Devuelven un libro a la biblioteca que fue prestado en el año 2000

Inicio/Bibliotecas, Breves/Devuelven un libro a la biblioteca que fue prestado en el año 2000
  • Biblioteca Bromujos libro devuelto con restraso

Devuelven un libro a la biblioteca que fue prestado en el año 2000

Más vale devolver los libros de la biblioteca tarde que nunca. Aunque si yo fuera tú no arriesgaría y devolvería siempre los libros en plazo. Y es que la biblioteca puede hacerte pagar el libro si lo has perdido o, peor aún, suspenderte del servicio de préstamo a domicilio. No está demás ser responsable y tratar de hacer un buen uso de la colección bibliotecaria para que puede ser disfrutada por toda la ciudadanía.  

Hace unos días publicó la Biblioteca Municipal de Bormujos (Sevilla) en su muro de Facebook un mensaje en el que decía que le habían devuelto un libro casi 20 años después. El título del libro es «Don Álvaro o la fuerza del sino», una obra teatral trágica escrita por Ángel de Saavedra (Duque de Rivas). El libro estaba guardado junto a otros en una caja y fue encontrado por la madre de la usuaria de la biblioteca, la cual no dudó en devolverlo a su lugar de origen. Una anécdota curiosa, pero agradable, como comentan desde la biblioteca.

Muchas personas pueden verse intimidadas por el qué pasará si devuelvo tan tarde un libro a la biblioteca. Quizás una multa económica, quizás una regañina por parte del personal bibliotecario, quizás una suspensión del uso de la biblioteca, quizás un escarnio público… Sin duda que lo mejor que puedes hacer es llevar el libro a la biblioteca sin miedo. La Biblioteca de Bormujos comenta que no han multado a la persona que llevó el libro, sino que le han dado las gracias por la honradez y por no tener vergüenza de devolverlo dos décadas después.

El tema de la no devolución de los libros a las bibliotecas es recurrente. De hecho, hay bibliotecas que salen a la búsqueda de sus libros con la esperanza de que vuelvan. Por ejemplo, la Biblioteca Pública de Ripollet puso en marcha una campaña que instaba a las personas usuarias a que devolviesen los libros que tanto tiempo llevaban fuera de la biblioteca.

Es por eso por lo que la Biblioteca Pública de Ripollet ha lanzado una campaña (#noretornat) para tratar que los libros vuelvan a casa y puedan seguir siendo utilizados por el resto de personas usuarias de la biblioteca. Pero no son solamente los libros, también hay otros materiales que tardan más tiempo del debido en ser devueltos, como por ejemplo los materiales audiovisuales (DVDs y CDs de música). En total hay 2.620 documentos no devueltos a la Biblioteca Pública de Ripollet (algunos desde hace más de una década), los cuales están valorados en más de 32.000 euros.

Si piensas que dos décadas es muchísimo tiempo quizás te interese echar un vistazo a los siguientes libros que tardaron más de un siglo en ser devueltos a la biblioteca. Y es que los libros de las bibliotecas siempre quieren volver a su casa, pase el tiempo que pase. Te recomiendo que no seas un «secuestrador de libros» y lleves siempre los libros a la biblioteca en plazo. Por cierto, si no te ha asustado eso de que la biblioteca te podría hacer pagar el libro o suspenderte el préstamo a domicilio, que sepas hay lugares en los cuales esta acción puede ser condenada con penas de cárcel. Ahí lo dejo.

En Iowa no se andan con chiquitas. Un usuario de la biblioteca municipal que se retrasó en la devolución de varios libros y películas deberá cumplir una condena de diez días en la cárcel.

About the autor:

Responsable de Comunicación de Baratz-Servicios de Teledocumentación, donde me encargo de la gestión, comunicación y dinamización de los medios online y offline de la empresa, así como de buscar nuevas líneas de comunicación y participación. Escritor del libro: Plan Social Media y Community Manager y del Informe APEI: Bibliotecas ante el siglo XXI: nuevos medios y caminos. Creador de RecBib – Recursos Bibliotecarios, de BiblogTecarios y de InfoTecarios. Profesor en temas relacionados con social media, community manager y bibliotecas. Estoy diplomado en Biblioteconomía y Documentación y licenciado en Documentación por la Universidad Carlos III de Madrid, además de especializado en Dirección de Comunicación e Imagen corporativa por la UOC. Profesor en la UPF y profesor colaborador en la UOC. Colaborador de la Revista Desiderata.

Deja tu comentario