El 66% de las personas leen más en sus teléfonos móviles que hace un año

23 octubre, 2014 at 12:21

Leer libros electrónicos en el teléfono móvil no es tarea fácil para muchos de nosotros. En ocasiones las dimensiones del teléfono no son de lo más atractivas como para ponerse a leer en ellos, por no hablar que compite la lectura con otras actividades de ocio (como juegos), búsqueda de información y de comunicación (como redes sociales o el mismo Whatsapp). Tampoco hay que dejar de lado la falta de una oferta amplia de títulos, por no hablar del precio de los libros electrónicos y de la experiencia lectora.

Comportamiento en el Metro de Taipei by Antonio Tajuelo (user: antoniotajuelo)

Comportamiento en el Metro de Taipei by Antonio Tajuelo (user: antoniotajuelo)

A través del blog de Dosdoce.com he visto el estudio “2014 Mobile Reading Research Survey Results” que trata de mostrar las actitudes de los consumidores de lecturas de libros electrónicos a través de teléfonos móviles en EE.UU. y Reino Unido. En dicho estudio se puede ver como el 66% de las personas leen más en sus teléfonos móviles que hace un año, que 1 de cada 2 personas lee en el móvil lo mismo que podría leer en cualquier otro dispositivo, que el 80% de las personas leen libros 45 minutos seguidos en sus teléfonos móviles o que el 31% de las personas leen libros enteros en sus dispositivos móviles.

El 9% de los estadounidenses dicen que leen menos que hace un año a través de su teléfono móvil, esta cifra es del 19% en los británicos. En cuanto a si leen lo mismo, un 19% de los estadounidenses y un 22% de los británicos dice que sí. Un 72% de los estadounidenses dicen que leen más libros en sus teléfonos móviles que hace un año, esta cifra es de un 59% en los británicos.

Los 10 libros más censurados en Estados Unidos en 2013

16 julio, 2014 at 11:47

¿Prohibir o educar?… en es disyuntiva se encuentra la sociedad, siendo más “fácil” y rápida la primera para atajar posibles problemas, visiones o lecturas que no deben porque llegar al conocimiento de nadie.

No creo que esa sea la solución adecuada cuando hablamos, por ejemplo, de lecturas. El acto de prohibir es una aviso de algo que no se debe hacer por el bien común o privado, pero el acto de prohibir una lectura es un acto claro de censura; una censura que elimina y retira ciertos títulos de las bibliotecas y escuelas. Y en esa lucha está la ALA, junto a otras organizaciones, desde hace algún tiempo. Todos los años, durante la última semana de septiembre celebran la llamada Semana de los Libros Prohibidos y en la cual destacan los beneficios del acceso libro y abierto a la información.

Opened by censor (The National Archives UK)

Opened by censor (The National Archives UK)

Para hacernos una idea de cuánto y qué se censura destacar que desde el 2000 al 2009 se reportaron más de 5.099 libros peligrosos o inadecuados, contiendo la mayoría material sexualmente explícito (1.577), lenguaje ofensivo (1.291), materiales considerados inadecuados para según que grupo de edades (989), violencia (619), homosexualidad (361), temas satánicos u ocultos (274), por puntos de vista religiosos (291) y temática anti-familia (119).

Pero… ¿dónde están y quién censura estos libros? La mayoría de los libros se encontraban en aulas, bibliotecas escolares y bibliotecas públicas. En menor proporción los libros eran utilizados como materiales de clases universitarias, en bibliotecas de prisiones, en bibliotecas especializadas… La gran mayoría de los trámites para censurar los libros son los padres… y que casualmente deben educar a los más jóvenes.

Top 10 de libros censurados en EE.UU. (2013)

  1. Captain Underpants (Capitán Calzoncillos), por Dav Pilkey. ¿Razones? Lenguaje ofensivo, no aptos para el grupo de edad y violencia.

    Captain Underpants

    Captain Underpants

La Corte de Apelación vuelve a dar la razón a Google en su digitalización de libros

11 junio, 2014 at 14:24

Parece que esta historia no va a acabar nunca… y es que es más que probable que la resolución de la Corte de Apelación sea ya un punto final en esta historia en la cual Google se ha visto enfrentando al gremio de autores y editores de Estados Unidos por la digitalización masiva de libros, aunque ha sido mandado el asunto al tribunal inferior.

En el año 2002 Google empezó a escanear los libros de todo el mundo y firmaron acuerdos con las bibliotecas de grandes universidades, como las de Michigan, Harvard o Stanford, siendo su objetivo el de utilizar todo ese conocimiento para un propósito mayor como es el de desarrollar una nueva forma de inteligencia artificial.

Google escaneó 10 millones de libros, pero había un gran problema: más de la mitad de estos libros, seis millones de ellos, estaban bajo derechos de autor. Autores de todo el mundo lanzaron una campaña contra Google. En otoño de 2005, el Gremio de Autores de América y la Asociación de Editores Americanos presentaron demandas. Pronto se sentaron con Google para intentar negociar a un acuerdo. Y tres años después, el resultado fue el Acuerdo sobre Google Books, de 350 páginas que se hicieron públicas en octubre de 2008.

Desde el otoño de 2009, el juez Denny Chin celebró las audiencias en Nueva York para evaluar la validez del acuerdo sobre Google Books. Y en marzo de 2011 dictaminó en contra.

Google-Books

Google-Books

Mismo juez que en noviembre de 2013 determinó que escanear los libros correspondía a un uso justo, porque era “altamente transformativo” y porque no daña el mercado de la obra original.

“Google Books entrega significativos beneficios públicos”, afirmó el juez, indicando que podría ser una herramienta importante para la investigación y que expandirá el acceso a literatura para las personas ciegas, además de ayudar a preservar los textos del desgaste físico del papel.

[…]

“Este ha sido un camino largo y estamos encantados con el fallo de hoy. Como hemos dicho, Google Books cumple con las leyes de copyright y actúa como un catálogo de tarjetas para la era digital – dándole a los usuarios la posibilidad de encontrar libros para comprar o tomar prestados”, dijo Google.

[…]

Sentencia positiva para Google ya que el juez estimó que con su digitalización no dañaba el mercado de la obra original ni quitaba ingresos a los escritores, que era una herramienta importante para la investigación, que ayudaba a los lectores a descubrir nuevos libros (y por lo tanto a generar ingresos para los autores), que toda la sociedad se beneficiaba de esto, que proporcionaba una buena base para el acceso a la literatura para personas ciegas, que preservaba los textos ante el desgaste del papel, que no incumplía las leyes del copyright y que esta digitalización no evitaba la compra de un libro al mostrarse únicamente fragmentos.

Tras esta sentencia la Asociación de Escritores afirmó que apelaría esta decisión ya que Google hizo ediciones digitales sin autorización y de obras protegidas con copyright. Pues bien, esta apelación ya tiene resolución del juez Barrington Parker en la cual se rechaza la demanda presentada por no ir en contra de los derechos de autor.

Suben las visitas web a las bibliotecas, bajan las visitas presenciales

11 diciembre, 2013 at 14:43

Acaban de salir nuevos datos publicados en PewInternet sobre el uso de las bibliotecas públicas en comunidades y sobre la valoración que dan los estadounidenses a los servicios prestados en ellas. Consideran que las bibliotecas públicas ofrecen un gran servicio a la comunidad y que su cierre podría ocasionar un gran impacto negativo para ellas. Por otro lado destacar la valoración positiva que tienen las personas en riesgo de exclusión sobre las bibliotecas y sus servicios, así como el crecimiento porcentual de las visitas a los sitios web de las bibliotecas públicas y el descenso porcentual de las visitas presenciales a las bibliotecas públicas.

Los estadounidenses valoran muy positivamente el papel de las bibliotecas públicas en sus comunidades al facilitar el acceso a materiales y recursos, así como por promover la alfabetización y, por consiguiente, la mejora de la calidad de vida en general.

El 63% de los estadounidenses consideran que el cierre de sus biblioteca pública tendría un gran impacto en su comunidad, mientras que el 27% cree que el impacto sería menor y el 7% que no habría ningún impacto. En cuanto al impacto personal (sobre ellos y sus familias) manifiestan que tendría un gran impacto solamente el 29%, mientras que un 32% dicen que no habría ningún impacto.

If your local public library closes, what impact would that have on you and your family? On your community as a whole?

La mayoría de los estadounidenses (95%) manifiestan que los materiales y los recursos disponibles en las bibliotecas públicas juegan un papel importante al dar a todos la misma oportunidad de tener éxito, al promover la alfabetización y amor por la lectura. Un 94% considera que una biblioteca pública mejora la calidad de vida de la comunidad y un 81% manifiesta que las bibliotecas públicas ofrecen servicios difíciles de encontrar en otros lugares.

El retorno económico de la inversión en las bibliotecas

10 diciembre, 2013 at 12:19

Muchas veces no queda otra opción que mencionar el retorno económico de la inversión en las bibliotecas para que estos datos sí que llamen la atención a los dirigentes, políticos, empresarios, alta esfera e incluso a la sociedad a la cual sirve. Todos sabemos que las bibliotecas son uno de los servicios mejor valorados por la sociedad en general, pero… ¿por qué siendo el servicio público mejor valorado no se le reconoce económicamente y se recortan sus presupuestos y con ello sus servicios, actividades y colecciones que pueden ofrecer a su comunidad de usuarios? De ahí que cifras como las siguientes (extraídas de la Declaración por escrito, presentada de conformidad con el artículo 123 del Reglamento, sobre la repercusión de las bibliotecas públicas en las comunidades europeas) poco, o nada, importan a los que manejan los presupuestos que se deben asignar a las bibliotecas:

  1. Una encuesta de 2013 sobre los servicios de las bibliotecas públicas en 18 países europeos revela que, el año pasado, casi 100 millones de europeos visitaron su biblioteca pública y que 14 millones la utilizaron para acceder a Internet;
  2. En los últimos 12 meses, 24 millones de europeos (con más frecuencia las personas mayores, los miembros de minorías étnicas y los habitantes de zonas rurales) han utilizado su biblioteca pública para realizar actividades de aprendizaje no formal e informal;
  3. El 83 % de las personas que emplean los servicios gratuitos de ordenadores e Internet que ofrecen las bibliotecas públicas afirman que estos han repercutido positivamente en sus vidas —han ahorrado tiempo y dinero, han mejorado sus competencias y han podido acceder a servicios públicos y a recursos relacionados con el empleo y la sanidad—;
  4. El año pasado, 1,5 millones de europeos enviaron sus candidaturas para puestos de trabajo y 250.000 encontraron un empleo utilizando el acceso gratuito a Internet de las bibliotecas;
  5. Las bibliotecas públicas constituyen el único punto de acceso gratuito a Internet para 1,9 millones de europeos marginados.

O cifras como las que podemos rescatar del Anuario de Estadísticas Culturales 2013 (España) sobre bibliotecas, eso sí, con datos del 2010 (una lástima):

    • Total de bibliotecas y puntos de servicio: 6.608
    • Total de fondos existentes en las bibliotecas: 183.221.933
    • Total de usuarios inscritos en las bibliotecas: 18.073.387
    • Total de visitantes a las bibliotecas: 215.979.141 (dato que choca con los 100 millones de europeos que visitaron su biblioteca pública en 2013)
    • Total de préstamos realizados: 83.234.015

En las pasadas jornadas de FESABID 2013 se dieron algunos datos sobre el retorno de la inversión de las bibliotecas de España por cada euro invertido en ellas, estando dicho retorno económico entre 1,72 y 2,25 € por cada 1 € invertido. Otros análisis internacionales muestran un retorno de la inversión aún mayor, es el caso de la British Library que por cada 1 £ que invierte ofrece 5 £ a la sociedad (generan un valor económico neto de 419 millones de libras a sus usuarios y a la sociedad del Reino Unido en su conjunto),  el caso de las bibliotecas públicas de Texas que por cada 1 $ invertido obtienen un retorno de 4.42 $ (proporcionan más de 2.400 millones de dólares de beneficio económico en todo el estado), el caso de las bibliotecas públicas de Florida que por cada 1 $ de los impuestos que recibe ofrecen un retorno de valor de 8,32 $ o, para terminar, el caso de las bibliotecas públicas de Toronto y que ofrecen un retorno de 5,63$ por cada 1$ invertido (proporcionan un impacto económico total en la ciudad de Toronto de 1.000 millones de dólares).

Siendo un servicio tan rentable económicamente a priori, ¿por qué no se invierte más en bibliotecas? ¿Se piensa que rescatando a los bancos se va a rescatar a la sociedad? ¿No sería mejor pensar en crear una sociedad formada e informada? Parafraseando a Felipe (amigo de Mafalda): ¿No sería hermoso un mundo si las bibliotecas fueran más importantes que los bancos?

¿No sería hermoso un mundo si las bibliotecas fueran más importantes que los bancos?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR