10 cosas que debes saber antes de ser Community Manager

26 marzo, 2015 at 10:21

Ser Community Manager mola, a mí me gusta. No por el nombre (que no me gusta mucho) sino por las funciones que realizas en el día a día. Son muchas las personas que piensan que esta figura nació como fruto de la burbuja 2.0… y sí, lo admito, si no hubiese existido esa burbuja no estaría hablando ahora del Community Manager… pero ahora que me digan qué profesión no nació por una nueva demanda de servicios.

Lo que menos me gusta es el desconocimiento que se tiene de la figura del Community Manager. Desconocimiento que dividiría en tres grupos de personas: los que no tienen ni idea y no han escuchado hablar nunca del nombre, los que tienen una ligera idea y tienen una percepción equivocada de lo que es y hace un Community Manager, y los que quieren ser Community Manager y no se han planteado nunca todo lo que implica ser Community Manager de una organización o una marca.

Este post va dedicado a esas últimas personas que quieren ser Community Manager y que nunca se han planteado todo lo que hay tras esta figura. Como introducción al tema mencionar que es una profesión, o figura, apasionante si lo que realmente te gusta es el trato con las personas y tratar de ayudarlas e informarlas en todo momento. Un Community Manager es la voz de la organización online… además de ser un creador de contenidos, un diseñador de estrategias y elementos visuales, un cortafuegos, un analista capaz de sacar conclusiones a partir de sus acciones, un buscador / localizador de temas y personas de interés, un dinamizador nato, psicólogo de su propia comunidad…

Community Manager

Community Manager

El content curator o el profesional de la desinfoxicación

30 octubre, 2013 at 10:21

Internet está cargado de información… e incluso sobrecargado. En el año 2011 había en el mundo un total de 295 exabytes de información. Dato que en principio puede no llamar mucho la atención, pero si lo ponemos en contraposición con los 5 exabytes generados desde los orígenes de la humanidad hasta el 2003 la cosa cambia. Estamos viviendo una explosión de la información sin precedentes. Una explosión que en los dos últimos años ha generado el 90% de los datos, de los cuales solamente el 0,5% han sido analizados. En la actualidad se crean 2,5 exabytes de información al día y se prevé que durante el año 2015 se crearán 7,9 zettabytes o lo que es lo mismo: 18 veces toda la información que contiene hoy en día la Library of Congress. La consolidación de los medios sociales y de los dispositivos móviles están contribuyendo a que haya este crecimiento exponencial de datos e información en red.

Allá por el año 2009, Rohit Bhargava (fundador de Influential Marketing Group, escritor, conferenciante, profesor…) realizó un breve manifiesto sobre lo que para el tendría que ser esa persona que encuentra, organiza y comparte lo mejor y el contenido más relevante en línea a un grupo de personas previamente localizadas y estudiadas (comunidad / audiencia). En dicho Manifiesto del Content Curator comenta que “el futuro de la web social se verá impulsado por los content curator, quienes se encargaron de reunir y compartir el mejor contenido en línea para que otros puedan consumir y asumir el papel de editores para realizar y publicar compilaciones de contenidos creados por terceras personas”

Está claro que vivimos en un mundo sobrecargado de información y esta figura, el content curator, surge de esta abundancia y de la necesidad por parte de las organizaciones y de las comunidades ante esa infoxicación a la cual se ven sometidas diaria y constantemente. Como dice la primera de las leyes de The Five Laws of the Curation Economy: La gente no quiere más contenido, quieren menos.

Según el informe «Perfiles Profesionales más demandados en el ámbito de los Contenidos Digitales en España 2012 – 2017», la figura del content curator es imprescindible para que filtre, ordene, priorice y facilite a otras personas el uso de la información que comparte. “El content curator se encarga de la búsqueda, agrupación y organización de información que será compartida externa e internamente, sirviendo de intermediario crítico, ya que discernirá según la importancia de los datos”.

Se puede decir que el content curator es una mezcla entre editor de contenidos, community manager y documentalista (con dotes de comunicación y marketing) cuyo cometido final es absorber la máxima información sobre un tema para luego darle a su comunidad de manera sencilla, e incluso ampliada o modificada, la información más relevante y pertinente según su criterio.

Esta figura de desinfoxicación organizacional es un profesional experto en la materia a la cual se dedica y sabe distinguir los contenidos que son relevantes de los que no lo son para convertirlos en pertinentes para su comunidad, por lo que no es una figura propensa a crear más ruido informacional. El content curator no solo es importante como profesional que sabe presentar la información que se necesita en un determinado momento, sino también es importante para mejorar el posicionamiento de la organización, de la persona, marca o servicio, para obtener una buena reputación online y para crear una comunidad alrededor de de la organización, persona, marca o servicio. Según “Los Content Curators” (Javier Guallar y Javier Leiva) el proceso de content curation consta de 4 fases y que han denominado las 4S’s: Search, Select, Sense making y Share (Búsqueda, Selección, Caraterización y Difusión)

content-curator

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR