La actitud ante los retos es clave del éxito del profesional de Información y Documentación

29 noviembre, 2016 at 10:00

Las salidas laborales de los profesionales de Información y Documentación no tienen límite. Allá donde haya información, allá que puede desempeñar sus funciones. Y es que en el mundo hay tantísima información que lo que más falta hace es orden y calidad… y eso se lo puede dar un profesional InfoDoc.

Ahora bien, no es ningún secreto decir que el tema laboral está algo complicado en el sector, tanto en el ámbito público como privado. Que hay mucha (muchísima) competencia y que existe una delgada línea que separa nuestras funciones (y puestos de trabajo) de las de otros profesionales. Línea que debemos aprovechar nosotros también para asomarnos a nuevos mundos y explorar nuevos horizontes laborales.

El InfoDoc no debe desaprovechar la oportunidad de explorar nuevos puestos laborales

Este año la Jornada de Gestión de la Información de la SEDIC trató sobe el empleo y el desarrollo profesional. En ella se vieron las distintas vertientes y características que los profesionales de Información y Documentación deben tener en cuenta tanto en la empresa privada (y que será de la que hable en este post), en la administración como en el autoempleo o emprendimiento.

Recuerdo hablar con una colega (la mantendré en el anonimato) al finalizar la jornada sobre el tema de la preparación de los futuros profesionales. Ella veía el tema un poco oscuro, yo lo veía algo mejor. Lo destacable es que llegamos a una misma valoración de los profesionales: hace falta actitud, seguir formándose y no esperar sentando a que te llegue el puesto de trabajo.

¿Es verdad que cualquier persona puede realizar las labores de un documentalista?

15 noviembre, 2016 at 10:04

En un mundo en el que hay cada vez más información lo lógico sería tener en cuenta a los profesionales formados y especializados en organizar y localizar lo más relevante de dicha información. Profesionales que sepan separar el grano de la paja y que incluso encuentren la aguja en el pajar. Profesionales que hagan el trabajo más fácil al resto de profesionales al darles la información que necesitan cuando la necesitan. Pero no… al parecer esta labor la puede realizar cualquier persona.

No todo el mundo puede realizar las labores de un documentalista

Y es que a finales del mes de octubre saltó la noticia. El Colegio Oficial de Bibliotecarios y Documentalistas de la Comunidad Valenciana (COBDCV) realizó un comunicado sobre la eliminación de la plaza de documentalista en el Hospital Provincial de Castellón. Plaza que casualmente ocupaba Paula Traver, una de las fundadoras de Socialbiblio.

No es que me sorprenda que haya despidos dentro de cualquier organización (creedme que he visto y leído casi de todo), lo que me sorprende del asunto es el motivo del despido:

Las funciones de documentalista se pueden cubrir con los recursos actuales de personal.

Según donde estudies tendrás más posibilidades de trabajar… o no

20 enero, 2015 at 10:20

No son buenos tiempos para encontrar trabajo si has estudiado Biblioteconomía y Documentación (ahora Grado en Información y Documentación)… aunque quizás nunca hayan sido buenos del todo. La adaptación de los estudios a las nuevas realidades profesionales, y al mercado laboral, es primordial y se intenta llevar a cabo para la subsistencia “de la especie”… pero quizás haga falta un poco más de adaptación, agilidad y riesgo para adelantarse a las necesidades y dejar atrás funciones importantes, pero para los que se quieran especializar en determinadas materias.

Ya lo decían Virginia Ortiz-Repiso, Javier Calzada-Prado e Ivett M. Aportela-Rodríguez en su artículo de El Profesional de la Información, ¿Qué está pasando con los estudios universitarios de Biblioteconomía y Documentación en España?

La escasa visibilidad social (ya endémica) de los estudios y de la profesión contribuye a una de las debilidades más importantes. No deja de ser paradójico que en una sociedad dominada por la información y por nuevos perfiles laborales ligados a ella, los grados no tengan más demanda.

La visibilidad es un lastre que llevamos arrastrando desde hace muchísimo tiempo. Hace falta que las empresas conozcan lo que un profesional de la información (ejemplo de documentalista) puede llegar a hacer por su organización… aunque son muchas las veces que caemos en el engaño de que las empresas no saben lo que quieren en cuanto a gestión de la información (tratamos de autoconvencernos los unos a los otros), pero sí que saben lo que quieren, lo que no saben es que existimos y lo que somos. Tenemos un problema de invisibilidad grande. (Aunque bien es cierto que no todas las empresas saben identificar sus problemas documentales y no conocen de su importancia… espero no estar autoconvenciéndome de esto).

Estudiantes Grado Información y Documentación

Estudiantes Grado Información y Documentación

Pero, ¿el tema de trabajar la visibilidad quién lo debe de hacer?… ¿La universidad, las asociaciones o que cada uno se trabaje su visibilidad?… aunque me duela decirlo creo (bajo mi punto de vista, y que puede que no sea el acertado) que quien más está haciendo por la visibilidad son los propios profesionales, por delante de la universidad (fin: conseguir alumnos) y las asociaciones profesionales (bueno, algunas de estas también se lo curran).

Crea tu marca personal a través de la content curation… si, has leído bien

11 julio, 2014 at 8:40

En ocasiones peco de impulsivo y de defensor a ultranza de lo que son los puestos profesionales de nuestro (maltrecho) sector, y esto lo digo siendo un “documentalista no convencional” (por no llamarme directamente community manager metido en el mundo de la Información y la Documentación). Me acuerdo cuando esto me pasó con el profesional content curator y documentalista.

Con el paso del tiempo ese ímpetu y defensa se me va apaciguando, lo que no quiere decir que mi actitud sea de pasotismo si no más bien de aceptación terminológica. Pero… ¿por qué dicha aceptación? Porque realmente me da igual la terminología cuando las funciones del puesto que quiero desempeñar las tengo claras.

Eso sí, ahora me encuentro con un lío tremendo. No sé si soy documentalista, community manager o content curator. ¿Por qué digo esto?… Pues porque hago funciones de todos esos perfiles profesionales en mi vida laboral (y personal). La verdad es que el community manager y el content curator van algo más de la mano, podría decir que son como una relación estable en la cual solamente una de de las partes ha dejado de estar enamorada y se quiere separar. No entiendo el community management sin la content curation, pero sí puedo llegar a entender la content curation sin el community management.

Before I die... by ~ Katherine

Before I die… by ~ Katherine

Estas fueron (y siguen siendo) las conclusiones sobre el debate community manager y el content curator (resumidas):

Son dos figuras o perfiles que pueden convivir perfectamente ya que sus funciones principales están bien diferenciadas: El Community Manager funciones ligadas a las personas y el Content Curator funciones ligadas a la información y contenidos. Aún así, creo, que el Community Manager puede hacer claramente todas las funciones del Content Curator, mientras que el Content Curator puede que no sea capaz de realizar todas las funciones del Community Manager. Cada vez más, según las ofertas de empleo que salen publicadas, se piden a los Community Managers más capacidades propias de los Content CuratorsHibridación de perfiles. Figura única que cubra las funciones de ambos puestos. El Content Curator aporta valor a las publicaciones que va a compartir, mientras que en ocasiones, y por la falta de tiempo y acumulación de tareas, un Community Manager no puede realizar esta función, limitándose única y exclusivamente a compartir. Ambos perfiles viven de los contenidos (propios o de terceros) con el único fin de llegar a las personas.

¿Documentalistas no convencionales o documentalistas especializados?

2 julio, 2014 at 11:12

El pasado 26 de junio se celebró en la sede de la UOC en Madrid la mesa redonda: «Los documentalistas no convencionales», capitaneada por Sandra Sanz y con la presencia de Ana Ordás (Gerente de cuentas en Baratz), Belén Benito (community manager – SEO / SEM), Iris López (Film Research en TVE) y la mía (community manager en Baratz). El objetivo de dicha mesa era mostrar un poco más allá de las profesiones convencionales a las que cualquier graduado en Información y Documentación podría optar.

Tras las exposiciones se abría turno de intervención a los asistentes. Entre dichas intervenciones destacar algunas breves conclusiones como la fiabilidad de las redes sociales como una herramienta más de información (con su pros y contras), la necesidad de adaptación de los propios profesionales a los nuevos futuros laborales (esta vez no echaré la culpa a las universidades) y la falta de conocimiento en emprendimiento en la mayoría de las personas del sector.

A continuación comparto con vosotros lo que fue mi intervención, tanto textual como visual a través del PowerPoint que compartí con los asistentes:

¿Documentalistas no convencionales o documentalistas especializados?

Todo lo que no sigue la regla o se critica o se dice que es raro y se aparta, y os lo digo por experiencia, no son pocas las veces que me he encontrado en ambas situaciones.

Cuando estudias la carrera de Información y Documentación (antigua Biblioteconomía y Documentación) las tres salidas más claras a las cuales vas a poder optar son la de bibliotecario, archivero y documentalista. Todos tenemos grabado a fuego lo que son bibliotecario y archivero, aunque no hayas estudiado la carrera, pero, ¿documentalista? ¿está claro lo que es un documentalista para el resto de los mortales?

Para no irme muy lejos a buscar el significado correcto de “documentalista” hago una búsqueda en (San) Google, ya que sería lo que haría cualquier persona que quisiera saber lo que es un documentalista. Google muestra como primera acepción que es una “persona que hace cine documental, en especial si se dedica a ello profesionalmente”.

Definición  correcta (también, sin lugar a dudas) pero que no nos sirve y lo que puede llegar a hacer es confundir a nuestro público sobre lo que queremos que se sepa de lo que es un documentalista ligado a nuestra profesión. En la segunda acepción (lástima que no sea en la primera) se define lo que es un documentalista (esta vez sí el documentalista que buscamos): “Persona que tiene por oficio preparar y elaborar toda clase de datos bibliográficos, informes o noticias sobre determinada materia

Documentalista para Google

Documentalista para Google

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR