No muchas bibliotecas aprovechan el potencial de Whatsapp

1 marzo, 2016 at 10:13

No son muchas las bibliotecas que ofrecen Whatsapp como vía de comunicación con sus usuarios. A través de Google solamente logré encontrar a nueve bibliotecas, en su mayoría universitarias. Parece ser que todavía el potencial de Whatsapp no ha llegado a calar dentro de las bibliotecas para estar más cerca y más en contacto con sus usuarios. O peor aún, les encantaría usar dicho servicio pero no tienen ni medios, ni recursos suficientes como para ponerlo en marcha.

Las bibliotecas tardan menos de una hora en contestar a través de Whatsapp

Y es que hace unas semanas me puse en contacto con esas nueve bibliotecas a través de su servicio de Whatsapp para ver si podían contestar una serie de preguntas (un total de 17 preguntas sencillas). De esas nueve bibliotecas me contestaron ocho y de esas ocho solamente contestaron a las preguntas siete. El tiempo que tardaron en contestar dicha petición fue de 1 minuto por parte de la Biblioteca de la Universidad de Cantabria a 3 horas y 27 minutos la Biblioteca de la Universidad de Cádiz. El resto de bibliotecas (Biblioteca de la Universidad Autónoma de Madrid, Biblioteca de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Biblioteca Insular de Gran Canaria y la Biblioteca de la Universitat de Girona (de sus tres campus contestaron dos de manera conjunta y otro de manera individual [Campus Barri Vell]) contestaron entre los 2 y los 37 minutos.

Servicio de Whatsapp utilizado en la mayoría de las bibliotecas para ofrecer información sobre servicios y actividades (los usuarios lo utilizan más para saber horarios y préstamos y devoluciones). La difusión principal del servicio ser realiza por las redes sociales y en la propia página web de la biblioteca… pero hay quien incluso pone lonas publicitarias en estaciones de metro. ¡Genial! Las bibliotecas califican su experiencia con Whatsapp como buena (71,4%) y muy buena (28,6%). Por cierto, servicio con unas cuantas anécdotas a sus espaldas.

El uso de Whatsapp en la biblioteca¿Utilizarías Whatsapp en la estrategia de comunicación de tu biblioteca?
La comunicación en las bibliotecas avanza a tal ritmo que hablar de Whatsapp en ellas parece un tema del pasado. Y no porque todas las bibliotecas estén ofertando esta nueva vía de comunicación a sus usuarios, ya que se pueden contar con los dedos de las manos las bibliotecas que lo utilizan, sino porque ya hay mucho escrito sobre este servicio en relación con las bibliotecas.

El inicio del servicio de Whatsapp en las bibliotecas y estadísticas de usuarios

El 2015 fue el año de inicio del servicio de Whatsapp en la mayoría de las bibliotecas. Hay entre 2 y 6 personas al cargo del servicio (bibliotecarios y estudiantes en prácticas) y que se reparten el trabajo en turnos de mañana, tarde e incluso fines de semana.

Destacan los 600 usuarios que hacen uso del servicio en la Biblioteca de la Universidad de Cádiz. La Biblioteca Insular de Gran Canaria tiene unos 215 usuarios, la Biblioteca de la Universitat de Girona 99, la Biblioteca de la Universidad de Cantabria ha atendido a 68 personas, la Biblioteca Universitaria de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria tiene a 59 personas apuntadas en su lista de difusión y ha atendido a unas 150 personas que no pertenecen a la lista, y la Biblioteca y Archivo de Universidad Autónoma de Madrid tiene 66 seguiđores del Club UAM y 121 inscritas a las Noticias UAM.

La Biblioteca de la Universidad de Cantabria es la biblioteca que más personal tiene al frente del servicio con un total de 6 personas para un total de 68 usuarios. Por otro lado la Biblioteca de la Universidad de Cádiz tiene 2 personas para unas 600 personas, por lo que se desprende la necesidad de contar con mayor personal para atender el servicio de manera óptima. (Recordad que su tiempo de respuesta fue de casi tres horas y media).

Servicios ofrecidos y lo que más demandan los usuarios de las bibliotecas a través de Whatsapp

Los servicios que ofrecen las bibliotecas a través de Whatsapp a sus usuarios son:

  • Información sobre servicios y actividades.
  • Información bibliográfica básica.
  • Información sobre recursos.
  • Información general.
  • Alta a noticias (solamente el 28,6% de las bibliotecas dispone de servicio de alta o alerta).
  • Club de lectura.

Las propias bibliotecas destacan que no realizan trámites que impliquen intercambio de datos (renovación, reservas, sanciones…) y que para consultas complejas utilicen el correo electrónico.

Destaca que el 71,4% de las bibliotecas sí informó de la LOPD a los usuarios que hacen uso del servicio y que el 28,6% de las bibliotecas sí que tienen pensado realizar alguna acción tipo sorteo o concurso.

Pero, ¿y qué es lo que más demandan los usuarios? Destaca:

  • Información sobre horarios.
  • Información sobre préstamos y devoluciones.
  • Información sobre disponibilidad de documentos y Acceso remoto a la biblioteca digital.
  • Información bibliográfica.
  • Información sobre actividades y servicios.
  • Consulta sobre localización.
  • Dudas del catálogo.
  • Incidencias de acceso a recursos electrónicos.

Difusión del servicio de Whatsapp, tiempos de respuesta y herramientas

Entre las estrategias de difusión del servicio de Whatsapp de la biblioteca destacan:

  • Redes sociales.
  • Página web de la biblioteca.
  • Folletos / Cartelería.
  • Correo electrónico.
  • Prensa
  • Sesiones de formación.

Me llama la atención que la Biblioteca y Archivo Universidad Autónoma de Madrid tenga una lona publicitaria junto a estación de metro.

En cuanto a los tiempos de respuesta decir que ninguna biblioteca tarda más de una hora en contestar a sus usuarios. El 42,9% tarda menos de 5 minutos en contestar, el 28,6% menos de 30 minutos y otro 28,6% menos de una hora.

Destacable que un 28,6% de las bibliotecas sí haya contestado alguna vez fuera del horario marcado del servicio.

La mayoría de las bibliotecas (71,4%) utiliza únicamente la versión web de Whatsapp para comunicarse. El 14,3% la aplicación móvil y otro 14,3% utiliza tanto la versión web como la aplicación.

La marca de dispositivo más utiliza por las bibliotecas es Samsung y la versión de Android es inferior a la 5.0.

Anécdotas en el servicio de Whatsapp en las bibliotecas

Biblioteca Insular de Gran Canaria.

Una usuaria se confundió y nos envió una receta de mermelada con foto incluida. También algunos usuarios se confunden y piden el alta a través de SMS, en vez de con un mensaje de WhatsApp. E incluso hemos visto llamadas perdidas al número asociado que nuestra corporación nos ha asignado para el servicio en cuestión.

Biblioteca y Archivo Universidad Autónoma de Madrid.

Intentan que les renovemos los préstamos por este sistema. Cosas curiosas en el club de lectura y mucho interés y participación llegando incluso a quedar.

Biblioteca del Campus de Algeciras, Universidad de Cadiz.

Los usuarios a veces confunden nuestro numero con el de secretaria y nos preguntan cosas de las matriculas. Les tenemos que remitir a ese servicio.

Biblioteca de la Universidad Autónoma de Madrid.

Un estudiante brasileño nos pidió ayuda porque estaba perdido en el metro y no sabía cómo llegar al campus. Ayuda en vivo y en directo.

Actualizaciones:

La Biblioteca Municipal de Hernani empezó a ofrecer el servicio de Whatsapp en la biblioteca a finales de enero de 2016. Lo utilizan para avisar de reservas o alargar el plazo de préstamo a los casi 40 usuarios que lo utilizan. Sus métodos de difusión del servicio han sido medios sociales y cartelería. Tardan menos de una hora en responder y califican la experiencia como muy buena.

La Biblioteca del Instituto de Empresa empezó a ofrecer el servicio en julio de 2015. Se ocupan del servicio dos personas por turnos de mañana y tarde (y fines de semana). Por ahora tienen más de 64 usuarios que demandan información sobre circulación, horarios, orientación bibliográfica, biblioteca virtual también, acceso a la biblioteca de personas ajenas a la institución, ayuda con el catálogo y la colección, regulación en tema de copias de libro… Como estrategia de difusión utilizan las redes sociales y cartelería. Tardan menos de 5 minutos en contestar y califican la experiencia como muy buena. Como anécdota cuentan: “Nos confunden a veces con la tienda y nos preguntan bastante si vendemos libros. Gente que nos pregunta desde el extranjero por el acceso a recursos y no podemos ayudarles por tema de limitación de acceso de antiguos alumnos…”. Además sí han informado de la LOPD, no contestan fuera del horario marcado y utilizan tanto la aplicación móvil como la versión web de Whatsapp.

Imagen cortesía de Shutterstock

JuliánMarquina

Community Manager de Baratz-Servicios de Teledocumentación, donde me encargo de la gestión, comunicación y dinamización de las redes sociales de la empresa así como de buscar nuevas líneas de comunicación y participación. Escritor del libro: Plan Social Media y Community Manager y del Informe APEI: Bibliotecas ante el siglo XXI: nuevos medios y caminos. Director de RecBib – Recursos Bibliotecarios y creador y fundador de las plataformas de blogs del sector de la Información y Documentación: BiblogTecarios e InfoTecarios. Desde hace unos años conferenciante y profesor de temas relacionados con el tema del social media, el community manager y las bibliotecas. Diplomado en Biblioteconomía y Documentación y licenciado en Documentación por la Universidad Carlos III de Madrid. Miembro del Consejo Editorial del Anuario ThinkEPI, profesor colaborador en la UOC…

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTube