Las personas y el libro electrónico… una aventura de amor odio con final ¿feliz?

29 septiembre, 2015 at 10:10

No me gusta el rol de hater que algunos me han puesto con mi actitud en cuanto al libro electrónico, es más, me gustaría que triunfase porque eso significaría que triunfaría la lectura… pero tampoco quiero decir que el libro electrónico sea la leche y que crece y supera al libro en papel cuando no es cierto. No lo supera ni en índice de producción, ni en ventas, ni en niveles de lectura.

I love books

Bien es cierto que la lectura digital va creciendo poco a poco, y que poco a poco se va introduciendo en la vida de las personas… pero es que tiene un duro competidor: el LIBRO EN PAPEL. Duro competidor que la música o la fotografía digital no se encontró con sus hermanos en papel, y que ahora sí se está encontrando el periódico. Destaca El País que los lectores digitales se triplican en España en 4 años… sí, ahora hay un 17,7% de las personas que leyó en formato digital en el último año frente al 59% que lo hizo en papel.

Ambos formatos tienen sus beneficios y no voy a negar, para nada, la comodidad de un libro electrónico frente a uno en papel. Hace un tiempo le quise dar una oportunidad al libro digital (hace unos 3-4 años), pero a los pocos meses lo abandoné por la escasa oferta existente y falta de acceso de manera legal. Quizás ahora le vuelva a dar otra oportunidad con la llegada del préstamo digital a las bibliotecas. Quizás… aún no lo sé.

El hábito lector  en España tanto en papel como en digital

Según los datos de la última encuesta publicada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte sobre los hábitos y prácticas culturales un 62,2% de personas leyeron libros en el último año… un 59% utilizó el papel y un 17,7% optó por el formato digital en digital (como se pueden ver en la cifras hubo personas que optó por ambos formatos). La valoración del interés por la lectura se sitúa en un 6,3 sobre 10.

El 94,4% de las personas que han leído libros en el último año suelen utilizar el formato en papel, mientras que el formato digital un 28,5% (de los cuales solamente un 9,7% utiliza un eReader).

Mención a parte se merece el apartado que habla de la forma de descargar libros por parte de las personas. La gente los descarga por Internet por comodidad (71,5%), ahorro económico (66,2%), rapidez, inmediatez (52,9%)… Y se los descargan de web de enlaces (33,1%), webs de descargas masivas (29,9%), webs de acceso a obras de libre acceso (22,5%), web P2P (10,9%) y webs de streaming (5,7%).

Pros y contras de la lectura en el smartphone… ¿Te gusta para leer?

24 septiembre, 2015 at 8:04

Leer un libro en una pantalla de 4 o 5 pulgadas no es una de las mejores opciones, pero sin duda que es una opción por la portabilidad del dispositivo y el acceso a los contenidos. Los smartphones están ocupando, ya desde hace años, un espacio y relevancia muy importante en un gran número de personas… de hecho, en España, un 60% de la población tiene un smartphone o, lo que es lo mismo, más de 28 millones de personas tienen la posibilidad de leer libros a través de su dispositivo móvil, entre otras cosas.

Pros y contras de la lectura en el smartphone… ¿Te gusta para leer?

Aunque las cifras de la lectura de libros a través del smartphone no son tan buenas como esos 28 millones de personas. El último informe de España, que conozco, sobre hábitos de lectura de libros a través de smartphones se remonta a principios de 2014 (que es un tiempo considerable). Dicho informe señala que hay un 28,6% de personas que lee en dispositivos móviles como eReaders, tablets y smartphones (13,37 millones de personas), siendo un 16,4% las personas que leen desde sus smartphones (7,67 millones de personas). Del total de personas que leen en dispositivos móviles hay un 18,5% que lee libros (2,47 millones de personas), siendo un 31,1% de ese porcentaje los que leen en un smartphone (0,77 millones de personas).

Lectura smartphone en España (2014)

Otra información a destacar (pero de lectura digital en general, no solo a través de smartphones) es el Barómetro del CIS de diciembre de 2014 y que decía que el 66,3% nunca ha leído parcial o totalmente un libro en versión digital o que el 11,1% leen en su mayoría en digital, mientras que el 79,7% lo hacen en su mayoría en papel.

Mi intención con este post no es intentar captar nuevos lectores que se sumen a la lectura a través de los smartphones, pero sí mostrar las ventajas que tendría hacerlo. Tampoco mi intención es restar las cifras de personas que ya leen a través de sus smartphones, sino mostrar cuales son los puntos negativos de hacerlo a través de este tipo de dispositivo. Mi intención final es que cada uno valore los pros y los contras de la lectura a través de los smartphones… y, además, que aporte su experiencia lectora a través de los comentarios para que todos podamos seguir valorando este dispositivo de lectura. ¡Vamos allá!

Cuando a un gobierno le dicen claramente lo que necesitan sus bibliotecas

26 mayo, 2015 at 10:01

Cuando un gobierno encarga un informe a un grupo de personas / profesionales externo a él (informe independiente) tiene que estar preparado para todo. Puede que en ese informe no le digan todo “lo bien” que va su servicio o actividad objeto del estudio y que le muestre la realidad que nunca quiso ver. Esto es lo que le ha pasado al Gobierno de inglés con un informe sobre las bibliotecas de Inglaterra publicado a finales de 2014.

Library

Se puede decir que William Sieghart, y su equipo de especialistas, la dan un buen “Zasca, en toda la boca” al gobierno en relación a sus bibliotecas. En dicho informe habla de los problemas financieros que sufren las bibliotecas, el rápido cambio (y adaptación) que están experimentando las bibliotecas y el imperativo del NO que siempre han tenido las bibliotecas por parte del gobierno (ya se central o local).

Sieghart detecta dos problemas clave: demasiadas opiniones de bibliotecas en los últimos años y que no han llevado a nada y que los que toman las decisiones no son conscientes del valor notable y vital de un buen servicio de bibliotecas.

Para lo que recomienda una serie de acciones entre las que se encuentra la creación de una Red Digital Nacional de Bibliotecas, la creación de un grupo de trabajo que proporcione un marco estratégico y que además, este, ayude a mejorar y revitalizar las bibliotecas a la vez que fomente una mayor participación por parte de las comunidades.

Porque hay que seguir creyendo en las bibliotecas como espacios para extraer conocimiento de forma gratuita y con la ayuda y el conocimiento que tienen sus trabajadores. Porque las bibliotecas se sustentan de sus comunidades y las bibliotecas son proveedoras de la infraestructura necesaria para el aprendizaje, la educación, ayuda y el fomento de la lectura. Porque las bibliotecas dan oportunidades a los más desfavorecidos. Porque transforma comunidades. Porque sus profesionales son muy importantes para la sociedad… Por todo ello se requiere un esfuerzo para que los gobiernos locales apliquen su deseo de beneficiar a sus comunidades a través del sistema de bibliotecas públicas, y todo esto necesita una coherencia económica para su cumplimiento.

“Las bibliotecas son, no lo olvidemos, un hilo de oro a lo largo de nuestras vidas”

Las bibliotecas deben buscar alianzas, ya que estas pueden aumentar el intercambio de conocimiento y el crecimiento de audiencias. No hay que olvidar que las bibliotecas son un socio natural de las escuelas, además de proveedora de cursos de alfabetización y educación para adultos.

En España se publica más… más en papel, menos en digital

27 abril, 2015 at 10:40

Año tras año la producción editorial en papel iba cayendo poco a poco y la producción editorial en electrónico iba subiendo como la espuma. Hasta que llegó el 2014 y se intercambiaron los papeles por los bytes. El número de libros en papel subió y el número de libros electrónicos bajó… una tendencia rota desde el año 2009 en el caso del papel y continuada desde 2013 en el caso del libro electrónico.

libro en papel y libro digital

El Observatorio de la Lectura y el Libro analiza el sector del libro en España y muestra los datos de la producción editorial en el país en el año 2014 y su trayectoria desde años anteriores. En dicho informe destaca que el total de libros editados en España en el año 2014 fue de 90.802 (libros con ISBN), lo que supone un aumento del 1,9% con respecto a los datos del 2013. Ahora bien, ¿cuántos de esos libros son libros editados en papel y cuántos de ellos están editados en digital?

Pues bien, en el año 2014 se editaron un total de 68.378 libros en papel, lo que supone un crecimiento del 3,7% con respecto al 2013 (y crecimiento después de 5 años en descenso), y un total de 20.263 libros digitales, lo que supone un descenso del 1,9% con respecto al 2013 (y la primera vez que desciende tras años y años de crecimiento). Los 2.161 libros restantes se editaron en otros soportes. Hablando en porcentajes, el 75,3% de libros se editan en papel, el 22,3% en digital y el 2,4% restante en otros soportes.

Un libro electrónico no es un libro, es un servicio electrónico

10 marzo, 2015 at 10:09

Así lo ha hecho saber el Tribunal de Justicia de la Unión Europea al obligar tanto a Francia como a Luxemburgo a subir el IVA reducido que venían aplicando desde el 1 de enero de 2012 a los libros en formato electrónico. Francia aplicaba a los libros en formato electrónico un IVA reducido del 5,5%, mientras que Luxemburgo aplicaba un 3%, inferior al 5% que la Directiva IVA de la Unión Europea propone para el IVA reducido.

Con esta subida del IVA sobre los libros electrónicos, Francia pasará a pagar un 14,5% más de IVA (20%) y Luxemburgo un 14% más de IVA (17%). Traducido en términos económicos significa que si antes por un libro electrónico de 12 euros Francia pagaba de IVA 0,66 euros, ahora pasaría a pagar 2,4 euros. Mientras, en Luxemburgo por ese mismo libro electrónico se pagaba de IVA 0,36 euros, ahora pasaría a pagar 2,04 euros. [Como apunte señalar que en España se aplica el IVA reducido a los libros en formato papel (4%), mientras que el IVA para los libros electrónicos es del 21%]

Un libro en papel no es lo mismo que un libro electrónico

Un libro en papel no es lo mismo que un libro electrónico

Según dice la propia nota de prensa del TJUE “Francia y Luxemburgo no pueden aplicar un tipo reducido del IVA a la distribución de libros electrónicos, a diferencia de lo que ocurre con los libros en papel”. Con lo que se deja clara la diferencia entre libro en papel y libro electrónico. Que aunque los dos sean “libros” no son lo mismo por el soporte que los contiene.

El concepto de libro electrónico (o digital) objeto de estos asuntos abarca tanto los libros distribuidos a título oneroso mediante descarga o visionado en línea (streaming) desde un sitio de Internet, como los libros de formato electrónico que pueden consultarse en un ordenador, un teléfono inteligente, un lector de libros electrónicos o cualquier otro sistema de lectura.

Comenta la sentencia que el IVA reducido únicamente se aplicará a las entregas de bienes y a las prestaciones de servicios en cualquier medio de soporte físico. Menciona que para leerse los libros electrónicos es necesario un soporte físico (ordenador, eReader, smartphone…) pero que estos soportes no están incluidos en la distribución de libros electrónicos y que por eso no se les aplicará el IVA reducido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR