Las 10 principales diferencias entre una biblioteca especializada y un centro de documentación

//Las 10 principales diferencias entre una biblioteca especializada y un centro de documentación

Las 10 principales diferencias entre una biblioteca especializada y un centro de documentación

En ocasiones se suele equiparar a la biblioteca especializada con el centro de documentación, y viceversa. Viéndolo desde fuera pueden parecer lo mismo, o entidades muy muy parecidas, pero no lo son. Disponen de una serie de características que las diferencian, pudiendo ser una de las principales la finalidad de cada una de ellas. La biblioteca especializada tiene como finalidad el acceso a la documentación y su conservación, mientras que la del centro de documentación es el acceso a la información y su difusión.

Para facilitar la comprensión de dichas diferencias nada mejor que saber qué son las bibliotecas especializadas y los centros de documentación, además de ver algún ejemplo. Bibliotecas especializadas serían las Bibliotecas del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) [“Las colecciones documentales que ofrecen las bibliotecas de la Red cubren un panorama amplio de recursos dirigidos a todos los ámbitos de investigación del CSIC, con más de 1.700.000 monografías y 66.000 colecciones de revistas en papel, y acceso a 300.000 libros y 11.000 revistas electrónicas, además de otros materiales, como mapas, fotografías, manuscritos, etc.”] y centro de documentación podría ser el Centro de Documentación de la Fundación MAPFRE [“Nuestro objetivo es la divulgación y la gestión de la información  y por ello, hemos puesto en marcha un servicio gratuito de información a la sociedad. Gran parte de los fondos están disponibles en formato digital gratuito y de libre acceso por la red.”].

Pero, ¿qué son? ¿cómo definir a dichas unidades de información y documentación?

Las bibliotecas especializadas suelen ser apéndices de distintos organismos o instituciones de diferentes esferas del conocimiento que van de las más especializadas (científicas) a las de empresas, ministerios públicos o gubernamentales, etc. Su misión consiste en asistir las demandas informacionales de usuarios especializados en diferentes áreas del conocimiento, aprovechando la vinculación directa del bibliotecario con esa información.

Un centro de documentación es una unidad de información que reúne, gestiona y difunde la documentación de un área del conocimiento determinado o la producida por un organismo o institución a la que se circunscribe. Surge para hacer frente a la explosión documental, principalmente de contenido científico-técnico. Presenta similitudes con la biblioteca especializada y se caracteriza por profundizar algunas de sus funciones, en especial el análisis documental de contenido, para lograr una mejor recuperación de la información, utilizando las nuevas tecnologías de la información.

Principales diferencias entre bibliotecas especializadas y centros de documentación

  1. La biblioteca especializada dispone principalmente de libros, revistas y periódicos. El centro de documentación dispone de libros y otros materiales como bases de datos, revistas científicas o publicaciones periódicas, en mayor proporción que las bibliotecas especializadas.
  2. La biblioteca especializada está formada principalmente por materiales físicos, mientras que el centro de documentación está formado principalmente por materiales electrónicos.
  3. Por lo general, la información contenida en la biblioteca especializada es perdurable en el tiempo, mientras que la información contenida en el centro de documentación es más efímera.
  4. La finalidad principal (o preocupación) de la biblioteca especializada es la conservación de los materiales. La finalidad principal del centro de documentación es la búsqueda y difusión de la información.
  5. La biblioteca especializada proporciona al usuario el documento (o documentos) que necesita (por ejemplo, un libro). El centro de documentación proporciona al usuario la información que necesita directamente (por ejemplo, el capítulo de un libro o de una revista). En resumen, la biblioteca especializada proporciona acceso a la documentación / material y el centro de documentación proporciona acceso a la información.
  6. Se puede decir que el tratamiento documental de la biblioteca especializada es más superficial (catalogación). El tratamiento documental del centro de documentación tiene mayor análisis y profundidad en los contenidos.
  7. La biblioteca especializada principalmente adquiere materiales, documentación e información, mientras que el centro de documentación principalmente elabora la documentación e información. Aunque la biblioteca especializada también elabora documentación y el centro de documentación también adquiere documentación.
  8. La biblioteca especializada produce catálogos y bibliografías. El centro de documentación, además, produce boletines de noticias, índices de citas, bases de datos documentales
  9. El profesional de la biblioteca especializada (bibliotecario) presenta una actitud más estática ante las búsquedas de información por parte de los usuarios. El profesional del centro de documentación (documentalista) presenta una actitud más activa ante las búsquedas de información por parte del usuario.
  10. La biblioteca especializada tiene menos presión institucional a la hora de rentabilizar los servicios que prestan a sus usuarios. El centro de documentación tiene una necesidad real de rentabilizar el servicio e información que proporcionan a los usuarios.

Para elaborar el listado sobre las principales diferencias entre bibliotecas especializadas y centros de documentación me he apoyado en los siguientes documentos: “Las bibliotecas especializadas, centros de documentación y bibliotecas escolares” y “Tema 2. – Clasificación de centros de documentación”.

[Texto publicado en la Revista Desiderata]

Imagen superior cortesía de Shutterstock

Por | 2018-04-17T10:19:00+00:00 abril 17th, 2018|biblioteca|4 Comentarios

About the autor:

Community Manager de Baratz-Servicios de Teledocumentación, donde me encargo de la gestión, comunicación y dinamización de los medios sociales de la empresa así como de buscar nuevas líneas de comunicación y participación. Escritor del libro: Plan Social Media y Community Manager y del Informe APEI: Bibliotecas ante el siglo XXI: nuevos medios y caminos. Creador de RecBib - Recursos Bibliotecarios, de BiblogTecarios y de InfoTecarios. Profesor en temas relacionados con social media, community manager y bibliotecas. Estoy diplomado en Biblioteconomía y Documentación y licenciado en Documentación por la Universidad Carlos III de Madrid, además de especializado en Dirección de Comunicación e Imagen corporativa por la UOC. Profesor en la UPF y profesor colaborador en la UOC. Colaborador de la Revista Desiderata.

4 Comentarios

  1. MuCHaBiBLiO 17 abril, 2018 en 13:31 - Responder

    Julián, no estoy de acuerdo con las diferencias que mencionas. Actualmente en las bibliotecas especializadas, al menos las hospitalarias, no existen diferencias.

    Proporcionamos acceso a la información y documentación científicas, disponemos de libros, revistas y otros materiales como recursos de síntesis, base de datos, etc, por supuesto en formato electrónico, adquirimos materiales y elaboramos contenidos, elaboramos catálogos, boletines de novedades, índices de citas y soportamos una verdadera presión institucional que cuestiona diariamente nuestra rentabilidad.

    • JuliánMarquina 17 abril, 2018 en 13:50 - Responder

      Quizás las bibliotecas hospitalarias seáis un híbrido entre ambos conceptos. Este post está enfocado desde los polos opuestos entre las bibliotecas especializadas y los centros de documentación para hacer más palpables las diferencias entre ambas entidades..

  2. Lilia Ferrer 19 abril, 2018 en 12:51 - Responder

    Saludos Julian. Se me ocurre pensar que, mas allá de las diferencias de los formatos de las colecciones, son las coincidencias y convergencias, en el plano de las especialidades y contenidos, las que nos lleven a pensar las analogías. Creo que son las ingratas diferencias esbozadas en torno a los objetos, arquitecturas físicas e instrumentalización de la cotidianidad, las que distancian. La función social y científica tecnológica nos acercan, nos aproximan; las formas, nos distancian. (disculpa la ausencia de algunos acentos). Lilia

    • JuliánMarquina 19 abril, 2018 en 15:19 - Responder

      Muchísimas gracias por tu comentario para enriquecer el post, Lilia. Sí, casi mejor quedarse uno con las similitudes en lugar de con las diferencias. Mejor aproximar que distanciar. De hecho se podría decir que hay una delgada línea de separación. La cual también es necesaria porque si no toda biblioteca especializada sería centro de documentación y todo centro de documentación sería biblioteca especializada… lo cual no es así. Saludos 😉

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies