El 0,2% de los usuarios de las bibliotecas quiere libros electrónicos… por ahora

//El 0,2% de los usuarios de las bibliotecas quiere libros electrónicos… por ahora

El 0,2% de los usuarios de las bibliotecas quiere libros electrónicos… por ahora

Aún es pronto para sacar conclusiones sobre el tema del préstamo digital a través de la plataforma eBiblio en España. La verdad es que es un servicio novedoso y que necesita un periodo de adaptación y asimilación por parte de los usuarios de las bibliotecas (también por parte de los bibliotecarios)… pero sus resultados no son del todo buenos en sus primeros cuatro meses de vida en la Comunidad de Madrid (y eso que la Comunidad de Madrid tiene los mejores datos del país y duplica los números con respecto a la siguiente Comunidad, que es Andalucía).

Usuaria biblioteca

Del total de socios de las bibliotecas de la Comunidad de Madrid, 2.689.906 (2014), solamente 5.546 (2014) usuarios se han sumado al préstamo digital… lo que supone que solamente el 0,2% de los socios de las bibliotecas de la Comunidad de Madrid se han interesado por este nuevo servicio. Cifra que es muy similar si se comparan el total de préstamos físicos, 7.000.000 (2014), y el total de préstamos digitales, 14.949 (2014),… solamente el préstamo de libros electrónicos supondría el 0,21% del total de préstamos físicos.

Y es que recientemente la Comunidad de Madrid ha hecho públicos los datos estadísticos de las bibliotecas de la región… y donde destacan que hay un total de 2.689.906 socios (4 de cada 10 madrileños son socios de bibliotecas públicas de la Comunidad de Madrid) repartidos entre las 226 bibliotecas existentes (47 en la capital y 154 en municipios [+ 13 bibliobuses + 12 bibliometros]). En 2014 hubo un total de 14 millones de visitantes y 7 millones de préstamos, lo que supone que por cada 2 visitantes a las bibliotecas de la Comunidad de Madrid en 2014 se realizó 1 préstamo. Para terminar hacer mención al porcentaje de lectores de la Comunidad de Madrid y que se sitúa en el 71,3%, que en 2014 hubo una inversión en adquisición de libros de 2 millones de euros (lo que supone una media de 8.850 euros por biblioteca en 2014) y que la ratio de libros por habitantes se sitúa en 1,2 volúmenes.

Volviendo al tema del libro digital y del préstamo digital en las bibliotecas, según los datos del Barómetro del CIS de diciembre de 2014 sobre la lectura en España destacar que el 84,7% de los lectores han oído hablar del libro electrónico (así que no es cuestión de desconocimiento), pero que el 66,3% de ellos nunca ha leído parcial o totalmente un libro en versión digital (así que puede ser cuestión de hábitos lectores y de preferencias). Aún hay un 45,3% de lectores que dice que es probable que lea un libro digital (aunque no menciona que dicho libro sea sacado de la biblioteca… tampoco de que sea comprado). Actualmente existe un 11,1% de lectores que hacen la mayoría de sus lecturas en digital.

No es excusa que el 70,2% de los encuestados en el Barómetro del CIS, mencionado anteriormente, no hayan ido a la biblioteca en los últimos 12 meses, ya que los préstamos digitales se pueden solicitar desde cualquier lugar y sin necesidad de acudir a la biblioteca (únicamente para darte de alta en el servicio de eBiblio… que desconozco si se puede hacer a distancia). El préstamo de libros impresos en papel sigue siendo el servicio más utilizado en las bibliotecas (69,3%), presentando el préstamo digital mejor dato en encuesta (4,2%) que en datos estadísticos reales de uso, 0,21% en la Comunidad de Madrid.

Lo dicho al comienzo de este post, quizás solamente sea cuestión de tiempo para que el préstamo digital mejore sus cifras y empiece a destacar de entre los múltiples servicios ofrecidos desde las bibliotecas. Quizás le haga falta un empuje publicitario fuerte para dar a conocer este nuevo servicio. Quizás le haga falta tener mayor variedad de títulos para el préstamo y darle mayor importancia a los libros que todos los usuarios quieren leer y que tienen mayor tirón mediático. Quizás sea todo esto, pero también (quizás) sea que el usuario de la biblioteca no quiere leer en digital.

Imagen cortesía de Shutterstock

Postpost: Los cálculos han sido realizados sobre el total de préstamos físicos en 2014 y la totalidad de usuarios en las bibliotecas. Aplicando una regla de tres básica (y que no tiene por qué ver con la realidad) el resultado de préstamos digitales ampliado a 12 meses sería de 44.847, lo que supondría un 0,64% con respecto a la totalidad de préstamos físicos. Sobre la totalidad de usuarios solamente comentar que son usuarios totales en ambos casos (la biblioteca lleva más tiempo que la plataforma, eso sí) y no cabe regla de tres que valga.

Por | 2015-01-27T12:38:03+00:00 enero 27th, 2015|biblioteca|7 Comentarios

About the autor:

Community Manager de Baratz-Servicios de Teledocumentación, donde me encargo de la gestión, comunicación y dinamización de los medios sociales de la empresa así como de buscar nuevas líneas de comunicación y participación. Escritor del libro: Plan Social Media y Community Manager y del Informe APEI: Bibliotecas ante el siglo XXI: nuevos medios y caminos. Creador de RecBib - Recursos Bibliotecarios, de BiblogTecarios y de InfoTecarios. Profesor en temas relacionados con social media, community manager y bibliotecas. Estoy diplomado en Biblioteconomía y Documentación y licenciado en Documentación por la Universidad Carlos III de Madrid. Profesor en la UPF y profesor colaborador en la UOC. Colaborador de la Revista Desiderata. Actualmente estudiando el posgrado de Dirección de Comunicación e Imagen Corporativa en la UOC.

7 Comentarios

  1. Maria 27 enero, 2015 en 11:53 - Responder

    Para mi el mayor y único problema que tiene eBiblio no es la variedad de títulos o que se siga leyendo en papel, sino que hay que leerlo en unos dispositivos concretos o en la app propia. Tras el farragoso proceso online(lo lleva madrid.org y no las bibliotecas municipales, así que hay que tener el carnet de las regionales) logré coger prestado un libro pero no podía leerlo en el Kindle, y el móvil me resulta agotador para leer. Entiendo q es cuestión de copyright, pero eso no anima al préstamo. Yo antes devoraba libros de la biblioteca, ahora voy allí a por libros infantiles, libros de divulgación y novelas gráficas, pero leo en electrónico descargado todo lo demás.

    • JuliánMarquina 28 enero, 2015 en 10:26 - Responder

      Hola María!… sí, mucha gente que conozco piensa como tu: falta de variedad en los títulos y que no pueden leer libros con su kindle… Seguro que mejorará todo con el paso del tiempo… :)

    • Iñaki 4 febrero, 2015 en 19:47 - Responder

      Hola María,

      Tienes razón en la poca variedad, imaginamos que según vaya aumentando el uso irá también creciendo la variedad.
      En cuanto al registro sí se está tramitando desde las bibliotecas municipales. Yo trabajo en una biblioteca municipal en Fuenlabrada y puedo decirte que sí estamos dando de alta desde aquí a nuestros usuarios que lo solicitan.

      Un saludo

  2. […] lee principalmente en formato electrónico. También difiere con los datos publicados sobre el préstamo de libros electrónicos en las bibliotecas madrileñas dónde sólo un 0,2% de los usuarios se ha llevado prestado libros […]

  3. […] Pueden ser muchas y variadas. Julián Marquina señala algunas cuando escribe (las negritas son […]

  4. […] Aún es pronto para sacar conclusiones sobre el tema del préstamo digital a través de la plataforma eBiblio en España.  […]

  5. […] igual que Julián Marquina y Manuel Gil, coincidimos en que aún es pronto para evaluar los  primeros datos sobre […]

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies