninguna situación desagradable.

HELP!!!

HELP!!!

Los bibliotecarios, al igual que las personas, también tienen los problemas del estrés en cuanto a la muerte de un familiar o amigo, hacer una mudanza, casarse, divorciarse, tener un bebe, enfermedades, perder el trabajo… “Vale, este estrés lo puede padecer cualquier persona y en la vida laboral el bibliotecario no hay estrés que valga”, pensarán algunos.

Pues en este post voy a mostrar algunas de las situaciones más estresantes a las cuales se enfrenta un bibliotecario ejerciendo su profesión. Quiero agradecer a Mario Aguilera que me pusiese en alerta con este tema y a mis colegas bibliotecarios del Facebook por decirme cuales son las causas que más estrés les originan.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies