Desde hace un tiempo que el posicionamiento en los buscadores está cobrando mayor fuerza e importancia. La visibilidad online es más que necesaria, es imprescindible. Por ejemplo, la biblioteca debe ser capaz de posicionar todo su valor y conocimiento en Google para darse a conocer, dejarse ver y ser de utilidad. Para ello es necesario, por un lado, tener una página web útil y funcional y, por otro lado, optimizarla al máximo para favorecer su posicionamiento online (SEO).

La visibilidad online de archivos, bibliotecas y centros de documentación es más que necesaria, es imprescindible. Deben posicionar todo su valor y conocimiento en un medio tan importante como es Internet para darse a conocer, dejarse ver y ser de utilidad. Todo un acercamiento a la sociedad cargado de intenciones que trata de huir de la frase «si no estás en Internet, no existes», a la vez de incrementar las visitas (aunque sean online).