10 excusas que se dan para no leer libros y algunas soluciones para sí hacerlo

9 Marzo, 2017 at 10:00

Lo peor de las excusas es que muchas veces tratamos de autoconvencernos de que tenemos razón. En ocasiones estas excusas son infundadas y tratamos de no ponerles solución. No os cuento nada nuevo si os digo que el 36% de las personas no lee nunca o casi nunca y que los principales motivos para no hacerlo es que no les gusta o no les interesa, que no tienen tiempo o que prefieren emplear su tiempo en otro tipo de entretenimientos.

¿Sabías que tus excusas para no leer libros tienen solución?

Toda excusa tiene su solución… pero esta solución tiene que surgir de nosotros mismos. De nada sirve que enumerar soluciones para dichas excusas si no ponemos nada de nuestra parte. Si nuestra excusa es que no tenemos tiempo, quizás lo podamos encontrar en nuestros viajes en transporte público. Si nuestra excusa es que no sabemos qué leer, podemos tratar de dejarnos recomendar por profesionales, familiares o amigos. Si no leemos porque los libros son caros, podemos tratar de hacer uso de la biblioteca más cercana… Para casi todas nuestras excusas puede haber una o más soluciones, pero lo dicho: tenemos que poner de nuestra parte.

A continuación destaco las excusas más comunes para no leer libros… y doy algunas soluciones para que a partir de ahora nos convirtamos en grandes lectores. Eso sí, sin presiones. No hay que tomarse la lectura como un acto obligatorio. Hay que leer si realmente queremos hacerlo, pero al menos que no se diga que no lo hemos intentado.

10 claves para convertirte en el booktuber que te gustaría ser

25 Octubre, 2016 at 10:05

Vaya por delante que ser booktuber (y youtuber) no es nada fácil… es más, yo lo considero como una tarea titánica. Requiere muchísimo trabajo, tiempo, dedicación, recursos, exposición a comentarios… aún así, todos estos “contras” (por calificarlos de alguna manera) pueden menos que la pasión por transmitir y hacer que llegue el mensaje a las personas.

10 claves a tener en cuenta si te quieres abrir un canal de lectura en Youtube

Imagen de Alexey Boldin / Shutterstock.com

Si algo tengo pendiente en esta vida (entre otras muchas cosas) es lanzarme a Youtube, pero es un medio social que se me resiste, y apasiona a la vez. Digamos que me faltan varios puntos necesarios para lograr abrir un canal en Youtube en el que yo sea el protagonista. Confieso que no soy nada bueno ante las cámaras, me falta el desparpajo necesario para ello, la vocalización y la rapidez en el habla me falla, y no dispongo de tiempo como para hacer algo que reúna la suficiente calidad que me pueda exigir. Así que seguiré esperando para lanzarme a Youtube.

Por todos es sabido que los vídeos cada vez atraen más la atención de las personas en los medios sociales. El vídeo es el recurso ideal para llegar a ellas, para atreaerlas hacia ti y tu historia. En mi estudio previo de la plataforma identifique una serie de consideraciones / claves a tener en cuenta si me quería lanzar a Youtube. Así que  comparto con todos vosotros este decálogo por si alguien se anima a lanzarse.

La lectura de libros en papel sigue fuerte frente a la lectura de libros electrónicos

10 Octubre, 2016 at 10:04

Se puede decir que los españoles tienen interés por la lectura de libros, que están satisfechos con sus tiempos de lectura y que creen que el resto de personas que están a su alrededor leen poco. Destacable también que hay una gran parte de personas que casi nunca o nunca leen, además de que las que sí leen cuando lo hacen prefieren mayoritariamente los libros papel. A la hora de recomendarle un libro ve con cuidado, se fían más de su propio criterio que el de un familiar o amigo (por no hablar del criterio del librero, el cual no tienen en cuenta prácticamente).

El 78,6% de lectores de libros prefiere el papel, el 11,2% los libros electrónicos

Estos y otros datos se pueden ver en el último barómetro del CIS (septiembre 2016). Aunque no hay variaciones destacables con respecto a la versión de diciembre de 2014, y eso que han pasado 21 meses. Por ejemplo, los que preferían leer en papel en 2014 eran el 79,7% de los españoles… en 2016 esa cifra baja 1,1 puntos para ponerse en 78,6. Por otro lado la cifra de los que prefieren leer en digital se mantiene prácticamente igual con una variación de 0,1 puntos a favor de los que prefieren este tipo de soporte en 2016. (11,1% en 2014 frente a 11,2% en 2016). Por lo visto pueden más las ventajas / beneficios de los libros en papel frente a los beneficios de los libros electrónicos… aunque el equilibrio pueden que esté en la combinación de ambos tipos de lectura.

A los españoles les interesa la lectura, pero dicen que la gente lee poco

Las personas interesadas por la lectura ganan por mayoría a las que no les interesan, pero tampoco es para tirar cohetes. Hay un 61,6% de españoles que dicen que les interesa mucho o bastante la lectura, y un 38,2% a los que les interesa poco o nada.

Un 48,2% dice estar satisfecho con el tiempo que dispone en los días laborables con la lectura de libros y hay un 31,1% que dice que le gustaría disponer de más tiempo. Un 20,1% dice no realizar esta actividad.

El 69,2% de los españoles dice que la gente lee poco, un 14,9% que se lee bastante. En los extremos estarían el 2,2% que dice que se lee mucho y el 4,8% que dice que no se lee nada.

El 26,3% dice que se lee más o menos igual que hace 10 años. El 27,2% que se le bastante o mucho más y el 32,9% que se lee bastante o mucho menos que hace un década.

¿Libro en papel o libro electrónico en las bibliotecas?

27 Julio, 2016 at 10:04

Pero, ¿por qué elegir cuando se pueden tener libros en los dos formatos?… Esta respuesta en forma de pregunta es la clave y da una idea de la situación actual que están viviendo la mayoría de las bibliotecas. Bibliotecas que forman colecciones híbridas de libros en papel y en digital. Bibliotecas que dan un plus a sus usuarios y que dejan que sean estos los que elijan si quieren leer en pantalla, en papel o de ambas formas.

El libro electrónico complementa la oferta del papel en las bibliotecas

El préstamo de libros en papel es el servicio estrella en las bibliotecas. Quizás sea pronto para decir, y de hecho lo es, que el préstamo de libros electrónicos superará al préstamo de libros en papel en las bibliotecas. El caso es que nadie avisó al pobre libro electrónico de que se iba a encontrar con un duro compañero de viaje.

Compañeros de viaje, no rivales, que tienen como principal diferencia lo material e inmaterial del soporte y como principal similitud el contenido. Contenido que es lo que viene a importar de los libros y que hace que despierten y afloren las emociones, el conocimiento y el entretenimiento en los lectores. Así que, ¿por qué hablar de formatos cuando lo que realmente importa es el contenido?

Aún así, se habla de formatos porque los lectores están condicionados por estos. Hay lectores acérrimos al papel y lectores que ya no saben vivir sin su lector de libros electrónicos. Aquí entran en juego, sobre todo, factores nostálgicos, de posesión, placenteros frente a factores de comodidad, disponibilidad y acceso. Lo cierto es que nos pasamos la vida leyendo todo tipo de contenidos, y cada vez más en digital, aunque en lo literario sigue primando la lectura impresa.

Casi el 75% de españoles no ha ido a la biblioteca en el último año

13 Julio, 2016 at 9:19

Sin duda que es un dato demoledor para el mundo de las bibliotecas. Dato que recoge el último barómetro del CIS (junio 2016) y que dice que el 74,7% de los encuestados (y que tratan de representar la realidad española) no ha ido a una biblioteca en el último año. Bien es cierto que la muestra de entrevistados no es muy grande (2.484, todos mayores de 18 años, y mayoría de trabajadores) y que esto de las encuestas ya sabéis cómo van (tratan de acercar la realidad a través de datos y estadísticas, pero pueden no reflejar la situación real)… pero, y puestos a no decir la verdad, ¿por qué la gente no ha dicho que va a la biblioteca todos los días o al menos una vez al mes? ¿Por qué la gente va a mentir en algo que va en su contra? ¿Quizás estén diciendo la verdad y es que no van a la biblioteca realmente? ¿Son datos a tener en cuenta o no representan la realidad?

En 2014 el 70,2% de personas no fue a la #biblioteca en el último año. En 2016 el 74,4%

Este dato aumenta de manera considerable con respecto al barómetro del CIS de diciembre de 2014 en el cual decía que había un 70,2% de entrevistados que no había ido a la biblioteca. En 18 meses ha aumentado el porcentaje en 4,5 puntos. Solo queda esperar que este porcentaje no siga creciendo… ahora bien, ¿qué hacer? ¿Cómo actuar ante esta situación? ¿La gente no va a la biblioteca por encuentra lo que necesita por otro lado? ¿Lo digital se está cargando lo presencial? Lo que está claro es que son datos a tener en cuenta y hay que tratar de averiguar lo que está fallando y ponerle solución. Quizás haga falta mayor difusión de las bibliotecas fuera del entorno bibliotecario y académico.

Los datos sobre las bibliotecas en el barómetro del CIS

La frecuencia con la que suelen ir los entrevistados (2.484) a la biblioteca en los últimos 12 meses es en su mayoría NUNCA (74,7%), le sigue varias veces al año (6,4%), varias veces al mes (4,3%), una vez al mes (3,4%), varias veces a la semana (2,9%), una vez al año (2,6%), una vez a la semana (2,4%) y casi todos los días (1,2%). Al menos un 23,2% fue a la biblioteca una vez al año.

En cuanto al tiempo que tardan en llegar a la biblioteca, el 52,8% de los entrevistados (578) dijeron que tardan hasta 10 minutos, que tardan entre 11 y 20 minutos el 30,4%, entre 21 y 30 minutos el 8,1%, entre 31 y 60 minutos el 5,3% y que tardan más de una hora el 1,2%. Lo que da una media de 15,75 minutos en llegar a la biblioteca.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies