La Biblioteca Nacional de España ha incorporado a su colección una primera edición de los «Claros varones de Castilla» de Fernando del Pulgar, impresa en 1486. Se trata de un acontecimiento histórico, pues es la primera vez que esta obra se encuentra disponible en una biblioteca española. La disponibilidad de este incunable en el catálogo general de la BNE y su digitalización en la Biblioteca Digital Hispánica abre este tesoro a un público amplio. Ahora, tanto personal investigador como personas curiosas pueden explorar este documento histórico desde cualquier parte del mundo, garantizando su preservación y estudio para futuras generaciones.

La incorporación de este incunable a la BNE se logró gracias a la generosidad de la familia de Miguel Artigas, exdirector de la BNE, y al esfuerzo de Óscar Perea. Adquirido en 1916, este preciado ejemplar de Artigas inicia su camino hacia la accesibilidad universal. La primera edición de «Claros varones de Castilla» enriquece así la colección de incunables de la BNE, brindando una perspectiva única sobre la prosa medieval castellana.

En 1486 se publicó en Toledo su Libro de los claros varones de Castilla,4​ colección de cortas biografías de caballeros, eclesiásticos y cortesanos ilustres parecida a las Generaciones y semblanzas de Fernán Pérez de Guzmán, pero de estilo más sobrio y castizo, donde retrata a los 24 personajes más importantes de la corte de Enrique IV.

Fuente: Wikipedia

Cabe destacar que esta primera edición incunable de «Claros varones de Castilla», obra de Fernando del Pulgar, ya está accesible en el catálogo de la BNE y en la Biblioteca Digital Hispánica. Antes de esta incorporación, solo existían siete ejemplares registrados en PhiloBiblon, distribuidos entre Europa y Estados Unidos, sin ninguno en España.

Accede a la primera edición de «Claros varones de Castilla» en la Biblioteca Nacional de España

El incunable «Claros varones de Castilla», impreso por Juan Vázquez, representa una de las primeras ediciones de los textos clave de Fernando del Pulgar, notable cronista y prosista madrileño. Anteriormente, la BNE contaba con un manuscrito del siglo XV de esta obra, considerado como referencia para la edición de 1486. La incorporación de este incunable enriquece significativamente las posibilidades de estudio de la obra de Pulgar, posicionando a la BNE como el lugar predilecto para investigar los detalles de su tradición textual.

El impresor Juan Vázquez, familiar del obispo de Badajoz, Pedro Jiménez de Préjano, imprimió por vez primera dos textos fundamentales del gran cronista y prosista madrileño de raíces toledanas Fernando del Pulgar (autor también de Crónica de los Reyes Católicos): los ‘Claros varones’, una galería biográfica de destacados personajes de la época; y las ‘Letras’, una selección del intercambio epistolar entre el autor y algunos de sus amigos coetáneos que ya había impreso un año antes en Burgos el alemán Fadrique de Basilea, junto a otro famoso texto de Pulgar: la glosa a las polémicas Coplas de Mingo Revulgo.

Mencionar que este incunable se conserva en buen estado, considerando su antigüedad de más de cinco siglos. Aunque presenta manchas de humedad y daños por carcoma, el texto permanece intacto. A pesar de la pérdida de algunos folios, como el cuaderno d y partes del cuaderno f, destaca por conservar los dos folios iniciales con el índice de «Claros varones de Castilla» y «Letras». Entre sus curiosidades, la obra destaca por una anotación manuscrita de Miguel Artigas de 1916, su portada manuscrita titulada «Claros varones de España», pequeños dibujos posiblemente de los personajes retratados y notas al margen.

Fuente y más información: Biblioteca Nacional de España |