Los 6 pilares esenciales que hacen que las bibliotecas funcionen

7 junio, 2016 at 10:11

No nos damos cuenta de los cambios en las bibliotecas hasta que no pasan unos cuantos años y volvemos la cabeza hacia atrás. Es ahí cuando vemos que esa adaptación y evolución, de la que tanto se habla, es una realidad latente en el mundo bibliotecario. Y es que las bibliotecas están tan hechas a esos cambios que hace que cualquier novedad de ahora dentro de diez años se vea como algo del pasado (e incluso puede que abandonada u obsoleta) o como algo que se ha asimilado y adoptado hasta convertirla en algo imprescindible.

En una biblioteca todo evoluciona. Evoluciona el usuario que requiere nuevos servicios y productos en la biblioteca. Evoluciona el bibliotecario/a para adaptarse a ese nuevo usuario. Evoluciona la colección para convertirse cada vez más en algo evaporable en lo que importa es el aquí y el ahora. Evoluciona el espacio para convertir a la biblioteca en un lugar cómodo y agradable en el cual el usuario quiera pasar su tiempo. Evoluciona la tecnología a pasos agigantados y la biblioteca trata, como bien puede, de ofrecer las últimas novedades y utilidades. Y hay cambios en los presupuestos (más bien involuciona el presupuesto) que hace que las bibliotecas se tengan que adaptar a lo poco que hay.

Las bibliotecas tienen que lidiar con necesidades del ayer, del hoy y del mañana

Y aunque todavía queden usuarios, bibliotecarios/as, colecciones, espacios y tecnologías en las bibliotecas sin evolucionar (o que van unos escalones por detrás en esta evolución) son estos los puntos claves y esenciales para que una biblioteca funcione, a los cuales habría que sumar el presupuesto (y nunca restar).

Ahora bien, las bibliotecas de hoy en día se encuentran con usuarios que requieren más de lo que se les puede dar y usuarios que requieren lo esencial. Bibliotecarios/as implicados con los cambios y la adaptación y bibliotecarios/as que no dan más de sí y les ahoga el día a día. Colecciones que crecen en algunas bibliotecas y colecciones que se mantienen en otras. Espacios reorganizados con espacios sin posibilidades de cambio. La nueva tecnología con la tecnología del siglo pasado. En definitiva, bibliotecas que tienen que lidiar con necesidades del ayer, del hoy y del mañana.

Si tuvieras 3 millones para las bibliotecas… ¿en qué los invertirías?

19 febrero, 2015 at 10:20

Si tuvieras que repartir 3 millones de dólares entre todas las bibliotecas del país, ¿cómo lo harías?… ¿Los repartirías a partes iguales a todas las bibliotecas para que pudiesen seguir con sus actividades y adquisiciones?… ¿O harías un concurso de buenas ideas (y proyectos factibles) aplicables a las bibliotecas y darías el dinero a los ganadores?… Siendo realista lo más fácil es repartirlo a partes iguales entre todas las bibliotecas, pero si lo que se busca es ir un poco más allá (de donde siempre se llega) montar un concurso de buenas ideas es una GENIAL IDEA.

Biblioteca proyectos

La Knight Foundation (Fundación que apoya las ideas para la transformación, la excelencia, el emprendimiento e innovación y el acceso a la información) lanzó en septiembre de 2014 el reto sobre cómo aprovechar las bibliotecas como una plataforma para construir comunidades con mayor conocimiento. Se buscaban proyectos (en EE.UU.) basados en el poder de transformación de las bibliotecas y su uso. A la convocatoria se presentaron un total de 676 trabajos y que giraban en torno a estos temas:

  • El movimiento maker: Las bibliotecas buscan crear espacios y programas que permitan invención y práctica en la educación.
  • La alfabetización informacional: De la alfabetización digital de datos y, a la formación oportuna sobre los problemas de privacidad, las bibliotecas pueden guiar a las comunidades a través de los complejos ecosistemas de información que dan forma a nuestra economía y la cultura.
  • Medios de comunicación y periodismo: De los espacios de creación de medios de comunicación a los archivos de noticias y medios de comunicación a los nuevos modelos de periodismo local, los campos de la biblioteca y el periodismo son consustanciales a través de sus valores compartidos de defensa de la verdad y el suministro de información.
  • Historia local: Las bibliotecas son un espacio dedicado a la preservación de los conocimientos locales; que están investigando cada vez más formas de usar las nuevas tecnologías para capturar y presentar información rica arraigada en el tiempo y lugar.
  • Abrir los datos: Muchas bibliotecas están explorando su papel en el movimiento de un gobierno abierto como depósitos potenciales de datos y recursos para una sociedad tecnóloga.
  • Biblioteca sin muros: Desde camiones a bicicletas, los profesionales de las bibliotecas están dispuestos a poner sus recursos en las ruedas y llevarlos donde sea necesario.
  • Transformación profesional: los profesionales de la biblioteca tienen un profundo orgullo por su profesión y están buscando oportunidades de educación e investigación para responder al cambio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies