¿Las Google Glass llegarán a las bibliotecas? #GoogleLibGlass

11 febrero, 2014 at 20:42

Las bibliotecas son una de las primeras organizaciones en probar e implementar la nueva tecnología en búsqueda de su propio beneficio o, como no, el de sus usuarios, como ya pasó con la incorporación de Internet. Ahora bien, les llega el reto (otro de tantos) de las Google Glass. Y como bien dijo Pablo García: “Si existe un complemento que caracteriza la ya de por sí estereotipada figura del bibliotecario, ese es sin duda el de las gafas”.

Google Librarian Glass

Google Librarian Glass

El informe “Sociedad de la Información en España 2013” muestra como una tendencia de futuro, ya con presencia real, los dispositivos wearables (o dispositivos ponibles) con conectividad de uso personal y donde se puede enmarcar a las Google Glass.

Se trata de dispositivos que el usuario lleva encima como si se tratara de complementos o ropa por lo que la tendencia se conoce como wearables, que ofrecen información en tiempo real al usuario, y que tienen un carácter muy diverso.

En este 2014 se empezarán a comercializar las Google Glass por el “módico precio” de unos 1.500 euros. Ya hay bibliotecas que están experimentando con ellas y haciendo que sus usuarios sean partícipes de dicha tecnología, como es el caso de Arapahoe Library District o de la Yale University Library tras un llamamiento de Google para participar en el uso de dicha tecnología.

Ahora bien, ¿están las bibliotecas preparadas para una avalancha de usuarios conectados a través de las gafas?… ¿están pensando en eso ya o quizás se ve aún como un futuro lejano?… si las bibliotecas son información, ¿no deberían trabajar en poder ofrecer información a través de este tipo de dispositivos?… La verdad es que mirándolo detenidamente parece una locura en inversión de tiempo y dinero para que luego que solamente sea gaseosa y se le vaya la fuerza a la semana de salir.

El bibliotecario ante los medios sociales. Año 2029

24 septiembre, 2012 at 10:17

Pongámonos en situación. Imaginemos el año 2029. ¿Alguien sabría predecir cómo va a ser el futuro?… ¿Cómo se van a relacionar los bibliotecarios con sus usuarios?… ¿Qué necesidades informativas y culturales tendrán nuestros usuarios?… en definitiva, ¿Cómo serán las bibliotecas?

Futuro bibliotecariaPara plantar cara al futuro, lo mejor es seguir la frase del profesor universitario Alan Kay: “El mejor camino para predecir el futuro es inventándolo”. Siguiendo las palabras del profesor Kay, este post tratará de ver la relación del bibliotecario con sus usuarios a través de los medios sociales en el año 2029. Puede que todo lo que se exponga ya esté implementado antes del año 2029 o haya cosas que se queden por el camino y nunca lleguen a cuajar. Vamos a dejar volar nuestra imaginación para imaginarnos (valga de redundancia) esa relación bibliotecario / usuario a través de los medios sociales.

El bibliotecario será la parte central del universo biblioteca. El bibliotecario cobra mayor fuerza en este futuro. Un futuro donde se diluyen las fronteras entro lo físico y lo virtual; y donde el bibliotecario sigue siendo la figura imprescindible, pero no protagonista, de la biblioteca… los protagonistas siguen siendo los usuarios.

Esta unión de fronteras físicas o virtuales hará que el bibliotecario tenga que estar tan atento de los usuarios físicos como de los usuarios virtuales. El bibliotecario tiene que ser un perfecto conocedor de todos sus usuarios, cuales son sus necesidades y porqué van a la biblioteca… o porqué prefieren hacer uso de los servicios de la biblioteca a través del mundo online. Todo esto no va a ser posible sin el bibliotecario y una chispa de innovación. Es imprescindible salir de la zona de confort y hacer las cosas de manera diferente.

Hay tres pilares básicos que me gustaría destacar de ese futuro del bibliotecario y los usuarios en los medios sociales:

  • Personalización del servicio: demos un trato preferente y directo a nuestros usuarios con la información que podemos obtener de ellos.
  • Servicios a la carta: seamos una pieza clave en la vida informativa, educacional y cultural de nuestros usuarios.
  • Gamificación (compensación por objetivos): premiemos a nuestros mejores usuarios.

Personalización del servicio.

Tenemos mucha información de nuestros usuarios a través de los distintos medios sociales, por lo que es más fácil ofrecerles la información puntual que buscan y la información que necesitan. Todo ello con el objetivo de ofrecer un servicio personalizado a cada una de las personas que hacen uso de nuestros servicios.

A través de la tecnología cada vez es más fácil para nosotros poder obtener información de las personas, como por ejemplo a través del reconocimiento facial de nuestros usuarios, del eye tracking… y de ofrecerles una realidad paralela en la cual estemos tan activos como en el mundo físico. Estoy hablando de la realidad aumentada y de la realidad virtual.

  • Reconocimiento facial. Cuando alguien entre por la biblioteca ya tenemos que saber quién es, qué busca y qué necesita de nosotros. Esto lo podemos llevar a cabo a través de sistemas de vídeo vigilancia que realicen un reconocimiento de las personas y que nos conecten con su información personal y profesional que tienen volcada en los medios sociales.
  • Eye tracking. A través del eye tracking podemos saber qué es lo que más gusta a nuestros usuarios y sobre qué ponen mayor atención. La biblioteca y nuestros medios sociales estarán así en constante cambio y evolución con la finalidad de poder ofrecer a nuestros usuarios lo que necesitan de una manera rápida y a simple vista. Esto lo podemos llevar a cabo siempre con visión de poder promocionar otros servicios que también consideremos importantes para la biblioteca a través de su colocación estratégica.
  • Realidad aumentada / Realidad virtual. La biblioteca ya no es solo un espacio físico en tal calle o en tal centro. Ahora la biblioteca (toda o parte) está donde el usuario la necesite. Esto es posible gracias a la realidad virtual y al posibilidad de ésta de montar espacios virtuales al alcance de la mano de cualquier usuario. Este nuevo escenario hará que el usuario esté informado de las últimas novedades de la biblioteca con el uso de esta nueva tecnología. En cuanto a realidad aumentada hará posible multiplicar nuestra presencia y ofrecer al usuario un trato personalizado allá donde lo necesite (por ejemplo: la biblioteca pasa a realidad virtual y el bibliotecario a realidad aumentada).

Servicios a la carta.

Cuando hablamos de servicios a la carta estamos hablando de servicios también personalizados de atención, pero donde entra en juego el componente de los contenidos y la información desde donde desee el usuario.

En servicios a la carta podemos encontrarnos con servicios tales como:

  • 24/7 streaming con el bibliotecario. El bibliotecario siempre al otro lado de la pantalla para resolver nuestras dudas y necesidades informativas. No es necesario esperar al día siguiente para que el bibliotecario nos resuelva nuestras dudas o nos ayude en nuestra investigación. Además el bibliotecario obtendrá más información de los usuarios a través de la conexión con los medios sociales para hacer el streaming y por la mirada. Entran en juego aquí también el reconocimiento facial y el eye tracking del que hablábamos antes. Este medio también nos tendría que servir como medio de comunicación para el mundo (y nuestros usuarios).
  • Contenidos a la carta. En el año 2029 nos vamos a estar moviendo en un mundo sobrecargado de información donde ya sea imposible saber cual es la información válida de la que no, al igual que saber qué información necesito y cual me puede ayudar para apoyarme en mis investigaciones. La sobreabundancia de información y contenidos hace que el usuario final tenga una notable escasez de atención y es ahí donde tenemos que encaminar nuestros esfuerzos, en hacer que el usuario solo reciba la información que busca y necesita. El bibliotecario será la persona encargada, a través de toda la información que podamos recopilar del usuario, de elaborar contenidos de calidad para los usuarios a través del uso de las distintas fuentes disponibles y hacer que todo lo que le interesa al usuario quede plasmado en un solo documentos.

Gamificación.

Con la finalidad de potenciar la motivación, concentración , esfuerzo y fidelización de nuestros usuarios es importante la utilización de mecánicas de juego dentro de la biblioteca (o sus mundos paralelos).

Se trata de hacer del usuario una persona productiva dentro del entorno de la biblioteca. ¿Cómo?:

  • Premiar la fidelización del usuario. Como ya hemos comentado en infinidad de veces: el usuario es parte imprescindible y fundamental de la biblioteca. Hagámosle partícipe a través del juego y compensaciones por su labor o utilización de servicios.
  • Destacar los usuarios más importantes para la biblioteca. Destaquemos a nuestros mejores “clientes”. Dentro de la Gamificación es importante tener a los usuarios motivados y con ganas de superarse para mejorar. Sería importante destacar quienes son nuestros mejores usuarios para realizar un reconocimiento sobre el mismo a la comunidad.

El objetivo de todo esto será que “todo el mundo sea usuario de la biblioteca… y quien aún no lo sea esté deseando serlo”

Para terminar me gustaría dejar una frase para reflexionar y que puede darnos indicaciones de qué “camino” tenemos que tomar para ir al futuro.

“Nunca vayas por el camino trazado, porque conduce hacia donde otros han ido ya” (Alexander Graham Bell)


Desde aquí quiero agradecer a la organización de las jornadas “Bibliotecas 2029” por la invitación y por dejarme un hueco en su programa para hablar (inventar) del futuro bibliotecario. ¡Grandes jornadas, grandes personas!

Hiperconectados e hiperinformados. El poder de la información en las redes sociales

22 febrero, 2012 at 11:46

Como se diría por Twitter… #yoconfieso: Estoy hiperconectado e hiperinformado. Esta fue la conclusión que saqué gracias a la presentación que tuve que preparar para las “II Jornadas sobre la Reutilización de la Información del Sector Público” . Según afirmó Eric SchmidtLa humanidad había creado hasta 2003 una cantidad equivalente a 5 exabytes”… y actualmente nos encontramos en más de 295 exabytes de información.

Cada vez nos llega una misma información por distintos medios… ya sea a través de los periódicos digitales, por Twitter, Facebook y otros medios sociales. Todo esto puede hacer que a veces te sientas un poco infoxicado por la gran cantidad de información que se mueve a tu alrededor.

En España las búsquedas más realizadas en Google en el año 2011 fueron referentes a medios sociales, como son Facebook, Tuenti y Youtube. Datos como que Facebook cuenta ya con más de 15 millones de usuarios en España, que Tuenti es culpable del 15% del tráfico web en España… y llega a los 13 millones de usuarios registrados y que España ocupa el quinto lugar entre los países que más usan las redes sociales en el mundo no nos deja (o tiene que dejar) indiferentes. Estamos ante una explosión de conexión y de información con un línea exponencial sin precedentes.

A nivel mundial algunos datos a destacar serían los cerca de 800 millones de usuarios con los que cuenta Facebook y los 4.000 millones de vídeos que se reproducen en Youtube cada día. En la actualidad existen 2.000 millones de internautas, de los cuales el 84% de ellos está y dedica uno de cada cinco minutos a las redes sociales. Los hábitos de consumo cambian: el 40% de los móviles en EEUU son un smartphone (los cuales han ganado la batalla de ventas a los PCs), no en vano más de 300 millones de usuarios acceden habitualmente a Facebook desde aplicaciones móviles.

Los medios sociales tienen una fuerza grandísima para hacer cambios en la sociedad. Claros ejemplos los podemos ver (y están señalados en la presentación) con la campaña de #lasbibliotecasmolan, el #15M (o #spanishrevolution) o mismamente el caso del programa de televisión de “La Noria” que tuvo que reinventarse para que todos los anunciantes que les habían abandonado por considerar estos que no estaban de acuerdo con algunos contenidos del programa (y debido a la presión de la sociedad… sin esta presión no hubiese pasado nada).

Igual de importante es la viralidad del mensaje que queramos transmitir (y que difícilmente se puede planificar ya que esta viralidad depende de las personas… no de la estrategia). En este caso que os muestro a continuación en el video, y a través de subir vídeos en Youtube, consiguió aumentar sus ventas un 500%… la verdad es que no tiene desperdicio el vídeo y la forma de llegar a la gente.

Ahora llegan otras formas de recibir información, la cual hay que sumar a la larga lista de canales que tenemos para estar informados… os estoy hablando de los códigos QR y de la realidad aumentada (en la presentación que hay arriba podéis ver algunos casos de aplicación de estas dos nuevas tendencias en nuestras vidas diarias).

Conclusiones:

  • Vivimos en una sociedad hiperconecta e hiperinformada… si queremos
  • La web social ha dado voz al usuario
  • Cada vez son más las personas, organizaciones y marcas que se unen a la web social
  • Cada vez se consume más información en medios online
  • Importancia creciente de la movilidad
  • Las tecnologías facilitan… pero en esta revolución los verdaderos protagonistas son las personas

Estamos en un mundo que está cambiando las formas de estar conectado e informado de una manera muy rápida… todo depende de nosotros: si queremos o no esa información que se nos está poniendo a nuestro alcance.

Para terminar me gustaría dejaros con un video (gracioso) y que muestra una sociedad en la cual los términos que más utilizamos (o se utilizan por internet) son aplicados a la vida en el mundo 1.0.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR