Los jóvenes españoles son los que menos libros leen de manera diaria

30 marzo, 2017 at 11:12

Sí, así es. Los jóvenes españoles entre 15 y 19 años son los que menos libros leen de manera diaria o la mayoría de los días. Grupo de edad que, y en comparación con el resto de países, tendría que ser el más lector de libros diariamente. Por el contrario, el grupo de edad que más lee en España de manera diaria son los mayores de 60 años y que, en comparación con en el resto de países, tendría que ser el menos lector de libros diarios. Vamos, que se puede decir que en cuanto a lectura vamos al revés que el resto de países… y viceversa.

La frecuencia de lectura de libros en España y en el mundo

GfK ha elaborado un estudio en 17 países para ver la frecuencia con la que los entrevistados leían libros. Hubo un total de 22.000 personas mayores de 15 años entrevistadas de manera online. En España los entrevistados fueron 1.500. La pregunta era simple y directa: “Indique con qué frecuencia realiza la siguiente actividad: Leer libros”… y se dieron 5 posibles respuestas: 1) Todos o la mayoría de los días, 2) Al menos una vez a la semana, 3) Al menos una vez al mes, 4) Con poca frecuencia y 5) Nunca.

Los anteriores datos que maneja en cuanto a lectura en España eran los del Barómentro del CIS de septiembre de 2016. En dicho Barómentro se decía que el 28,6% de españoles leía todos o casi todos los días y que el 36,1% no leía nunca o casi nunca. En este nuevo estudio los datos son que el 32% de los españoles leen libros todos o la mayoría de los días y que el 27% dice leer con poca frecuencia o nunca.

10 excusas que se dan para no leer libros y algunas soluciones para sí hacerlo

9 marzo, 2017 at 10:00

Lo peor de las excusas es que muchas veces tratamos de autoconvencernos de que tenemos razón. En ocasiones estas excusas son infundadas y tratamos de no ponerles solución. No os cuento nada nuevo si os digo que el 36% de las personas no lee nunca o casi nunca y que los principales motivos para no hacerlo es que no les gusta o no les interesa, que no tienen tiempo o que prefieren emplear su tiempo en otro tipo de entretenimientos.

¿Sabías que tus excusas para no leer libros tienen solución?

Toda excusa tiene su solución… pero esta solución tiene que surgir de nosotros mismos. De nada sirve que enumerar soluciones para dichas excusas si no ponemos nada de nuestra parte. Si nuestra excusa es que no tenemos tiempo, quizás lo podamos encontrar en nuestros viajes en transporte público. Si nuestra excusa es que no sabemos qué leer, podemos tratar de dejarnos recomendar por profesionales, familiares o amigos. Si no leemos porque los libros son caros, podemos tratar de hacer uso de la biblioteca más cercana… Para casi todas nuestras excusas puede haber una o más soluciones, pero lo dicho: tenemos que poner de nuestra parte.

A continuación destaco las excusas más comunes para no leer libros… y doy algunas soluciones para que a partir de ahora nos convirtamos en grandes lectores. Eso sí, sin presiones. No hay que tomarse la lectura como un acto obligatorio. Hay que leer si realmente queremos hacerlo, pero al menos que no se diga que no lo hemos intentado.

Pros y contras de la lectura en el smartphone… ¿Te gusta para leer?

24 septiembre, 2015 at 8:04

Leer un libro en una pantalla de 4 o 5 pulgadas no es una de las mejores opciones, pero sin duda que es una opción por la portabilidad del dispositivo y el acceso a los contenidos. Los smartphones están ocupando, ya desde hace años, un espacio y relevancia muy importante en un gran número de personas… de hecho, en España, un 60% de la población tiene un smartphone o, lo que es lo mismo, más de 28 millones de personas tienen la posibilidad de leer libros a través de su dispositivo móvil, entre otras cosas.

Pros y contras de la lectura en el smartphone… ¿Te gusta para leer?

Aunque las cifras de la lectura de libros a través del smartphone no son tan buenas como esos 28 millones de personas. El último informe de España, que conozco, sobre hábitos de lectura de libros a través de smartphones se remonta a principios de 2014 (que es un tiempo considerable). Dicho informe señala que hay un 28,6% de personas que lee en dispositivos móviles como eReaders, tablets y smartphones (13,37 millones de personas), siendo un 16,4% las personas que leen desde sus smartphones (7,67 millones de personas). Del total de personas que leen en dispositivos móviles hay un 18,5% que lee libros (2,47 millones de personas), siendo un 31,1% de ese porcentaje los que leen en un smartphone (0,77 millones de personas).

Lectura smartphone en España (2014)

Otra información a destacar (pero de lectura digital en general, no solo a través de smartphones) es el Barómetro del CIS de diciembre de 2014 y que decía que el 66,3% nunca ha leído parcial o totalmente un libro en versión digital o que el 11,1% leen en su mayoría en digital, mientras que el 79,7% lo hacen en su mayoría en papel.

Mi intención con este post no es intentar captar nuevos lectores que se sumen a la lectura a través de los smartphones, pero sí mostrar las ventajas que tendría hacerlo. Tampoco mi intención es restar las cifras de personas que ya leen a través de sus smartphones, sino mostrar cuales son los puntos negativos de hacerlo a través de este tipo de dispositivo. Mi intención final es que cada uno valore los pros y los contras de la lectura a través de los smartphones… y, además, que aporte su experiencia lectora a través de los comentarios para que todos podamos seguir valorando este dispositivo de lectura. ¡Vamos allá!

5 de cada 10 personas leen en su tiempo libre… y prefieren hacerlo en solitario

15 julio, 2015 at 10:12

El tiempo libre, ese maravilloso tiempo a dedicar a lo que realmente te da la gana. Ahora bien, ¿sabías que ese tiempo la gente prefiere gastarlo más en leer que en navegar por Internet? El último Barómetro del CIS (junio 2015) muestra como el 47,5% de los encuestados dedica su tiempo libre a leer libros, revistas o cómics… 4,9 puntos por encima que navegar por Internet, redes sociales, chats.

lectura solitaria

Aunque por tramos de edad se ve que cuantos menos años tienes más utilizas el tiempo libre para navegar por Internet en lugar de para leer. Un ejemplo con los jóvenes entre 18 y 24 años: el 48,6% lee en su tiempo libre, pero es que el 76,6% navega por Internet en su tiempo libre. Como era de esperar, los mayores de 65 años son los que menos navegan por Internet en su tiempo libre (9,1%), pero leen más (41,6%). Las actividades preferidas para emplear el tiempo libre son dar una vuelta, pasear (71,3%) y ver la televisión (70%).

En cuanto a cómo realizan esta actividad, es decir, si la realizan acompañados de alguna persona, el 95,7% de los encuestados dice que leen solos. La lectura como acto solitario. Les sigue los que realizan esta actividad con algún familiar con un 1,9%.

Un 34,1% confesó no haber leído ningún libro en los últimos 12 meses, 1 libro el 10,1%  y un 28% de 2 a 4 libros. El 7% alcanzó la cifra de más de un libro al mes al leer entre 13 o más libros. En general da una media lectora de 4,69 libros leídos al año.

En cuanto a las vacaciones ideales, un 40,1% de los encuestados dijo que tienen que tener lectura y oír música. Sin duda que la apuesta por las biblioplayas es una apuesta ganadora en cualquier destino turístico.

Bibliotecas que van a la moda… pero literalmente

16 junio, 2015 at 10:08

Sin duda que las bibliotecas son espacios para estar informados de las novedades… e incluso sean estas de la moda y colecciones de ropa de la temporada. Basta con ver a los usuarios que acuden a ellas para darse cuenta uno de lo que se llevará este año: estilo de la ropa, colores, calzado, complementos… Una sobrecarga informativa de la cual hasta la mismísima Biblioteca del Museo del Traje tendría que estar orgullosa e informar puntualmente.

Bibliotecas que van a la moda… pero literalmente

Es difícil definir un comienzo de la unión entre biblioteca y moda. La verdad es que la moda siempre está ligada con cualquier actividad de la vida diaria, pero en los últimos años parece que esa unión entre biblioteca y moda ha ido creciendo… y no, no hablo solamente de que el libro El tiempo entre costuras haya sido de los libros más prestados en las bibliotecas españolas en el año 2014. Estoy hablando de moda dentro de bibliotecas y donde tanto la una como la otra son igual de protagonistas.

Por supuesto que no estoy hablando de esas “nuevas bibliotecas” que surgen y que prestan ropa (en alquiler, of course = se rompe la magia) como es el caso de La Ropateca. Estoy hablando de las bibliotecas de verdad… bibliotecas públicas y universitarias, principalmente.

Y eso que no han sido pocas las quejas que ha habido por usuarios sobre lo de llevar tacones en las bibliotecas e incluso hay bibliotecas que han recogido el guante y han creado carteles para pedir un poco de control en los pasos. Tampoco han sido pocas las veces que he visto a personas en jornadas sobre bibliotecas haciendo ganchillo o tejiendo gorros y bufandas de lana. Sin duda que el mundo de las bibliotecas y la moda tienen una unión algo más que especial.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies