Los 6 pilares esenciales que hacen que las bibliotecas funcionen

7 junio, 2016 at 10:11

No nos damos cuenta de los cambios en las bibliotecas hasta que no pasan unos cuantos años y volvemos la cabeza hacia atrás. Es ahí cuando vemos que esa adaptación y evolución, de la que tanto se habla, es una realidad latente en el mundo bibliotecario. Y es que las bibliotecas están tan hechas a esos cambios que hace que cualquier novedad de ahora dentro de diez años se vea como algo del pasado (e incluso puede que abandonada u obsoleta) o como algo que se ha asimilado y adoptado hasta convertirla en algo imprescindible.

En una biblioteca todo evoluciona. Evoluciona el usuario que requiere nuevos servicios y productos en la biblioteca. Evoluciona el bibliotecario/a para adaptarse a ese nuevo usuario. Evoluciona la colección para convertirse cada vez más en algo evaporable en lo que importa es el aquí y el ahora. Evoluciona el espacio para convertir a la biblioteca en un lugar cómodo y agradable en el cual el usuario quiera pasar su tiempo. Evoluciona la tecnología a pasos agigantados y la biblioteca trata, como bien puede, de ofrecer las últimas novedades y utilidades. Y hay cambios en los presupuestos (más bien involuciona el presupuesto) que hace que las bibliotecas se tengan que adaptar a lo poco que hay.

Las bibliotecas tienen que lidiar con necesidades del ayer, del hoy y del mañana

Y aunque todavía queden usuarios, bibliotecarios/as, colecciones, espacios y tecnologías en las bibliotecas sin evolucionar (o que van unos escalones por detrás en esta evolución) son estos los puntos claves y esenciales para que una biblioteca funcione, a los cuales habría que sumar el presupuesto (y nunca restar).

Ahora bien, las bibliotecas de hoy en día se encuentran con usuarios que requieren más de lo que se les puede dar y usuarios que requieren lo esencial. Bibliotecarios/as implicados con los cambios y la adaptación y bibliotecarios/as que no dan más de sí y les ahoga el día a día. Colecciones que crecen en algunas bibliotecas y colecciones que se mantienen en otras. Espacios reorganizados con espacios sin posibilidades de cambio. La nueva tecnología con la tecnología del siglo pasado. En definitiva, bibliotecas que tienen que lidiar con necesidades del ayer, del hoy y del mañana.

17 tips bibliotecarios para crear usuarios de biblioteca fieles y satisfechos

26 enero, 2016 at 10:09

Tanto la satisfacción como la fidelidad de las personas siempre son un reto a conseguir. Cuesta muchísimo esfuerzo en ganarlas y muy poco tiempo en perderlas. Las acciones desafortunadas o las malas experiencias son un lastre para las bibliotecas (y para cualquier organización).

Ya sabéis aquello que dice (y adaptado al mundo bibliotecario) que es más fácil mantener a un usuario en la biblioteca que traer uno nuevo. Pues bien, hay que hacer que esos usuarios que ya están dentro no se vayan por la puerta de atrás y tratar de conseguir que vayan a la biblioteca personas que nunca antes habían estado o la habían “abandonado” hace tiempo.

Recomendaciones para crear usuarios de biblioteca felices

La sonrisa, el trato amable y efectivo de los profesionales de las bibliotecas son la carta de presentación de estas. O se hace que los usuarios se sientan cómodos en las bibliotecas o no se conseguirá que los usuarios vayan de buena gana a las bibliotecas (e incluso se puede conseguir que no vuelvan).

Ya sabéis que una biblioteca está formada por personas (profesionales y usuarios) y que a su alrededor hay un amplio ecosistema de información, servicios, actividades, herramientas y tecnología. Y sin duda que los bibliotecarios/as son superhéroes necesarios para la sociedad. Profesionales a los cuales se les exige empatía, conocimientos, formación y positivismo ante unos usuarios cada vez más formados,  informados y con ganas de más. Es la hora de cuidar (como siempre) a las personas y facilitarles las vías necesarias para llevar a los usuarios ante sus necesidades.

Recomendaciones para crear usuarios de biblioteca felices

  1. Espera a que los usuarios vayan a ti, no les agobies y persigas. A su vez, muéstrate disponible y dispuesto a ayudarles. Aunque estés haciendo otras cosas, los usuarios (las personas) son lo primero.
  1. amable y muéstrate cercano con los usuarios. Recíbeles con una sonrisa. Salúdales cuando llegan y despídete de ellos cuando se vayan. También, incluso, haz todo lo posible para recordar los nombres de estos. (En la medida de lo posible).
  1. Comunícate con los usuarios de manera fluida. Háblales con un tono cercano, de tú a tú, y siempre de manera positiva. Sé humilde, honesto y 100% transparente con ellos.

7 libros que han tardado más de 100 años en ser devueltos a la biblioteca

23 abril, 2015 at 9:52

Existen infinidad de razones (excusas) por las cuales no devolver un libro a una biblioteca: se me olvidó que lo tenía, pensé que ya lo había devueltono lo encuentro, creo que lo he perdidose lo dejé a un amigo para que lo devolviese, pero ya veo que no lo ha hechome he mudado y ¡cómo voy a enviar el libro por correo! ¿y si se pierde?creo que mi perro lo ha enterrado en el parque, pero no os preocupéis que lo estoy buscando¿libro? ¿Qué libro?

Estas pueden ser algunas simples excusas (más que razones) por las cuales hay libros que tardan más que otros en volver a su sitio en las bibliotecas. Personas desconsideradas con el resto de usuarios de la biblioteca que quieren hacer uso del libro en cuestión y que no pueden por estar en “paradero desconocido”… muchas veces decorando estanterías en sus casas y cogiendo polvo.

Libros

Eso sí, cuando un libro se daba 100% por perdido  y es devuelto por el usuario que lo tomó en préstamo (o por un familiar porque han pasado tantos años desde el préstamo que no hay persona humana que lo resista) se le da máxima difusión… e incluso los usuarios posan sonrientes junto a su libro devuelto (¡cómo no considerarlo suyo ya después de tantos años!) o están dispuestos a pagar la multa por el retraso en la devolución.

Ahora bien, ¿cuáles son algunos de los libros que han tardado más de lo debido en ser devueltos a la biblioteca?

Pues el record Guinness lo tiene un libro en alemán sobre la biografía del Arzobispo de Bremen y que fue prestado al coronel Robert Wapole en la biblioteca de la Sydney Sussex College en 1668. Este libro no fue devuelto hasta 1956 al ser encontrado por el profesor John Plumb en la Houghton Hall’s Library. ¡¡ 288 años después!!

Las 10 situaciones que más satisfacción causa a los bibliotecarios

31 marzo, 2015 at 10:53

Ser bibliotecario tiene su aquel. El trato directo con las personas es uno de los grandes retos a asumir, ya que puede causar tantas situaciones de estrés como de satisfacción. Entre las situaciones de estrés provocadas por los usuarios están los usuarios revolucionados (y maleducados) que no eres capaz de controlar, los usuarios poco cuidadosos con los recursos y materiales de la biblioteca, los que piensan que eres un recurso más de su propiedad y te acaparan todo el rato… Situaciones que pueden ser contrarrestadas con las muestras de agradecimiento y satisfacción que los usuarios muestran al bibliotecario/a por el trabajo diario en su biblioteca.

biblioteca happy

biblioteca happy

Es verdad que siempre se tiende a resaltar los aspectos negativos del día a día en el trabajo, nos suele pasar también en la vida diaria y personal… en la cual un momento desagradable puede empañar a diez de felicidad o satisfacción. El buen hacer es un compromiso que se asume y no se tiende a resaltarlo porque “nos va en el sueldo”. Es lo que se debe hacer para que los usuarios de las bibliotecas saquen el máximo partido a los recursos y se queden con ganas de más.

En este post voy a mostrar algunas de las situaciones que más satisfacción causa a los bibliotecarios/as ejerciendo su profesión. Al igual que en el post de las situaciones más estresantes del bibliotecario [enlazado en el primer párrafo], quiero agradecer a Mario Aguilera por lanzarme el guante de escribir este post y a mi colegas bibliotecarios de Facebook por decirme cuales son la situaciones que más satisfacción les causa el ejercicio de su profesión. Allá voy:

  1. Ayudar a los usuarios a satisfacer sus necesidades dentro de la biblioteca. Ayudar a los usuarios a localizar la información que necesitan, ayudarles a encontrar y utilizar los recursos de la biblioteca y en cualquier cuestión informática, ayudar a los usuarios a descubrir la biblioteca, ya sean nuevos libros que leer, recursos a utilizar, actividades de las cuales se pueda aprovechar…
  2. El agradecimiento de los usuarios. Que los usuarios se sientan agradecidos por la recomendación de un libro que les encantó, que te agradezcan toda la ayuda prestada para su proyección personal y profesional. Usuarios que vuelven al cabo de los años y te dan las gracias por aquella recomendación en aquel determinado momento, padres agradecidos por hacer a sus hijos usuarios de las bibliotecas…
  3. El efecto multiplicador. Cuando un usuario recomienda un libro a otro usuario y que tú le has recomendado previamente. Cuando un usuario enseña a usar los recursos de la biblioteca a otro usuario…

Las 15 situaciones que más estrés causa a los bibliotecarios

5 marzo, 2015 at 7:50

La vida del bibliotecario es una vida tranquila y sedentaria. Sin muchos sobresaltos y con mucho tiempo para pensar en el ocio y en la familia (sip, también tienen de eso). Lo único que hace es leer todos los libros de la biblioteca y colocarlos en sus estanterías. De vez en cuando viene alguien a quien se le manda callar para seguir en su paz interior y espiritual. De hecho, 1 de cada 2 británicos querría ser bibliotecario… seguro que para vivir en paz consigo mismo y no ver alterado su ritmo cardiaco o sus chakras.

Si no os habéis cansado ya de leer esta vida sedentaria y aburrida de los bibliotecarios, e incluso si no habéis cerrado está página con un cabreo monumental, he de deciros que estaba siendo irónico. ¿Y por qué?… pues porque cuando leo cosas como que la profesión del bibliotecario es de las menos estresantes o es que no conocen la actividad con la que tiene que lidiar un bibliotecario en su día a día o es que es resto de las profesiones son de lo peor.

La 3ª profesión menos estresante: El Bibliotecario: El entorno es relajado, silencioso y no tienen que enfrentarse, generalmente, a ninguna situación desagradable.

HELP!!!

HELP!!!

Los bibliotecarios, al igual que las personas, también tienen los problemas del estrés en cuanto a la muerte de un familiar o amigo, hacer una mudanza, casarse, divorciarse, tener un bebe, enfermedades, perder el trabajo… “Vale, este estrés lo puede padecer cualquier persona y en la vida laboral el bibliotecario no hay estrés que valga”, pensarán algunos.

Pues en este post voy a mostrar algunas de las situaciones más estresantes a las cuales se enfrenta un bibliotecario ejerciendo su profesión. Quiero agradecer a Mario Aguilera que me pusiese en alerta con este tema y a mis colegas bibliotecarios del Facebook por decirme cuales son las causas que más estrés les originan.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR