El Hospital Universitario de Bellvitge (HUB) y la Biblioteca Bellvitge se han asociado para ofrecer lecturas en voz alta a los pacientes del centro. La iniciativa «De viva veu» (De viva voz) proporciona a los pacientes ingresados sesiones de lectura en voz alta, creando un espacio de confort y estímulo tanto emocional como cognitivo durante su estancia hospitalaria. Esta práctica, que tiene sus raíces en la antigüedad, se ha adaptado a este entorno de atención médica, ofreciendo una experiencia enriquecedora más allá del cuidado médico convencional.

En la primera sesión de esta iniciativa, los pacientes de diálisis del HUB disfrutaron de cuentos satíricos y humorísticos del libro «Juego de azar» del escritor polaco Slawomir Mrozek. Este acto inaugural refleja el compromiso del hospital y la biblioteca de proporcionar experiencias enriquecedoras y terapéuticas a los pacientes. La elección de materiales de lectura, cuidadosamente seleccionados para ser tanto entretenidos como reconfortantes, demuestra una atención detallada a las necesidades y preferencias de los pacientes, asegurando que cada sesión de lectura sea un momento de alegría y sanación.

La iniciativa «De viva veu» no solo busca mejorar la experiencia de los pacientes, sino también resaltar los beneficios históricamente reconocidos de la lectura en voz alta. Desde la antigüedad, se ha sabido que la lectura en voz alta tiene efectos terapéuticos significativos, una práctica respaldada por estudios en neurociencias y antropología. La lectura en voz alta proporciona distracción y entretenimiento, y además promueve la relajación y el alivio del estrés, elementos cruciales en el proceso de curación y recuperación de los pacientes.

«Esta iniciativa se enmarca en el objetivo de seguir mejorando la experiencia del paciente en nuestro centro y fortalecer los lazos con el territorio, en este caso gracias al trabajo conjunto con una entidad como la Biblioteca Bellvitge, que es un referente del barrio», explica Silvia Millat, jefe de la Unidad de Ciudadanía y Participación del Hospital de Bellvitge.

La biblioteca y hospital de Bellvitge se unen en el proyecto de lectura en voz alta para pacientes

El acuerdo entre el HUB y la Biblioteca Bellvitge facilita que la lectura en voz alta de fragmentos literarios se lleve a cabo mensualmente en diversas áreas del hospital. Esto constituye un avance significativo en la integración de la cultura y el bienestar en la atención sanitaria. Estas sesiones de lectura son mucho más que meros actos de entretenimiento; representan una oportunidad para que los pacientes se desconecten de la rutina hospitalaria y se sumerjan en mundos imaginarios, lo que puede resultar extremadamente terapéutico durante periodos de enfermedad y recuperación.

«La sinergia entre los ámbitos de salud, cultura y comunidad es una vía que se inicia y que confiamos en que conduzca a nuevas colaboraciones futuras. El servicio bibliotecario sigue el camino puesto en marcha a través de la actividad Lecturas por teléfono y trasciende las paredes físicas. Gracias a la confianza que nos brinda el HUB, la biblioteca innova manteniendo su esencia, para ofrecer un servicio adaptado a nuestro entorno inmediato, que contribuye al acompañamiento y bienestar de la ciudadanía», tal y como afirma Lola Vime, directora de la Biblioteca Bellvitge.

El proyecto «De viva veu» representa una valiosa adición a las actividades de humanización del HUB, que incluyen microconciertos y escritura terapéutica, todas enfocadas en enriquecer la experiencia del paciente más allá del cuidado médico convencional. (Por cierto, otra acción de humanización de hospitales son las «bibliotecas ambulantes» del Hospital Universitario de Torrejón) Con esta iniciativa, el hospital y la biblioteca evidencian cómo la lectura en voz alta puede ser una herramienta poderosa en el proceso de curación y bienestar, introduciendo un enfoque innovador y compasivo en el cuidado de la salud.

Fuente y más información: Hospital Universitari Bellvitge |