Getty ha digitalizado el Códice Florentino, un manuscrito único de 500 años, y le da una nueva vida en línea con traducciones actualizadas y herramientas innovadoras. Este manuscrito, que alberga una vasta cantidad de conocimiento sobre los pueblos indígenas precoloniales, es considerado como «el más importante que ha perdurado desde los primeros tiempos de la época colonial de México». Gracias a esta edición digital, ahora es posible acceder al contenido del manuscrito mediante la búsqueda de textos e imágenes.

El Códice Florentino Digital proporciona acceso a transcripciones en náhuatl y español, tanto recientes como aquellas previamente publicadas, además de traducciones al inglés y al español, y permite búsquedas sencillas en textos e imágenes. Este manuscrito ilustrado de tres volúmenes, doce libros y 2.500 páginas fue creado por el fraile franciscano Bernardino de Sahagún. Su contenido se inspira en las enciclopedias europeas, destacando particularmente la «Historia natural» de Plinio el Viejo. Al igual que las enciclopedias modernas, el códice cubre una amplia variedad de temas.

El Códice Florentino Digital da acceso a un manuscrito singular creado por el fraile franciscano Bernardino de Sahagún y un grupo de principales autores y artistas nahuas. Escrito en columnas paralelas de textos en náhuatl y español y pintado a mano con casi 2.500 imágenes, el códice enciclopédico es considerado la fuente de información más confiable sobre la cultura mexica, el imperio azteca, y la conquista de México. Una vez completado en 1577 en el Imperial Colegio de la Santa Cruz en Tlatelolco (hoy Ciudad de México), el manuscrito fue enviado a Europa, donde ingresó a la biblioteca de la familia Medici en Florencia—por eso el Códice florentino.

El Códice Florentino Digital, una enciclopedia en línea del México indígena del siglo XVI

Aunque el Códice Florentino ya estaba disponible en formato digital a través de la Biblioteca Digital Mundial desde 2012, su contenido resultaba inaccesible para la mayoría. Para comprenderlo plenamente, se requería conocimiento no solo del náhuatl y del español del siglo XVI, sino también de las tradiciones artísticas prehispánicas y de las primeras corrientes artísticas europeas modernas. En 2016, Getty colaboró con instituciones y académicos de Italia, México y Estados Unidos con el objetivo de presentar una versión mejorada y completa del códice, accesible para todas aquellas personas interesadas en profundizar en su contenido.

«El objetivo del Códice Florentino Digital es reunir las tres narraciones (los dos textos alfabéticos y las casi 2.500 imágenes pintadas a mano) en un formato al que pueda acceder el público —cuenta Kim Richter, la líder principal de la iniciativa en el Getty Research Institute—. Nuestro equipo de académicos investigó las imágenes de manera exhaustiva y etiquetó meticulosamente cada una de ellas con palabras clave en diferentes idiomas que permitieran buscarlas».

Es importante destacar que el Códice Florentino fue agregado en 2015 al Registro de la Memoria del Mundo de la UNESCO. Se considera el documento más completo y relevante sobre la vida en México de esa época. Además, representa la narración histórica en náhuatl más extensa que existe acerca de la conquista de México, documentando la perspectiva del pueblo de Tlatelolco —hoy parte de la Ciudad de México—, lugar en el que se redactó el códice.

Fuente y más información: Getty |