¿Existe la desmotivación entre el personal de las bibliotecas?

Inicio/Bibliotecas/¿Existe la desmotivación entre el personal de las bibliotecas?
  • La desmotivación del bibliotecario acaba influyendo en la imagen de la biblioteca

¿Existe la desmotivación entre el personal de las bibliotecas?

La desmotivación es la falta de acción en las personas. Esta puede estar presente tanto en el ámbito personal como en el profesional… y muchas veces ambos ámbitos están conectados: lo personal acaba repercutiendo en lo profesional y lo profesional acaba repercutiendo en lo personal. La verdad es que nos movemos por motivaciones y no tenerlas puede hacer que caigamos en desánimo o en las rutinas. Ahora bien, ¿existe desmotivación entre el personal bibliotecario?… Claro que sí, como en cualquier otra profesión.

La desmotivación entre el personal bibliotecario acaba influyendo en la imagen que las bibliotecas dan a sus usuarios, a las personas. Es un trabajo de servicio, de cara al público, y no prestar la suficiente atención a las personas puede llegar a mostrar una cara de lo que realmente no son o no tienen que ser las bibliotecas. Es verdad que todos pasamos por baches profesionales, pero también es verdad que hay que tratar de ponerles solución a esos baches a través de medidas… aunque no sean fáciles de realizar o abordar.

¿Cuántas veces llegamos al trabajo y pensamos que estamos atrapados en el tiempo haciendo siempre lo mismo día tras día?… Caer en la rutina es una de las peores cosas que puede pasar al personal bibliotecario. La verdad sea dicha, hay rutinas que funcionan… pero hay otras que dejan mucho (muchísimo) que desear. Quizás se piense que todo funciona según lo previsto, pero también hay que tener en cuenta que todo es mejorable… aunque cueste tiempo y esfuerzo. Pero, ¿para qué hacer más si voy a cobrar lo mismo? Ahí está una de las principales causas de desmotivación.

Llevo ya varios días observando al bibliotecario de la biblioteca que está cerca de donde vivo. La verdad es que no se le ve muy por la labor de salir de su rutina. Sentado frente al ordenador, haciendo préstamos, colocando libros… y vuelta a empezar. Poca gente se le acerca a preguntarle algo. Tampoco es algo que él busque. La mayor motivación que tiene es hacer su trabajo mecánico y rutinario. Una simple molestia o pregunta le puede hacer salir de esa cadena de trabajo automática e invariable.

También el otro día charlando con una bibliotecaria saltaron las alarmas. Me dijo que no se sentía cómoda ni en la biblioteca ni con el trabajo que realizaba. Le pregunté sobre diversas causas que podían motivar esa desmotivación, incluso si era un bajón profesional. No supo darme una respuesta. Yo tampoco supe que decirla… lo único que le dije fue que con el tiempo pasan las cosas. No caí en decirla que para que pasen las cosas hay que identificar y afrontar con decisión los problemas. Es la mejor solución, aunque también la que más cuesta.

Factores de desmotivación laboral en las bibliotecas

Existen una serie de factores o problemas que desmotivan al personal bibliotecario. Factores que van desde el salario, el trabajo rutinario o el miedo al fracaso. Factores que paran e inmovilizan cualquier iniciativa por querer salir del camino marcado. Factores que hacen incluso que haya profesionales que vivan dentro de una burbuja en sus bibliotecas sin querer (o poder) tener relación con otros compañeros por existir diferencias entre ellos. Al fin y al cabo, factores que hacen que la desmotivación esté presente en el mundo de las bibliotecas.

Presta atención a estas 16 causas de desmotivación que pueden llegar a estar presentes entre los profesionales bibliotecarios:

  1. El trabajo rutinario y repetitivo.
  2. Las cargas de trabajo sin sentido o que tiene poca importancia en el momento.
  3. La falta de tiempo para salir de la rutina, para innovar.
  4. Que no se tengan en cuenta nuevas propuestas.
  5. La falta de actividad.
  6. Que los usuarios no respondan positivamente ante las actividades programadas.
  7. El mal rollo con los compañeros/as y/o superiores.
  8. La falta de colaboración ente compañeros.
  9. La falta de reconocimiento.
  10. La falta de formación.
  11. Los usuarios problemáticos.
  12. El sueldo.
  13. El estancamiento laboral, la falta de promoción.
  14. La falta de confianza.
  15. El espacio físico de la biblioteca.
  16. El miedo al fracaso o al qué dirán si fallo.

16 factores de desmotivación entre el personal bibliotecario

Imagen superior cortesía de Shutterstock

Por |septiembre 27th, 2016|Bibliotecas|8 Comentarios

About the autor:

Responsable de Comunicación de Baratz-Servicios de Teledocumentación, donde me encargo de la gestión, comunicación y dinamización de los medios online y offline de la empresa, así como de buscar nuevas líneas de comunicación y participación. Escritor del libro: Plan Social Media y Community Manager y del Informe APEI: Bibliotecas ante el siglo XXI: nuevos medios y caminos. Creador de RecBib – Recursos Bibliotecarios, de BiblogTecarios y de InfoTecarios. Profesor en temas relacionados con social media, community manager y bibliotecas. Estoy diplomado en Biblioteconomía y Documentación y licenciado en Documentación por la Universidad Carlos III de Madrid, además de especializado en Dirección de Comunicación e Imagen corporativa por la UOC. Profesor en la UPF y profesor colaborador en la UOC. Colaborador de la Revista Desiderata.

8 Comentarios

  1. Dulce 28 septiembre, 2016 en 10:07 - Responder

    Lo que contrasta con gente con una gran motivación e ilusión a pesar de los medios y el dia a día al que tienen que enfrentarse

    • JuliánMarquina 27 octubre, 2016 en 16:16 - Responder

      Sí… aunque en ocasiones se puede dar el caso de ir muy motivado y con mucha ilusión, y contagiarse de la desmotivación de compañeros… :(

  2. Fernando 13 octubre, 2016 en 9:57 - Responder

    Siempre es complicado saber qué cosa DECIRLA, sin embargo, entre todos, podemos ayudarte para que sepas qué Decirle. Con todo el cariño, ojo con los laísmos que chirrían.

    • JuliánMarquina 13 octubre, 2016 en 10:36 - Responder

      Muchas gracias Fernando por la corrección. Vengo con defecto de fábrica, aunque estoy tratando de arreglarlo… ;)

  3. Juan Demarco 15 junio, 2017 en 14:28 - Responder

    Ohhh, Cómo me gustaría trabajar en una biblioteca, tengo la mía propia en mi no tan grande departamento, con unos 2000 volúmenes que ya no entran más. NO me olvido que Jorge Luis Borges trabajó años en una biblioteca y era su felicidad.

  4. […] es un trabajador (en principio) motivado. Bien es cierto que existen múltiples factores de desmotivación laboral en las bibliotecas, pero también es cierto que cuando estamos preparados para el ejercicio de nuestras funciones nos […]

  5. Nicole 30 septiembre, 2019 en 5:33 - Responder

    Soy una apasionada de mi profesión como bibliotecologa escolar, si bien es cierto que existen elementos que puedan afectar el grado de satisfacción laboral, también es posible crearse una rutina que nada tiene que ver con aburrida o mecánica. Realizar actividades de fomento lector, visita de autores, giras educativas con estudiantes fuera del colegio, hacer exposiciones de libros, y productos que genere la biblioteca, abrirla a padres de familia, ofrecer servicios innovadores y ser el centro cultural de la institución que la alberga, va más allá de sentarse como autómata desmotivado, a sentirse totalmente realizado como profesional junto a los docentes y los estudiantes, que son estos últimos, el motor que mueve nuestra profesión.
    Saludos cordiales

    • JuliánMarquina 23 octubre, 2019 en 17:05 - Responder

      Muchas gracias por tu comentario, Nicole. Y muchísimas gracias por esa pasión en tu labor como bibliotecaria escolar. Saludos!

Deja tu comentario