¿Llegarán algún día los bots a las bibliotecas? ¿Qué pasará si lo hacen?

19 abril, 2016 at 10:07

Las bibliotecas son lugares de información y conocimiento sin miedo, a priori, a los nuevos avances tecnológicos ante sus continuas adaptaciones a los mismos. Pero, ¿y qué hay de la Inteligencia Artificial? ¿Están las bibliotecas preparadas para la nueva oleada de bots?

Y es que últimamente se está hablando mucho de los bots y de la Inteligencia Artificial en grandes empresas tecnológicas como Facebook, Apple, Google y Microsoft. Empresas que suelen marcar el futuro tecnológico y que marcan el camino a seguir, no sin fallos o vaticinios erróneos. La verdad es que los avances tecnológicos parecen suceder de la noche a la mañana. No hay día, o semana, en la cual no veamos algo sorprendente y que parece imposible… o algo que ni siquiera se nos había pasado por la cabeza.

Los bots en bibliotecas tienen potencial… no ahora, pero sí en un futuro

Los bots son piezas de software basados en inteligencia artificial capaces de tener conversaciones o interacciones con las personas. Esta segunda oleada bots (o chatbots) viene más bien por lo segundo, las interacciones y la capacidad que tienen las máquinas de realizar tareas de manera automática e inteligente a través de la palabra (escrita o hablada) evitando a las personas el tener que llevarlas a cabo.

La propia IFLA ya habló de Inteligencia Artificial en las bibliotecas en su informe IFLA Trend Report. Una Inteligencia Artificial basada en el reconocimiento de voz, síntesis del habla y traducción simultánea. Inteligencia Artificial que va más allá de la capacidad de respuesta y busca aprender en cada una de las situaciones.

Está claro que si el foco principal de las bibliotecas hubiese sido el mundo tecnológico sin duda que ya estaríamos hablando de los bots en las bibliotecas. Aunque bien es cierto que sin ser un mundo meramente tecnológico su pensamiento sobre las nuevas tecnologías es digna de alabar (NFC, drones, robots, beacons,…). Y es que los bots en las bibliotecas tienen potencial, pero está claro que hace falta una mayor evolución y facilidad de creación de estos para que sea una realidad. Quizás en unos años los podamos ver, no los descartéis.

El futuro de la biblioteca pasa por la construcción de su presente

5 abril, 2016 at 10:04

Siéntate… no hay prisa para que llegue el futuro de la biblioteca. Tarde o temprano llegará… aunque cuando llegue para ti seguirá siendo presente. Pero no te sientes de manera pasiva. Activa tu mente y la comunicación con tus usuarios para construir bibliotecas útiles y necesarias. Y es que la biblioteca del futuro empieza por la construcción de la biblioteca del presente.

Sin usuarios no hay bibliotecas. Las bibliotecas se deben adaptar a ellos

En ocasiones cuando uno reflexiona sobre el futuro piensa que está construyendo castillos (en este caso bibliotecas) en el aire. Bibliotecas que se van a construir solas de la noche a la mañana y que van a aparecer por arte de magia, sin tener en cuenta que para llegar a ese objetivo futuro hay que trabajar (y mucho) el presente. Hay que ir construyendo el camino. Caminos, incluso, por los que nadie ha pasado anteriormente.

La lectura del libro “Biblioteca pública: mientras llega el futuro” de Fernando Juárez es un libro que, sin duda, te hace reflexionar sobre la construcción de esas bibliotecas en el aire y sobre la necesidad e importancia de trabajar el presente de esas bibliotecas para conseguir aquello que se imagina y/o desea.

Las bibliotecas ante los nuevos retos: lo electrónico y lo digital

La colaboración con otras bibliotecas, con las administraciones y con sus usuarios es la piedra angular de las bibliotecas para el buen funcionamiento de sus servicios. Colaboración a la que habría que sumar la innovación y la necesidad de los usuarios como piezas clave en la construcción de ese hipotético futuro.

Servicios bibliotecarios en los cuales lo electrónico y digital cobran una especial importancia, y que no deben olvidar los servicios tradicionales que mayor tirón tienen entre los usuarios: el préstamo, la formación y la información.

El préstamo digital de libros electrónicos es uno de esos nuevos servicios. Las bibliotecas tienen que atender las posibles nuevas demandas de sus usuarios en cuanto a lectura digital. Nuevo servicio que ha de acompañar al préstamo del libro impreso (servicio estrella de las bibliotecas) y no caer en tópicos como que a mayor dispositivos móviles hay un aumento de lectura digital o que el préstamo electrónico en bibliotecas va a frenar la piratería.

Bibliotecas que han de construir colecciones digitales salvando tres problemas con los que se van a encontrar:

  1. Las bibliotecas ofrecen en electrónico lo que la industria editorial decide.
  2. El DRM es un mal necesario para que las editoriales confíen en las bibliotecas.
  3. Es probable que las futuras colecciones de libros no pertenezcan a las bibliotecas.

Las comunidades de usuarios también deben decidir el camino de las bibliotecas

29 marzo, 2016 at 9:02

Las bibliotecas tienen que ir de la mano de con la sociedad. No existe razón alguna para no hacerlo. Sus servicios tienen que ir en función de sus usuarios. De nada vale poner en marcha un servicio que se piensa que va a ser muy bueno para que luego no sea utilizado o sea utilizado muy por debajo de las expectativas que se tenían de él. Y que conste que esta vez no estoy señalando a ninguno de ellos.

Y es que el futuro de la biblioteca no depende únicamente de las propias bibliotecas. Todas las personas y usuarios tienen que estar invitados a decidir, comentar y expresar qué es lo que esperan de las bibliotecas y qué les gustaría encontrarse en ellas. Sin lugar a dudas que el futuro de la biblioteca depende de la sociedad. Ahora bien, está claro que no todo vale. Tiene que haber un grupo de expertos en la materia para indicar si procede o no tal servicio o tal otra cosa. Un grupo que defienda la identidad de lo que es la biblioteca y sepa ver un poco más allá de lo que es ahora y en lo que se podrá convertir o adaptar en un futuro cercano.

Las bibliotecas deben escuchar las exigencias y necesidades de su comunidad by f11photo / Shutterstock.com

El Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) busca esa adaptación de sus bibliotecas para la comunidad de usuarios. Es por ello por lo que ha creado un proyecto (The Future of Libraries) en el cual participen para construir el futuro de las bibliotecas tanto profesores, personal bibliotecario, estudiantes y expertos en la materia. Y se han puesto fecha para tener recopiladas todas las necesidades: la finalización del curso académico 2015/2016.

Quieren, y necesitan, pensar en el futuro de la biblioteca. Quieren evolucionar y liderar el proyecto evolutivo de las mismas. Y es que todos los cambios en la cultura, la tecnología, la edición, la investigación y la enseñanza requieren transformaciones iguales en las bibliotecas. Cambios que buscan en las bibliotecas fomentar la producción / creación, la utilización, la difusión y la preservación de conocimiento.

Las habilidades que los bibliotecarios deben tener en el 2020

15 marzo, 2016 at 10:07

Tener pensamiento crítico, coordinación con otras personas, tomar decisiones, inteligencia emocional… Estas son algunas de las habilidades que serán más demandadas a los trabajadores en el año 2020. Habilidades con las que ya cuentan los bibliotecarios y bibliotecarias. Sin duda que la preparación y formación tienen sus frutos. Frutos conseguidos al intentar ir siempre (en la medida de lo posible) un paso por delante de las exigencias actuales y donde la adaptación es una de las claves en el mundo bibliotecario.

El personal bibliotecario está preparado en el presente y para el futuro

Y es que el pasado mes de enero se presentó en Davos el informe “The Future of Jobs” en el marco del Foro Económico Mundial. En dicho informe, y entre otras cosas, se mencionan las habilidades que las personas deben tener de cara a ese futuro mundo laboral en el año 2020.

Mencionar la genial infografía elaborada por Estrategia y Negocios y que hace referencia al top 10 de habilidades en el mundo laboral en el 2015 y en el 2020. Se puede ver cómo hay ligeros cambios en las habilidades que se piden ahora y las que se van a pedir en el futuro. Cambios que hacen referencia a la caída del top 10 de las habilidades que tienen que ver con el control de calidad y el saber escuchar. En su lugar entran otras habilidades como la inteligencia emocional y la flexibilidad cognitiva.

Bien es cierto que ocho de las diez habilidades que se esperan que los trabajadores (los bibliotecarios/as) tengan en el 2020 se repiten y se presuponen a los trabajadores en el año 2015. Pero, ¿todos los trabajadores están preparados para asimilar en sus puestos las nuevas habilidades que se piden?… Sin duda que los bibliotecarios/as sí que están preparados, y tienen en su ADN, las habilidades que tienen que ver con la inteligencia emocional y la flexibilidad cognitiva.

Top 10 habilidades trabajadores 2020

Las bibliotecas universitarias marcan su camino hacia el futuro

22 septiembre, 2015 at 10:16

New Media Consortium (NMC) ha publicado recientemente el Horizon Report > 2015 Library Edition. En dicho informe se examinan las principales tendencias, retos  y avances importantes en cuanto al impacto de la tecnología en las Bibliotecas Académicas y de Investigación de todo el mundo.

Las bibliotecas universitarias marcan su camino hacia el futuro

Está dividido por tendencias (y su llegada a corto, medio y largo plazo), retos (fáciles de resolver, difíciles e imposibles) y avances importantes (por intervalos de tiempo para su adopción). Sobre estos bloques han trabajado un total de 53 expertos de los 5 continentes (ninguno español) y destacar que cada apartado dentro de los bloques va acompañado de prácticas (ejemplos) que ya se están llevando a cabo.

En cuanto a las tendencias destacar la necesidad de aumentar la accesibilidad al contenido de investigación y repensar los espacios de la biblioteca. También han sido identificadas las tendencias de la evolución en el registro natural del estudiante, el aumento del enfoque sobre la gestión de datos de investigación, el aumento del valor de la experiencia de usuario web y la necesidad de priorizar el contenido móvil y su entrega.

En los retos destaca la necesidad de incorporar a las Bibliotecas Académicas y de Investigación en el Currículo, mejorar la alfabetización digital, dar competencias en vías alternativas de descubrimiento, repensar las funciones y competencias de los bibliotecarios, abrazar la necesidad de un cambio radical y trabajar sobre la obsolescencia del conocimiento general.

Y por último, como avances tecnológicos importantes destaca la creación de los makerspaces, el aprendizaje en línea, los avances en la web semántica y Linked Data, la visualización de la información, la localización inteligente y el aprendizaje automático.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR