6 servicios a implementar por las bibliotecas desde sus páginas web

16 febrero, 2016 at 10:04

La marca digital de una biblioteca empieza por su página web. Dicha página tiene que ser el campo base en el cual giren sus medios sociales (blog, Facebook, Twitter, Youtube…). La página web es la carta de presentación online de la biblioteca y los medios sociales son los medios de interacción con los usuarios.

Ahora bien, una página web no puede (ni debe) ser sinónimo de contenido estático. Este contenido se debe ir renovando y actualizando. Tampoco debe ser sinónimo de pasividad y de esperar a que vengan los usuarios a comprobar los horarios de apertura de la biblioteca, por ejemplo. Ya que vienen los usuarios / visitantes a la página web hay que hacer que usen las bibliotecas desde allí… e incluso captarlos para que estén atentos a todas novedades.

Teclado con acceso directo a la biblioteca

Usuarios atentos a las novedades no solamente a través de la suscripción a las RSS que pueda tener (en el mejor de los casos) la página de la biblioteca, sino animar a que se den de alta en el boletín de noticias o de novedades. O hacer que pidan recomendaciones personalizadas de lectura a los bibliotecarios a través del correo electrónico o que se formen a través de una plataforma online desde la propia página de la biblioteca. Hay muchas cosas que se pueden hacer desde las páginas web de las bibliotecas y así conseguir que los usuarios tengan más formas de usar las bibliotecas.

Otros aspectos que también hay que tener en cuenta de la página web son el posicionamiento en los buscadores y trabajar el SEO de los contenidos. No hay que olvidar que el diseño de tiene que ser responsive o adaptable a cualquier dispositivo móvil. No hay que olvidar tener una URL amigable para que los usuarios / visitantes la recuerden fácilmente. Tampoco hay que obviar temas como la carga rápida de la página web o añadir un apartado de preguntas frecuentes o un simple buscador interno.

Las bibliotecas pueden ir un paso más allá a través de su página web

La verdad es que no son pocas las bibliotecas que tienen presencia online a través de sus páginas web, sobre todo a través de una única página que reúne a todas las bibliotecas de sus respectivas redes.

Que todas las bibliotecas de una red estén dentro de una misma página web tiene sus puntos positivos y negativos. Como positivo destacar la creación de marca en conjunto y como punto negativo puede estar la rigidez para aceptar nuevas propuestas de diseño o destacar tal aspecto que ofrece una biblioteca y el resto no.

Ahora bien, hay de todo en el mundo de las páginas web de bibliotecas. Hay páginas que se amoldan a peticiones, hay páginas curradas con muy buenos diseños, hay páginas que necesitan mejorar…

Destacaría entre las páginas web de biblioteca (por citar algunas, que me perdonen aquellas que no han sido mencionadas) la de las Bibliotecas Públicas del Ayuntamiento de Madrid, las Bibliotecas Municipales del Ayuntamiento de A Coruña, la Biblioteca Regional de Murcia, el Portal del Lector de la Comunidad de Madrid, las Biblioteques de Barcelona, el portal de Bibliotecas de Castilla y León, la Biblioteca de Castilla – La Mancha, las Biblioteques Públiques de Catalunya

Pero… ¿por qué no ir un paso más allá y convertir la página web de la biblioteca como el centro neurálgico de captación de usuarios?… Y que conste que no hablo únicamente de incluir la foto de los bibliotecarios/as en la página web para que todo el mundo los conozca (que también), hablo de temas más simples y que darán un mejor posicionamiento y visibilidad a la biblioteca.

En las bibliotecas no todo son libros, lectura y estudio [Presta atención]

15 septiembre, 2015 at 10:11

¿Pensabas que las bibliotecas solamente eran para sacar libros, leer plácidamente o estudiar sin molestias?… Pues estás muy equivocado. Las bibliotecas son mucho más que libros… e incluso pueden llegar a ser mucho más que información, todo depende de cómo te tomes sus servicios y de las cosas que te puedan llegar a ofrecer como usuario.

Y digo esto porque a raíz del post que escribí hace ya unos meses donde recopilaba cosas que las bibliotecas prestan a sus usuarios y que no son muy comunes (nada comunes) me encontraba en pleno proceso de creación de una segunda parte del post con nuevas cosas (sobre servicios no comunes también hablé recientemente) hasta que me encontré con esto: 50 things you can borrow from libraries besides books.

Nada más y nada menos que 50 inusuales objetos y servicios que las bibliotecas ponen a disposición de sus usuarios.  Algunos ya los señalé en su tiempo, otros los tenía localizados para hablar de ellos, otros no tenía ni idea de que existiesen y de que las bibliotecas los ofreciesen… y hay otros que no están señalados y que me reservo para contaros más adelante.

En las bibliotecas no todo son libros, lectura y estudio [Presta atención]

Las bibliotecas públicas son más que necesarias para la sociedad [Razón aquí]

9 septiembre, 2015 at 10:12

Sin lugar a dudas que si quieres saber lo que es una biblioteca pública y los beneficios que esta puede tener para la sociedad tienes que leer el trabajo realizado por la Gerencia del Servicio de Bibliotecas y la Dirección de Estudios y Prospectiva de la Diputación de Barcelona y cuya título es “El valor de las bibliotecas en la sociedad: el caso de la Red de Bibliotecas Municipales”.

Las bibliotecas públicas son más que necesarias para la sociedad [Razón aquí]

Es un trabajo bastante extenso (y eso que me he leído la versión reducida en castellano) en el cual se dice que por cada 1 euro que la Administración pública invierte en las bibliotecas de la Red de Bibliotecas Municipales se generan 2,25 euros de beneficio directo y 4,25 euros en beneficios indirectos por cada 1 euro invertido. Algo inferior al retorno de 2,80 euros por euro invertido detectado en el estudio que en 2014 realizó Fesabid, pero dentro de los datos de otras redes bibliotecarias referentes en el ámbito internacional tal y como comenta el estudio.

En dicho estudio se analiza el impacto de las bibliotecas públicas desde 4 ejes (el eje cultural, el eje social, el eje económico y el eje educativo / informativo) con la finalidad de estimar el valor social generado por dichas bibliotecas desde la perspectiva individual y colectiva (comunidad).

En el eje cultural destacan los beneficios sociales de las bibliotecas públicas en cuanto al fomento del hábito y la competencia lectora, el acceso universal al conocimiento y a la lectura, la preservación y difusión de la memoria cultural local, y el progreso cultural y artístico local.

En el eje social destacan los beneficios sociales de las bibliotecas públicas en cuanto a la inclusión social, la inclusión de personas con discapacidad, la inclusión de la diversidad cultural, la cohesión social, el capital social, y la revitalización del espacio público.

En el eje económico destacan los beneficios sociales de las bibliotecas públicas en cuanto al fomento de la inclusión laboral y el fomento del progreso económico local.

En el eje educativo / informativo destacan los beneficios sociales de las bibliotecas públicas en cuanto a la alfabetización informacional (ALFIN), la inclusión digital y las sociedades más y mejor informadas.

Drones, alfombras y diademas… lo último en tecnología aplicada a bibliotecas

5 mayo, 2014 at 17:28

El equipo de dosdoce.com y la consultora cultura Elisa Yuste han lanzado recientemente la «Chuleta digital para bibliotecas» cuyo objetivo es “convertirse en una guía de referencia para los profesionales del mundo del libro que quieran conocer las múltiples posibles aplicaciones que ofrece la nueva generación de tecnologías en los distintos ámbitos de las bibliotecas” y que podréis descargar desde el siguiente enlace: Chuleta digital para bibliotecas de Dosdoce (la imagen de a continuación solamente contiene la cara A)

Chuleta digital para bibliotecarios

Chuleta digital para bibliotecarios

Dicha guía analiza las distintas tecnologías y servicios prestados en las bibliotecas (servicios de información, servicios de lectura, servicios de préstamos y servicios de formación) según su uso, el interés de implementación o si podría o no funcionar en las bibliotecas.

Cabe destacar de dicha guía algunas tecnologías que ya están funcionando en bibliotecas y que son de uso común, como son los referentes a la tecnología web (aplicaciones web, comunidades virtuales y redes sociales), el geoposicionamiento, la tecnología de realidad aumentada (códigos QR) y la tecnología táctil (escaparates, pantallas, máquinas expendedoras de libros) o el uso de otras tecnologías que podrían funcionar en las bibliotecas, como la web semántica en los servicios de información, el geoposicinamiento en cuanto a recomendaciones de lecturas, el reconocimiento facial para la gestión de préstamos o los drones para realizar visitas guiadas a las instalaciones.

A destacar también la importancia de la recopilación de datos de los usuarios en estas tecnologías para conocer sus gustos, sus sentimientos, emociones y el lugar en el cual se encuentran en determinado momento con la finalidad de monitorizarles e incluso anticiparse a sus necesidades. Unas tecnologías basadas en multipantalla, sensores, cámaras y robótica.

Suben las visitas web a las bibliotecas, bajan las visitas presenciales

11 diciembre, 2013 at 14:43

Acaban de salir nuevos datos publicados en PewInternet sobre el uso de las bibliotecas públicas en comunidades y sobre la valoración que dan los estadounidenses a los servicios prestados en ellas. Consideran que las bibliotecas públicas ofrecen un gran servicio a la comunidad y que su cierre podría ocasionar un gran impacto negativo para ellas. Por otro lado destacar la valoración positiva que tienen las personas en riesgo de exclusión sobre las bibliotecas y sus servicios, así como el crecimiento porcentual de las visitas a los sitios web de las bibliotecas públicas y el descenso porcentual de las visitas presenciales a las bibliotecas públicas.

Los estadounidenses valoran muy positivamente el papel de las bibliotecas públicas en sus comunidades al facilitar el acceso a materiales y recursos, así como por promover la alfabetización y, por consiguiente, la mejora de la calidad de vida en general.

El 63% de los estadounidenses consideran que el cierre de sus biblioteca pública tendría un gran impacto en su comunidad, mientras que el 27% cree que el impacto sería menor y el 7% que no habría ningún impacto. En cuanto al impacto personal (sobre ellos y sus familias) manifiestan que tendría un gran impacto solamente el 29%, mientras que un 32% dicen que no habría ningún impacto.

If your local public library closes, what impact would that have on you and your family? On your community as a whole?

La mayoría de los estadounidenses (95%) manifiestan que los materiales y los recursos disponibles en las bibliotecas públicas juegan un papel importante al dar a todos la misma oportunidad de tener éxito, al promover la alfabetización y amor por la lectura. Un 94% considera que una biblioteca pública mejora la calidad de vida de la comunidad y un 81% manifiesta que las bibliotecas públicas ofrecen servicios difíciles de encontrar en otros lugares.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR