El préstamo de libros electrónicos se lo toma con calma en España

9 febrero, 2016 at 10:06

Bien es cierto que no hay prisa, pero no sé yo si el préstamo de libros electrónicos acaba de despegar en España. Recientemente se han publicado los datos de eBiblio del 2015 y tampoco es que sean para tirar cohetes. Algo más de 48.000 personas hicieron uso del préstamo digital, hubo algo más de 246.000 préstamos, Cataluña es la comunidad autónoma que mayor número de usuarios activos tiene… pero caen estos un 42% en el mes de diciembre si se compara con su mes de inicio…

Por ahora no interesa mucho el préstamo de libros electrónicos en las bibliotecas

No digo que sea cuestión de eBiblio, es mucho peor… es cuestión de usuarios. Los usuarios, por lo menos una gran mayoría, no quiere leer en digital (por ahora) y si lee en digital no cuenta con las bibliotecas para ello. Por un lado (punto negativo) puede que no sea tan fácil para estas personas la configuración de los dispositivos y el tema de bajar los libros de sus bibliotecas, pero por otro lado (punto positivo) está la no necesidad de acudir a la biblioteca para leer y que desde cualquier lugar se puede pedir el préstamo. Aunque el no acudir a la biblioteca para leer es algo que está bien solventado con la gran cantidad de sitios que hay para descargar libros electrónicos de forma gratuita [y sin fecha de devolución].

Sin duda que es una gran competencia para las bibliotecas el tema de los portales de descarga de libros por Internet. [Siempre estoy hablando de sitios de descarga legal]. Las bibliotecas se podrían escudar en decir que tienen las novedades y lo que todo el mundo quiere leer, pero tampoco es así. Y parece que menos este año 2016 en el cual el número de títulos que pondrá el ministerio baja de 1.430 a 486.

Títulos por lotes para eBiblio 2013 - 2016

Una gran bajada de títulos electrónicos (-66%) las que verán este año las bibliotecas. ¿Una clara declaración de intenciones a las bibliotecas tras poner la miel en los labios?… Si queréis libros compradlos vosotras. Bueno, tampoco está tan lejos de la realidad del mundo y compras de libros en papel por parte de las bibliotecas. Ahora habrá que ver si las bibliotecas compran de manera conjunta (hacemos bote y todo para todas) o si compran de manera individual (mi dinero, mis libros).

La descarga de libros electrónicos de Internet y su etiqueta de ilegal

26 noviembre, 2015 at 10:15

Cuando se escucha a alguien decir que se ha descargado un libro electrónico de Internet siempre se nos va la mente hacía el lado oscuro, hacia el lado de de la descarga ilegal de ese libro. Pero no tiene porqué ser así, tenemos que tratar de quitarnos ese prejuicio injustificado… ¿o quizás no sea tan injustificado?

Bien es cierto que los portales y plataformas de descarga ilegal de libros electrónicos llevan ya muchos años entre nosotros, e incluso gente que quiere hacer negocio por su cuenta en la venta de estos libros electrónicos. Todos (o casi todos) hemos acudido a ellos para hacernos con un libro que queríamos leer, que queríamos leer una parte o que simplemente no encontrábamos por ningún lado. Pero no todas las descargas de libros por Internet son ilegales… y esto hay que tenerlo muy en cuenta.

La larga sombre de los libros electrónicos y su descarga por Internet

Hay muchos sitios web que ofrecen libros electrónicos a coste cero. Sí, sí… gratis.  Estos sitios también llevan tiempo entre nosotros. Eso sí, no esperes encontrar las últimas novedades literarias o los bestsellers del momento. Su colección mayoritaria son libros clásicos de la literatura en dominio público o libros de autores independientes que ponen sus obras a disposición de todas las personas que les quieran leer.

Y también están las bibliotecas. Bibliotecas, y no es ningún secreto, que llegan tarde con sus las plataformas de préstamo de libros electrónicos… pero escucha, lo bueno es que han llegado. Tampoco es ningún secreto decir que el asunto no es fácil para las bibliotecas y las editoriales. Bibliotecas que tratan de hacer  su trabajo como buenamente pueden* ofreciendo a sus usuarios las novedades y libros electrónicos que requieren (* falta de presupuesto, falta de colección, cláusulas casi abusivas, el precio de los libros electrónicos para las bibliotecas). Y editoriales que tratan de ver como hacer su negocio con las bibliotecas en un mundo digital donde está tan presente la piratería y el compartir sin control.

16 aplicaciones para leer libros en tus dispositivos móviles

8 octubre, 2015 at 10:07

Triunfe o no triunfe la lectura de libros en dispositivos móviles entre las personas (hace unos días os hablé de los pros y contras de la lectura en smartphones) la verdad es que hay una gran cantidad de aplicaciones, tanto en la Play Store (android) como en la App Store (iOs), para leer libros electrónicos que ya tengas en tu poder y/o para leer libros electrónicos que vayas a comprar (según plataforma de venta de esos libros), descargar e incluso leer en streaming.

Lectura en dispositivos móviles

La gran mayoría de las aplicaciones que muestro a continuación son gratuitas, solamente algunas tienen versión premium. Algunas aplicaciones dependen de su plataforma comercial (donde venden su colección) y otras aplicaciones no dependen de ninguna plataforma y sirven para leer tus libros y documentos. El que sean gratuitas no significa que venga con toda la colección de libros que dicen tener… obviamente hay que pasar por caja para hacerte con algunos de ellos (la mayoría, excepto eBiblio y las que no dependen de plataformas comerciales). Algunas de estas aplicaciones (y las más deseadas por mi parte) son las que no dependen de esas plataformas comerciales y permiten leer tus libros y documentos.

Está claro que si tuviese que elegir una aplicación de lectura para los libros descargados de las bibliotecas públicas de España sin duda que usaría la aplicación de eBiblio, la aplicación del préstamo de libros electrónicos de las bibliotecas públicas de España. Pero me echa para atrás que no pueda leer mi colección de libros (o documentos) electrónicos… más cuando hay otras aplicaciones que sí me permiten mezclar documentos míos y libros de la biblioteca, como por ejemplo Kobo (en teoría) y Aldiko ebook Reader. También es cierto que no la tengo instalada eBiblio en ninguno dispositivo móvil porque para leer libros electrónicos prefiero el eReader… y confieso que si estuviese ante la necesidad de espacio tanto en el smartphone como en la tablet, eBiblio sería la primera sacrificada y eliminada.

Dicho lo cual, a continuación os muestro 16 aplicaciones móviles para leer libros, tanto en el smartphone como en la tablet (para la gente de iOs: tanto en el iPhone como en el iPad… sé que les gusta llamar las cosas por su nombre [a mi me gustaba]), en las cuales cabe destacar la personalización en la visualización de la tipología de letras, los distintos formatos compatibles, la posibilidad de sincronizar lecturas, marcadores, fragmentos… y de compartirlos.

Las personas y el libro electrónico… una aventura de amor odio con final ¿feliz?

29 septiembre, 2015 at 10:10

No me gusta el rol de hater que algunos me han puesto con mi actitud en cuanto al libro electrónico, es más, me gustaría que triunfase porque eso significaría que triunfaría la lectura… pero tampoco quiero decir que el libro electrónico sea la leche y que crece y supera al libro en papel cuando no es cierto. No lo supera ni en índice de producción, ni en ventas, ni en niveles de lectura.

I love books

Bien es cierto que la lectura digital va creciendo poco a poco, y que poco a poco se va introduciendo en la vida de las personas… pero es que tiene un duro competidor: el LIBRO EN PAPEL. Duro competidor que la música o la fotografía digital no se encontró con sus hermanos en papel, y que ahora sí se está encontrando el periódico. Destaca El País que los lectores digitales se triplican en España en 4 años… sí, ahora hay un 17,7% de las personas que leyó en formato digital en el último año frente al 59% que lo hizo en papel.

Ambos formatos tienen sus beneficios y no voy a negar, para nada, la comodidad de un libro electrónico frente a uno en papel. Hace un tiempo le quise dar una oportunidad al libro digital (hace unos 3-4 años), pero a los pocos meses lo abandoné por la escasa oferta existente y falta de acceso de manera legal. Quizás ahora le vuelva a dar otra oportunidad con la llegada del préstamo digital a las bibliotecas. Quizás… aún no lo sé.

El hábito lector  en España tanto en papel como en digital

Según los datos de la última encuesta publicada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte sobre los hábitos y prácticas culturales un 62,2% de personas leyeron libros en el último año… un 59% utilizó el papel y un 17,7% optó por el formato digital en digital (como se pueden ver en la cifras hubo personas que optó por ambos formatos). La valoración del interés por la lectura se sitúa en un 6,3 sobre 10.

El 94,4% de las personas que han leído libros en el último año suelen utilizar el formato en papel, mientras que el formato digital un 28,5% (de los cuales solamente un 9,7% utiliza un eReader).

Mención a parte se merece el apartado que habla de la forma de descargar libros por parte de las personas. La gente los descarga por Internet por comodidad (71,5%), ahorro económico (66,2%), rapidez, inmediatez (52,9%)… Y se los descargan de web de enlaces (33,1%), webs de descargas masivas (29,9%), webs de acceso a obras de libre acceso (22,5%), web P2P (10,9%) y webs de streaming (5,7%).

Pros y contras de la lectura en el smartphone… ¿Te gusta para leer?

24 septiembre, 2015 at 8:04

Leer un libro en una pantalla de 4 o 5 pulgadas no es una de las mejores opciones, pero sin duda que es una opción por la portabilidad del dispositivo y el acceso a los contenidos. Los smartphones están ocupando, ya desde hace años, un espacio y relevancia muy importante en un gran número de personas… de hecho, en España, un 60% de la población tiene un smartphone o, lo que es lo mismo, más de 28 millones de personas tienen la posibilidad de leer libros a través de su dispositivo móvil, entre otras cosas.

Pros y contras de la lectura en el smartphone… ¿Te gusta para leer?

Aunque las cifras de la lectura de libros a través del smartphone no son tan buenas como esos 28 millones de personas. El último informe de España, que conozco, sobre hábitos de lectura de libros a través de smartphones se remonta a principios de 2014 (que es un tiempo considerable). Dicho informe señala que hay un 28,6% de personas que lee en dispositivos móviles como eReaders, tablets y smartphones (13,37 millones de personas), siendo un 16,4% las personas que leen desde sus smartphones (7,67 millones de personas). Del total de personas que leen en dispositivos móviles hay un 18,5% que lee libros (2,47 millones de personas), siendo un 31,1% de ese porcentaje los que leen en un smartphone (0,77 millones de personas).

Lectura smartphone en España (2014)

Otra información a destacar (pero de lectura digital en general, no solo a través de smartphones) es el Barómetro del CIS de diciembre de 2014 y que decía que el 66,3% nunca ha leído parcial o totalmente un libro en versión digital o que el 11,1% leen en su mayoría en digital, mientras que el 79,7% lo hacen en su mayoría en papel.

Mi intención con este post no es intentar captar nuevos lectores que se sumen a la lectura a través de los smartphones, pero sí mostrar las ventajas que tendría hacerlo. Tampoco mi intención es restar las cifras de personas que ya leen a través de sus smartphones, sino mostrar cuales son los puntos negativos de hacerlo a través de este tipo de dispositivo. Mi intención final es que cada uno valore los pros y los contras de la lectura a través de los smartphones… y, además, que aporte su experiencia lectora a través de los comentarios para que todos podamos seguir valorando este dispositivo de lectura. ¡Vamos allá!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR