Los libros electrónicos cuestan 2 o 3 veces más si su comprador es una biblioteca

22 julio, 2015 at 10:12

Cuando compras un libro en papel, lo compras para toda la vida. Es un bien físico que puede ser traspasado sin problemas y que durará tanto tiempo como tiempo dure el papel… y que tiende a ser bastante (según su uso).  No pasa lo mismo con los libros electrónicos (o servicio de libros electrónicos), los cuales compras con fecha de caducidad (tú caducidad o muerte, para ser más claro) y que también suelen (o tendrían que) ser duraderos en el tiempo.

Por lo general, se piensa que un libro electrónico tiende a deteriorarse menos que uno en papel con el paso de los años… pero me gustaría a mi ver dentro de 5 o 10 años cómo está un mismo título tanto en papel como en digital. ¿Seguirá el formato digital siendo válido o legible por los dispositivos de ese futuro cercano?… ¿Seguiremos teniendo libro electrónico o entrará en un limbo digital que ocupará un espacio útil sin llegar a tener dispositivos que lo sepan leer (dispositivo inútiles)? Lo que está claro es que el libro en papel lo seguiremos leyendo.

Libros en la biblioteca

Metiéndome ya en el tema de este post me gustaría hablar un poco sobre el tema de los precios de los libros electrónicos en las bibliotecas. ¿Sabías que un libro electrónico en perpetuidad para la biblioteca (vamos, como se compran los libros en papel) aumenta su precio entre un 200 y un 300%?… En cambio, si la compra es para determinado tiempo (año y medio / dos años) el precio del libro electrónico es el precio que puedes encontrar tú como comprador en cualquier gran plataforma de venta como Amazon, La Casa del Libro, el portal de la propia editorial… Por poner un ejemplo muy claro, mientras tú compras un libro electrónico por 10 euros para toda tu vida, una biblioteca lo compra también por 10 euros, pero para dos años. ¿Sabes ya hasta dónde quiero llegar, no?

En España se publica más… más en papel, menos en digital

27 abril, 2015 at 10:40

Año tras año la producción editorial en papel iba cayendo poco a poco y la producción editorial en electrónico iba subiendo como la espuma. Hasta que llegó el 2014 y se intercambiaron los papeles por los bytes. El número de libros en papel subió y el número de libros electrónicos bajó… una tendencia rota desde el año 2009 en el caso del papel y continuada desde 2013 en el caso del libro electrónico.

libro en papel y libro digital

El Observatorio de la Lectura y el Libro analiza el sector del libro en España y muestra los datos de la producción editorial en el país en el año 2014 y su trayectoria desde años anteriores. En dicho informe destaca que el total de libros editados en España en el año 2014 fue de 90.802 (libros con ISBN), lo que supone un aumento del 1,9% con respecto a los datos del 2013. Ahora bien, ¿cuántos de esos libros son libros editados en papel y cuántos de ellos están editados en digital?

Pues bien, en el año 2014 se editaron un total de 68.378 libros en papel, lo que supone un crecimiento del 3,7% con respecto al 2013 (y crecimiento después de 5 años en descenso), y un total de 20.263 libros digitales, lo que supone un descenso del 1,9% con respecto al 2013 (y la primera vez que desciende tras años y años de crecimiento). Los 2.161 libros restantes se editaron en otros soportes. Hablando en porcentajes, el 75,3% de libros se editan en papel, el 22,3% en digital y el 2,4% restante en otros soportes.

Libro electrónico: Mucho miedo y pocas nueces

3 noviembre, 2014 at 14:41

El libro electrónico puede ser tratado desde dos vertientes: la del negocio y la del acceso a él para el uso y disfrute de los lectores. Ese es el contexto en el cual se está ahora mismo en cuanto a libro digital. Mientras que las editoriales y las librerías ven al libro electrónico como un mero producto de negocio (más los primeros que los segundos), las bibliotecas ven al libro digital como un nuevo formato prestable (o accesible) en el cual se plasman contenidos.

e-lector - 006/366 by Roger Ferrer Ibáñez (user: rofi)

e-lector – 006/366 by Roger Ferrer Ibáñez (user: rofi)

La situación no es nada fácil para el sector editorial… y más cuando se tiene un miedo palpable del desmoronamiento de una industria por los “peligros de Internet”. No ven esta crisis, por la cual están pasando, como una nueva oportunidad. Lástima que se vea la crisis como una crisis económica en lugar de una crisis de identidad que necesita un buen capitán para coger con fuerza el timón y hacer un giro en estas aguas bravas.

Tampoco es fácil la situación para las librerías, ya que si se tambalea el sector editorial saben que uno de los primeros intermediarios en desaparecer pueden ser ellos.

La situación de las bibliotecas es bien distinta. Puede que porque no se juegue su futuro (o su “negocio” o su economía) con el libro electrónico. “¿Cómo que no se lo juega?” preguntarán algunos. La respuesta es fácil: no se lo juega porque las bibliotecas han ido trabajando y preparándose para prestar (o dar acceso) a libros desde hace ya tiempo sin esperar al último momento.

Como bien se comentó en el pasado II Congreso del libro electrónico, y del cual trata este post que escribo, “es preferible decir que estás ante un reto apasionante en lugar de decir que estás de problemas hasta el cuello”. Actitud tomada desde el mundo de las bibliotecas… y en menor medida desde el sector editorial y librero.

Las bibliotecas podrán digitalizar libros, incluso sin acuerdo de sus titulares

15 septiembre, 2014 at 15:33

Los Estados miembros pueden autorizar que las bibliotecas digitalicen algunos libros de su colección para ofrecerlos a los usuarios en puestos de lectura electrónica sin necesidad de contar con el acuerdo de los titulares de los derechos sobre las obras.

Así empieza la nota de prensa remitida por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea del pasado 11 de septiembre sobre la sentencia de la digitalización de libros en las bibliotecas para ponerlos a disposición de sus usuarios… aunque claro, existen sus limitaciones: no se podrán imprimir las obras ni se podrán almacenar a través de dispositivos de almacenamiento (memoria USB) ya que estarían generando una copia y como tal se tendría que hacer una compensación equitativa a los titulares de los derechos sobre las obras.

Dicha digitalización y puesta a disposición de las obras a través de terminales especializados podrá hacerse sin contar con el consentimiento de los editores siempre y cuando el uso de las obras sea para fines de investigación y uso personal. Pero… ¿por qué esta decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea?… pues muy sencillo: porque así las bibliotecas pueden llevar a cabo su misión fundamental de promover el interés público vinculado al fomento de la investigación y el estudio personal.

Stockholms stadsbibliotek, Stockholm by square(tea) [user: infinitea]

Stockholms stadsbibliotek, Stockholm by square(tea) [user: infinitea]

¿De dónde viene toda esta historia?

El Bundesgerichtshof debe resolver un litigio entre la Technische Universität Darmstadt (Universidad Técnica de Darmstadt) y una editorial alemana, Eugen Ulmer KG. La biblioteca de la Universidad digitalizó un libro editado por Eugen Ulmer 2 proporcionando posteriormente acceso al mismo desde sus puestos de lectura electrónica. Además, rechazó la oferta de la editorial de adquirir y utilizar en formato electrónico («e-book») los manuales editados por esta última (entre los que se cuenta el libro mencionado). Eugen Ulmer quiere impedir que la Universidad digitalice dicho libro y que los usuarios de la biblioteca puedan imprimirlo o almacenarlo en una llave de memoria USB desde los puestos de lectura electrónica o sacar esas reproducciones de la biblioteca.

La importancia del blog y de los contenidos para nuestra organización

29 abril, 2013 at 6:30

Los blogs, al igual que el resto de medios sociales, son canales de difusión de contenido que nos van a permitir conectar e interactuar con la audiencia de nuestra organización. Tener un blog no va a asegurarnos ningún tipo de éxito, sino que el éxito vendrá dado por la calidad del contenido que se publique en él y su presencia en los medios sociales y los principales buscadores.

El contenido de nuestro blog girará en torno a nuestra organización, actividad, servicios y productos. La imagen institucional la dejaremos para la página web, no en el blog. Pensemos que es un buen canal para humanizar la marca y usar un lenguaje más cercano a nuestro público, lo que hará que se sienta cómodo en participar e interactuar con nosotros a través de nuestros contenidos. Los contenidos de actualidad, de interés y la frecuencia en la que se publique en el blog hará que poco a poco vayamos creando una audiencia sobre él, además de con el uso de algunas técnicas SEO (Search Engine Optimization) básicas lograr una mejor posición dentro de los buscadores.

En ocasiones, las organizaciones, pueden tener una gran variedad de público y con intereses distintos. Es entonces cuando sería interesante localizar los posibles nichos de actuación y ver las posibilidades de crear un blog para cada uno de ellos. Un ejemplo lo podemos ver en la Biblioteca de la Universidad Carlos III de Madrid, que posee un amplio repertorio de blogs y cada uno dedicado a una audiencia distinta.

Blogs de la Biblioteca de la Universidad Carlos III de Madrid

Pero… ¿quién se va a encargar de crear los contenidos dentro de la organización? Lo mejor es que la publicación en el blog sea algo en lo que toda la organización esté implicada y no quede solo en manos del departamento de comunicación o de marketing. La comunidad online Business 2 Community nos habla de 7 aspectos fundamentales para crear cultura de contenido dentro de la organización:

  • Permitir que cualquier empleado pueda contribuir con contenidos siguiendo unas pautas establecidas.
  • No basarse únicamente en contenido textual y animar a que se utilicen diferentes formatos para la creación de contenidos: vídeos, infografías, presentaciones en SlideShare…
  • Explicar a los empleados las ventajas de ser un líder de opinión pública y premiar a aquellos empleados que publiquen.
  • Comunicar los resultados de las publicaciones y el impacto de estos en la organización.
  • Premiar públicamente dentro de la organización los buenos resultados de las publicaciones de los empleados.
  • Fomentar la competitividad sana entre empleados y publicaciones.
  • El jefe también crea contenidos.

Plan y calendario editorial

Dado que la publicación en el blog es algo en lo que tiene que participar toda la organización lo mejor sería tener un plan y calendario editorial. Seguir una estrategia de publicaciones es fundamental para lograr los objetivos marcados a través de nuestras acciones en el blog.

El blog de la empresa SEOCOM nos ofrece la posibilidad de descargarnos un calendario editorial, en el cual apuntar las fechas y eventos importantes para planificar nuestra estrategia de contenidos. Dicho documento está dividido en tres partes: Ideas, anual y contenido.

  • Ideas. Aquí se apuntarán todas las ideas que surjan para la creación de contenidos en el blog. Se señalará quién será el autor, el titulo, qué tipo de contenido será (vídeo, texto, infografía…), las referencias a la hora de crear el contenido, las personas que previstas que intervengan en la elaboración del mismo y comentarios que nos puedan surgir a la hora de elaborar el tema.
  • Anual. Marcar cuales serán nuestros eventos del año de manera mensual. Nos ayudará a planificar los contenidos a tratar, así como en qué fechas dar difusión a nuevos productos, eventos que realicemos o en los cuales participemos, campañas, promociones… También es importante señalar los días festivos y los hitos que se consiguen cada mes.
  • Contenido. Aquí se señalará el estado de la creación de los contenidos (si están en proceso de creación, si están creados y publicados, si están creados y no publicados), además de los posibles títulos que pudiera tener el contenido, el texto a enviar por Twitter y Facebook para dar difusión al contenido, el enlace donde está el contenido, el tipo de contenido que es, los indicadores que se quieren conseguir y cualquier otro comentario sobre nuestro contenido.

Herramientas para la creación y organización de autores y editores

  • Google. Con Google Calendar se puede planificar las fechas de creación y publicación de contenidos a través de un único calendario compartido con todas las personas responsables de la elaboración del mismo y con todas aquellas personas de nuestra organización que estén de una u otra manera involucradas en el mismo. A través de Google Drive se puede compartir y elaborar contenidos de manera conjunta, e incluso de manera simultánea. En los documentos de Google Drive se pueden ir tomando anotaciones y comentarios por cada uno de los autores del contenido e incluso estar conectados por videoconferencia a la vez que los autores realizan el contenido. Y a través de Google Groups se pueden discutir y tratar temas con el resto de personas implicadas en la elaboración de contenidos.
  • Teambox. Herramienta sencilla y fácil de utilizar con la que se pueden gestionar proyectos de principio a fin, planificar acciones, archivar documentos y hacer un seguimiento de funciones. Se puede integrar otras herramientas como Dropbox, Box y Google Drive, además de tomar notas, hablar por un canal de chat privado y visualización de proyectos con gráficos de Gantt.
  • LiveMinutes. LiveMinutes es un servicio gratuito centrado en el uso compartido de documentos y reuniones a través de videochat. Su finalidad es que todos los participantes estén al mismo tiempo trabajando sobre el mismo tema. LiveMinutes genera informes de las reuniones, con lo cual es más fácil hacer un seguimiento de las mismas e enviar copias a los ausentes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR