El futuro del profesional de la Información y la Documentación ante los nuevos retos digitales

13 octubre, 2013 at 12:10

Recientemente he tenido el placer de ser invitado y participar en el «2º Encuentro de Estudiantes y Jóvenes profesionales de los Archivos», organizado por la Asociación de Archiveros de Castilla y León (ACAL). En dicho encuentro traté de dar mi visión sobre el presente y el futuro de los estudiantes y jóvenes profesionales ante los nuevos retos digitales y las oportunidades que nos trae Internet con una serie de nuevos perfiles profesionales y que los profesionales de la Información y documentación deben tratar de aprovechar (arquitecto de contenidos, content editor, content curator, community manager…)

Esta claro que los estudiantes y jóvenes profesionales tienen en camino lleno de baches nada más terminar sus estudios, quizás por su falta de experiencia, por la falta de oportunidades y/o por la situación económica-financiera que estamos viviendo actualmente. Jóvenes que tienen que tratar de crearsen una imagen digital profesional fuerte y convincente para que sean las empresas los que se fijen en ellos. Está claro que Internet y en específico los medios sociales son plataformas ideales para que estos jóvenes puedan “vender” su producto, posicionarsen en el sector y dar visibilidad a lo que hacen, eso sí, siempre teniendo en cuenta una buena gestión de lo que es su reputación digital ya que son muchas las organizaciones que están atentas de posibles candidatos por los distintos medios sociales.

El futuro del profesional de la Información y la Documentación ante los nuevos retos digitales

Son los estudiantes y jóvenes profesionales ligados al mundo de la Información y la Documentación los que tienen un largo y, en bastantes ocasiones, difícil camino por recorrer. En ese camino juega un papel muy importante la inexperiencia laboral con la que cuentan, pero hay algo que juega a su favor y es que es su ADN llevan grabadas las nuevas tecnologías. Ellos son el futuro de la profesión y tienen que estar preparados para salvar todos los baches con los que se van a encontrar, siendo el primero de ellos la difícil situación laboral azotada por una crisis que parece no tener fin.

En datos numéricos esto se traduce en que el paro registrado en menores de 25 años en agosto del 2013 alcanzó la cifra de 434.953 personas en España o, lo que es lo mismo, el 9,2% del total de parados[1]. En cuanto a la situación de Bibliotecarios, documentalistas y afines (como así lo denomina el Servicio Público de Empleo Estatal – SEPE) el total de parados llegó a 2.626, siendo menores de 25 años únicamente 64 personas y siendo contratadas en ese mes de agosto 21 personas[2]. Estos últimos, datos oficiales y difíciles de creer por otra parte.

Hace ya bastantes años Bill Gates ofreció una charla[3] a alumnos de su antiguo instituto en la cual hacía mención a una serie de reglas en la vida como que esta no es justa, como que nada más salir de la universidad no ganarás muchísimo dinero o que si piensas que tu profesor es duro espérate a tener un jefe. Por no mencionar otras como que se acabaron las largas vacaciones, la diferencia entre ganadores y perdedores o la importancia de ser amable con los nerds[4] ya que hay muchas probabilidades de que termines trabajando para uno de ellos.

Todo pinta muy mal. Son tiempos complicados… pero también es cierto que son tiempos de nuevas oportunidades. Tiempos en los cuales los estudiantes y jóvenes profesionales quieren llegar a ser grandes profesionales, manejar la documentación y la información de grandes y pequeñas organizaciones para hacer valer su importancia o simplemente para tener un trabajo en el cual evolucionar de manera personal y/o profesional. Pero para eso se necesitan oportunidades, las cuales tienen que venir de las empresas y que en los tiempos que estamos no se la van a jugar a la ligera.

Pero, ¿a quién culpar? ¿a las empresas? ¿a la situación económica-financiera? ¿a los profesionales por no saber “vender” su producto?… Lo que está claro es que todo influye y los profesionales de la Información y la Documentación tan solo tienen una parte de culpa en este desaguisado actual, pero que pueden corregir y trabajar a través de la formación, el posicionamiento, la visibilidad y aprovechamiento de nuevas oportunidades, e incluso el autoempleo, sumado con una pizca de ilusión, innovación, interacción, colaboración, comunicación y cooperación en el sector.

Desde hace ya unos años, bastantes años, hay a disposición de todos los profesionales una herramienta imprescindible en su visibilidad y posicionamiento en el sector. Esta herramienta es Internet… que a su vez es un arma de doble filo que puede jugar en su contra. De ahí la importancia de la identidad digital (imagen que difundimos) y reputación digital (como nos ven las demás personas) y donde, paradójicamente, se llega al punto de que uno no es quien dice ser, sin quien dicen los demás que es.

Internet es un gran escaparate en el cual “vender” nuestro producto, además de una nueva puerta de nuevas profesiones que van surgiendo en cuanto al tratamiento y análisis de información, comunicación y gestión de contenidos (entre muchas otras). Estas son las oportunidades que se deben aprovechar sin llegar a perder de vista las profesiones “de siempre” como la de bibliotecario, archivero, catalogador o documentalista, profesiones que no viven sus mejores momentos tal y como se puede ver en los planes de trabajo de dichos puestos en Infojobs[5] [6] [7] [8].

Todos juntos en la nube: trabajo y comunicación a través de Internet

13 noviembre, 2012 at 6:13

El pasado 8 de noviembre tuve el placer de poder compartir con grandes compañeros y profesionales una ponencia dentro de los VI Encuentros de centros de documentación de arte contemporánea. Posicionamiento y nuevos retos en las bibliotecas especializadas (gracias Elena Roseras) en el ARTIUM (Vitoria-Gasteiz) cuyo titulo fue: “Todos juntos en la nube: trabajo y comunicación a través de Internet”. Os dejo a continuación la presentación que utilicé y con un resumen de cada uno de los apartados que allí comenté:

Introducción

Cada vez más común la organización de nuestras vidas alrededor de los servicios que nos ofrecen a través de Internet: Redes sociales, blogs, microblogs… Ha cambiado nuestra manera de comunicarnos y de difundir nuestro mensaje a través de los medios 2.0. También nuestra forma de trabajar con la llegada de la “nube” o cloud computing y donde ya lo único necesario es un dispositivo (ordenador, portátil, tablet, smartphone…) y conexión a Internet para acceder a nuestra vida en la nube. Todo está cambiando en los últimos años en nuestras vidas y en nuestras organizaciones.

Ya no estamos “solos” si miramos a nuestro alrededor. Internet nos permite múltiples posibilidades de comunicación, trabajo, difusión y publicación. Estamos en la Era de los medios sociales y de los usuarios. Aunque no todo es gracias a Internet, también hay otra serie de factores que han hecho posible todos estos cambios sociales, como son: los nuevos dispositivos, las nuevas herramientas y plataformas y la predisposición de las personas a utilizarlas.

Cloud computing, nuestra vida alrededor de ella

Trabajar en la nube o a través de medios sociales tiene sus pros (costes, no necesaria la programación, acceso) y sus contras (el acceso no siempre es posible, nuestros datos están expuestos a ser mal utilizados, miedo a que falle el sistema).

A través de Google podemos organizar nuestra manera de trabajar, comunicarnos y difundir contenidos con otras personas a través de las múltiples herramientas que nos pone a nuestra disposición. Un claro ejemplo de organización a través de dichas herramientas es el caso de BiblogTecarios, donde más de 40 personas se comunican y organizan a través de tres herramientas imprescindibles de Google: Grupo, calendario y Google Drive.

Los “nuevos” medios comunicativos: los medios sociales 2.0

Hablar de web 2.0 significa hablar de medios sociales, donde las comunicaciones se han vuelto más dinámicas y donde las personas tienen más facilidad para relacionarsen con otras personas. Ya no importan fronteras ni horarios… lo único que nos hace falta (y como ya he comentado anteriormente): es un dispositivo con acceso a Internet e Internet.

La velocidad en las comunicaciones es la clave del éxito. La velocidad, la facilidad en la creación de contenidos y el compartirlos son elementos clave en los medios sociales. Además de la comunicación bidireccional a la que se han tenido que amoldar las organizaciones.

Ahora ya estamos hablando de entidades 2.0 y la democratización del usuario.

Situación en la que nos encontramos… algunos datos

Según palabras de Eric Schmidt (presidente ejecutivo de Google): “La humanidad había creado hasta 2003 una cantidad equivalente a 5 exabytes.” Actualmente nos encontramos con más de 295 exabytes de información.

A nivel mundial:

  • 2.400 millones de internautas y el 85% está en redes sociales.
  • Facebook cuenta con más de 1.000 millones de usuarios (el 60% accede a través de dispositivos móviles).
  • Twitter cuenta actualmente con 170 millones de usuarios activos.
  • Google + alcanza los 400 millones de usuarios.
  • Cada día se reproducen 4.000 millones de vídeos en Youtube.

En España:

  • Las búsquedas más realizadas en España en Google son todo medios sociales: Facebook, Tuenti y Youtube
  • En la actualidad hay más de 18 millones de usuarios de Facebook en España.
  • Tuenti, la red social española, cuenta con 15 millones de usuarios.
  • En cuanto al uso de redes sociales a nivel mundial, España ocupa la 5ª posición… por delante de ella está: Israel, EEUU, Gran Bretaña y Rusia.
  • Otro dato a tener en cuenta… de los 47 millones de habitante, el 67,1% es internauta.
  • El 91% de los internautas pertenece a alguna red social… en Facebook están el 85%.
  • En España, los smartphones suponen un 46,3% del total de terminales.
  • La media europea de acceso a Internet a través del móvil es de 11%… en España es un 20%.
  • El 76% de los jóvenes universitarios consideran los dispositivos móviles los equipos tecnológicos más importantes de sus vidas.
  • Los jóvenes consideran Internet como un recurso vital como el aire, el agua, la comida o la vivienda.

Crowdsourcing

Con la llegada de la web 2.0, en la cual todos los usuarios de la web tienen la posibilidad de estar más cerca los unos de los otros y de poder compartir, difundir y crear información, nace un nuevo término: el crowdsourcing. Dicho término hace referencia a la realización de un trabajo en grupo a través de una convocatoria abierta para que se puedan unir tantas personas como así lo deseen.

Varias empresas supieron ver la importancia del crowdsourcing en sus procesos productivos, de los cuales salieron beneficiados gracias al trabajo colaborativo de la red. Algunos casos de éxito, y que muchos ya conocemos, son:

  • el sistema operativo Linux, que ha sido creado por cientos de voluntarios.
  • la Wikipedia, que es alimentada con contenidos por miles de personas.
  • la traducción de las plataformas de Facebook y Twitter por personas voluntarias.

Para terminar veremos una serie de beneficios que puede traer el crowdsourcing a nuestras organizaciones:

  • Dinámica colectiva. Nadie es el líder, pero todos son líderes en la ejecución de las ideas.
  • Ahorro de costes.
  • Transferencia del conocimiento y participación colectiva. (Interacción).
  • Diseño centrado en el usuario y fuera de la empresa.
  • Colaboración en masa.
  • Reconocimiento… ya sea en posicionamiento social, monetario, satisfactorio o por sentido de pertenencia.
  • Uso de las tecnologías como medio de comunicación.
  • Innovación

Conclusiones

  • El cloud computing cada vez lo tenemos más presente en nuestras vidas, muchas veces, incluso, sin darnos cuenta. Estamos en una etapa social y profesional de hiperconexión e hiperinformación donde uno usa los servicios sin reparar si está en la nube o no.
  • Google Apps puede ser una solución perfecta para la organización del trabajo y de las personas de una manera rápida, eficaz, sencilla y gratuita. Lo único que tenemos que hacer es habituarnos a esta forma de trabajo.
  • Si BiblogTecarios puede organizarse todo el mundo puede organizarse,  solo es cuestión de actitud.
  • La comunicación no tiene fronteras ni horarios…  lo únicamente necesario es un dispositivo con conexión a Internet para estar en contacto con el resto de personas que forman parte del grupo.  Destacar la importancia creciente de la movilidad en cuanto a comunicación, acceso a la información y difusión.
  • La gran cantidad de información que se maneja en el mundo puede hacer que lleguemos a la infoxicación, es importante ponerle remedio.
  • El crowdsourcing nos puede ayudar a que nuestros proyectos se hagan realidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR