Los 6 pilares esenciales que hacen que las bibliotecas funcionen

7 junio, 2016 at 10:11

No nos damos cuenta de los cambios en las bibliotecas hasta que no pasan unos cuantos años y volvemos la cabeza hacia atrás. Es ahí cuando vemos que esa adaptación y evolución, de la que tanto se habla, es una realidad latente en el mundo bibliotecario. Y es que las bibliotecas están tan hechas a esos cambios que hace que cualquier novedad de ahora dentro de diez años se vea como algo del pasado (e incluso puede que abandonada u obsoleta) o como algo que se ha asimilado y adoptado hasta convertirla en algo imprescindible.

En una biblioteca todo evoluciona. Evoluciona el usuario que requiere nuevos servicios y productos en la biblioteca. Evoluciona el bibliotecario/a para adaptarse a ese nuevo usuario. Evoluciona la colección para convertirse cada vez más en algo evaporable en lo que importa es el aquí y el ahora. Evoluciona el espacio para convertir a la biblioteca en un lugar cómodo y agradable en el cual el usuario quiera pasar su tiempo. Evoluciona la tecnología a pasos agigantados y la biblioteca trata, como bien puede, de ofrecer las últimas novedades y utilidades. Y hay cambios en los presupuestos (más bien involuciona el presupuesto) que hace que las bibliotecas se tengan que adaptar a lo poco que hay.

Las bibliotecas tienen que lidiar con necesidades del ayer, del hoy y del mañana

Y aunque todavía queden usuarios, bibliotecarios/as, colecciones, espacios y tecnologías en las bibliotecas sin evolucionar (o que van unos escalones por detrás en esta evolución) son estos los puntos claves y esenciales para que una biblioteca funcione, a los cuales habría que sumar el presupuesto (y nunca restar).

Ahora bien, las bibliotecas de hoy en día se encuentran con usuarios que requieren más de lo que se les puede dar y usuarios que requieren lo esencial. Bibliotecarios/as implicados con los cambios y la adaptación y bibliotecarios/as que no dan más de sí y les ahoga el día a día. Colecciones que crecen en algunas bibliotecas y colecciones que se mantienen en otras. Espacios reorganizados con espacios sin posibilidades de cambio. La nueva tecnología con la tecnología del siglo pasado. En definitiva, bibliotecas que tienen que lidiar con necesidades del ayer, del hoy y del mañana.

Sube ligeramente el presupuesto para archivos y bibliotecas en 2016, pero…

4 agosto, 2015 at 13:59

Sí, así es, sube ligeramente el presupuesto para archivos y bibliotecas asignados en los Presupuestos Generales del Estado 2016, pero hay que leer la letra pequeña y mirarlos con lupa. La subida es ligera (muy muy ligera), donde las bibliotecas  han pasado de tener un presupuesto asignado en 2015 de 42,64 millones de euros a 43,55 millones en 2016 (+0,91) y los archivos han pasado de tener un presupuesto en 2015 de 25,55 millones de euros a 26,94 millones en 2016 (+1,39).

Bueno, tampoco es para tirar cohetes… pero algo es algo (en el caso de que llegue a considerarse algo). Aunque aún sigue siendo muy poco y no tiene nada que ver con las cifras del 2009 en el cual el presupuesto para bibliotecas era de 106,91 millones de euros y 65,7 millones de euros para archivos.

sarcasmo con los PGE2016

Bien es cierto que, del total de los presupuestos asignados a cultura los archivos siguen teniendo un 3,4% del mismo (igual que en el año 2015 y 0,3% menos que en el año 2014) y las bibliotecas tienen un total del 5,4% (0,3% menos que en el año 2015 y 0,6% menos en el año 2014). Lo que quiere decir, que a la cultura se le da más presupuesto (un 7,3% más que en 2015), pero a los archivos y bibliotecas se les mantiene el porcentaje del total o se les disminuye. De ahí lo de leer la letra pequeña… [por no hablar del canon de las bibliotecas (aprobado hace un año), de que los libros electrónicos en las bibliotecas son la mina de oro de las editoriales… cosas que no hacen más que sumarles gastos a los maltrechos presupuestos bibliotecarios].

Sin duda que el gran beneficiado ha sido la industria cinematográfica con un aumento de la asignación presupuestaria del 2,5%… o lo que es lo mismo: ha pasado de tener en 2015 50,69 millones de euros a tener 74,54 millones en 2016. Pero no hay que “culparles”… ellos no son los que mayor presupuesto tienen asignado dentro de la cultura. En la primera posición está el fomento y apoyo de las actividades deportivas con el 21,2% del presupuesto asignado (170,32 millones de euros), seguido de los museos con el 18,7% (150,22 millones de euros) y la administración del Patrimonio Histórico-Nacional con el 15,7% (126,10 millones de euros).

PGE2016 Cultura

Bibliotecas y archivos: cuesta abajo, sin frenos y sin dinero

1 octubre, 2014 at 11:01

Lo que pudiera parecer un perfecto titulo de una película, no es más que una pura realidad que las bibliotecas y archivos están viviendo en los últimos años en los presupuestos asignados en los Presupuestos Generales del Estado (PGE)… y lo peor de todo es que parece que no importa nada a los gobernantes, sean del color que sean, ya que la bajada de presupuestos parece ser ya la práctica habitual cada año que pasa.

Typical steep street in San Francisco by Javier Carcamo (user: javic)

Typical steep street in San Francisco by Javier Carcamo (user: javic)

Como se observa en el siguiente gráfico sobre los presupuestos asignados tanto a bibliotecas y archivos en los últimos años, el único año donde hubo una ligera subida fue en los PGE del año 2009. De ese año (2009) hasta los presupuestos aprobados para el año 2015 ha habido una caída libre del 60,11% menos para bibliotecas y del 61,57% menos para archivos.

PGE Archivos Bibliotecas

PGE Archivos Bibliotecas

Una caída de más de 6 por cada 10 euros que tenían asignados. Esto no le entra en la cabeza a nadie salvo que lo que se busque sea el cierre de estas organizaciones. Es imposible seguir haciendo lo mismo cuando no hay ni medios materiales ni humanos para hacerlos. Por favor señores gobernantes, despierten de este letargo, póngase las pilas y no busquen únicamente la foto en bibliotecas vacías y que nunca llegarán a ser útiles (ni abrirse) para los ciudadanos.

En los PGE del año 2009 las bibliotecas tenían asignado un presupuesto de 106,91 millones de euros y en los del 2015 estas instituciones tienen asignado un presupuesto de 42,65 millones de euros. Los archivos, como ya he comentado anteriormente, no van por distinto camino… en los PGE del 2009 tenían asignado un presupuesto de 65,7 millones de euros y que se han visto reducidos a 25,25 millones de euros en los del 2015.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies