10 proyectos que ponen la cultura a golpe de clic

21 enero, 2016 at 10:05

Ya sea porque estás buscando la inspiración, porque tienes ganas de investigar sobre un tema, porque estés aburrido o porque quieras curiosear, no te puedes perder los siguientes diez sitios web en los cuales poder bucear horas y horas entre imágenes, películas, libros, videojuegos

¿Y qué tiene que ver esto con la cultura?… Aunque a día de hoy casi todo tiene que ver con la cultura (cultura empresarial, organizativa, general, popular…) los siguientes sitios tratan de recoger en el presente nuestro pasado para guardarlo de cara al futuro. Organizaciones y proyectos que tratan de acercar sus colecciones, o parte de ellas, al mundo y a través de Internet.

El acceso a la cultura a golpe de clic

esas organizaciones y proyectos se puede ver a Flickr, a la Biblioteca Pública de Nueva York, a la Biblioteca Nacional de España, a Europeana, a Internet Archive, al Museo de Arte Metropolitano de Nueva York… Organizaciones y proyectos que apoyan una cultura abierta en la cual el libre acceso y el dominio público de sus colecciones son un plus en el ámbito cultural de todo el mundo. Aunque bien es cierto que algunas organizaciones requieren la mención de la fuente para el uso personal (no comercial) [me parece justo]… pero sin duda unas ventanas muy dignas al acceso cultural para ser visionado, descargado y, como no, disfrutado.

Flickr. The Commons

El objetivo de The Commons es compartir los tesoros escondidos de los archivos de fotos públicas del mundo. Entre las instituciones participantes se pueden encontrar a la Biblioteca Pública de Nueva York, a la Biblioteca del Congreso de EE.UU., al Getty Research Institute, a la Biblioteca Nacional de Noruega, al Archivo Nacional de Reino Unido, a la Biblioteca Británica, a la NASA

Flickr inició en 2008 este proyecto piloto junto a la Biblioteca del Congreso de EE.UU. Proyecto que tuvo muy buena acogida y que tenía dos objetivos principales: Aumentar el acceso a colecciones fotográficas de dominio público y proporcionar un medio para que el público general aporte información y conocimientos.

Flickr. The Commons

A destacar el millón de imágenes que subió la Biblioteca Británica en dominio público.

Internet Archive

Sin duda que Internet Archive es el megaproyecto por excelencia en cuanto a puesta de contenidos a disposición de los internautas. Su objetivo es ofrecer al público en general las colecciones históricas que existen en formato digital. Entre dichas colecciones se encuentran películas, imágenes en movimiento, noticias y asuntos públicos, videojuegos, audios, software, imágenes, libros y textos

Biblioteca: adaptación y participación en busca de conocimiento

17 noviembre, 2014 at 18:40

He de confesar que vengo con las pilas cargadas tras el VII Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas celebrado en Badajoz. Me atrevería a decir que este fue uno de los mejores eventos en los cuales he estado presente por la temática, los ponentes, el ambiente, el lugar, el trato recibido y el cara a cara con grandes compañeros y profesionales del mundo de las bibliotecas… En definitiva, que vamos a tener que empezar a creernos que el profesional de las bibliotecas es un cuerpo de elite capaz de adaptarse a los cambios sociales, económicos y tecnológicos. Yo la verdad es que cada vez, cada día que pasa, estoy más convencido de ello.

Strong child with muscles drawn on chalkboard in elementary school from Shutterstock

La cultura, la lectura y la biblioteca. Tres patas de una mesa que es completada por los profesionales de las bibliotecas. Bibliotecarias y bibliotecarios que ven y defienden a las bibliotecas como un servicio público de primera necesidad. La cultura como elemento de integración y un estado indestructible. La lectura como uno de los mejores rituales que el ser humano puede hacer y que gracias a ella (si se usa de manera correcta) muchos de los problemas que tenemos en la sociedad se solucionarían. Y la biblioteca como espacio público para la cultura cívica, que se adapta a los nuevos tiempos sin perder de vista el camino ya recorrido.

Bibliotecas: pequeños cambios, grandes mejoras

Si las bibliotecas han llegado hasta nuestros días es porque realmente son necesarias. Son un producto humano que se han ido transformando y evolucionando para adaptarse a las necesidades del momento y de la sociedad, y sin miedo a la palabra INNOVACIÓN. Bibliotecas cuya experiencia digital tiene que ir más allá del préstamo del libro electrónico.

Está claro que la adaptación de las bibliotecas tiene que ver con la utilidad. En el momento que perdiese ese componente de utilidad para la sociedad dejarían de tener sentido más allá de la preservación del conocimiento. Para eso es muy necesario saber escuchar a los ciudadanos, informarles, consultarles y hacerles partícipes en la construcción de lo que sería la “nueva biblioteca”, bibliotecas que no se queden únicamente en la adaptación de la demanda, sino que sean capaces de transformar dicha demanda. Una biblioteca basada en la transparencia, participación ciudadana y en la rendición de cuentas.

Las bibliotecas pertenecen a los usuarios (su gran fortaleza) y son mantenidas vivas por los colaboradores y los trabajadores que desempeñan sus funciones en ellas.

Las bibliotecas pueden cambiar el comportamiento social y se pueden apoyar del poder participativo de la sociedad, pero hay un problema… no todo los ciudadanos quieren participar en esto. Aún son muchas las personas que ven a la biblioteca y al bibliotecario como eran en el siglo XIX (aunque cueste creerlo) y ven que el objetivo principal de la biblioteca pública es solo y exclusivamente el acceso a la información (lo cual hace que lo tengamos cada vez más difícil por la gran competencia existente en Internet).

Las bibliotecas de todo el mundo deberían trabajar en red, cooperar y colaborar. Dejar de ser islas individuales para convertirse en archipiélagos del conocimiento. Las redes de bibliotecas son las que tienen la fuerza, no hay más que ver los catálogos colectivos como elemento de cooperación y unión entre bibliotecas. Además, no solo pensar en trabajar en red con otras bibliotecas, sino apoyarse de una red de amigos de las bibliotecas que creen opinión pública. Trabajar en cooperación entre colectivos y no solo pensar en individuos. Tienen que generar sinergias y alinearse con otras estrategias municipales.

Transformación, evolución, adaptación, utilidad e innovación que, guste o no, pasa por la gestión política (de turno) y a la cual hay que saber hacer llegar el mensaje de NECESIDAD.

Mecenable o cómo hacer crowdfunding en organizaciones culturales

4 junio, 2014 at 10:15

Crowdfunding es un término que ya lleva unos cuantos años con nosotros y que tenemos que sumar a la larga lista de palabros que adoptamos del habla inglesa. Según la Wikipedia el crowdfunding o micromecenazgo (o financiación en masa) “es la cooperación colectiva llevada a cabo por personas que realizan una red para conseguir dinero u otros recursos. Se suele utilizar Internet para financiar esfuerzos e iniciativas de otras personas u organizaciones”.

Sencilla definición y que explica en pocas palabras la esencia del crowdfunding, pero que si nos adentramos más en el término puede verse que está compuesto de cuatro vertientes bien diferenciadas, aunque con el objetivo común de financiación en masa de proyectos. Esas cuatro vertientes del crowdfunding son:

  • Crowdfunding de recompensa (Reward based crowdfunding): aportaciones económicas a cambio de productos o servicios.
  • Crowdfunding de inversión (Equity based crowdfunding): aportaciones económicas a cambio de acciones, participaciones o beneficios.
  • Crowdfunding de préstamo (Lending based crowdfunding): aportaciones económicas que esperan recibir un tipo de interés en su devolución.
  • Crowdfunding de donación (Donation based crowdfunding): aportaciones económicas realizadas de forma altruista y desinteresada.

Ni que decir tiene que a través de este tipo de acciones salen adelante proyectos como la Wikipedia que consiguió 25 millones de euros en un mes, librerías que estaban a punto de cerrar y no lo hacen por la ayuda de los ciudadanos a través de sus aportaciones, digitalización de archivos a través de una contraprestación simple como es un diploma acreditativo, restauración de obras de arte en museos y que repiten experiencias basadas en los éxitos anteriores o bibliotecas que necesitan nuevos equipamientos y que luchan por conseguirlos, con mayor o menor fortuna. El crowdfunding está entre nosotros, en ocasiones sin darnos cuenta y tanto es así que el año pasado (2013) el crowdfunding movió 19 millones de euros en España.

Hace ya unos meses (febrero 2014) el Gobierno de España trató de limitar el crowdfunding basado en la inversión y en el préstamo, limitaciones que recientemente han sido levantadas para profesionales que se dedican a la inversión y que no afectan a los tipos de crowdfunding de recompensa y de donación.

Crowdfunding y organizaciones culturales: Mecenable

Hablar de crowdfunding y administración pública en el ámbito cultural es un arma de doble filo. Un doble filo en el cual están los ciudadanos que pueden llegar a pensar que no quieren pagar por servicios que ya están pagando con sus impuestos, y a los que además la administración está maltratando con recortes continuos… y por otro lado la administración que puede ver este tipo de “nueva vía de financiación” como la solución a sus problemas (cuando no es así).

En medio nos encontramos con las organizaciones (véase bibliotecas, archivos, museos…) que buscan desesperadamente ingresos para poder ofrecer servicios y productos novedosos y de calidad a los ciudadanos, que al fin y al cabo son los que están sufriendo (al mismo nivel que las organizaciones culturales) dichos recortes.

Una vez puestos en situación, y como veis me pongo en el peor de los casos en los cuales tanto ciudadanos como las administraciones pueden malinterpretar el crowdfunding ligado al mundo cultural dependiente de las arcas del Estado, os voy a hablar un poco más de lo que ya he hecho por los distintos medios sociales de Mecenable (aquí la plataforma en construcción), plataforma de crowdfunding de donación en el ámbito cultural.

Mecenable

Mecenable

Mecenable es una plataforma de financiación cultural que, a través de las aportaciones económicas colectivas o crowdfunding de donación, va a permitir un lugar de encuentro entre instituciones y empresas culturales y ciudadanos. A través de Mecenable se pone al alcance de las Bibliotecas, Archivos, Museos e instituciones culturales españolas en general, un método alternativo de financiación que, mediante la participación ciudadana, complemente las partidas presupuestarias asignadas por las distintas administraciones a sus centros.

España supera la media europea de visitas a la biblioteca, pero está a años luz de Suecia

3 febrero, 2014 at 17:43

En noviembre de 2013 salió publicado un eurobarómetro especial dedicado al “Acceso y participación cultural” a través de una solicitud de la Comisión Europea (Dirección General de Educación y Cultura) y coordinado por la Dirección General de Comunicación. Se realizaron un total de 26.563 entrevistas de los 27 países miembros de la Unión Europea, de las cuales 1.003 fueron a españoles, entre abril y mayo del 2013 sobre sus hábitos culturales en los últimos 12 meses.

Cabe destacar la gran diferencia en el acceso y participación cultural entre los ciudadanos de Europa del norte y de Europa del sur, siendo los primeros los que mayor participación cultural realizan a lo largo del periodo analizado. Por lo general cabe destacar que en toda la Unión Europea se ha producido una disminución de la participación de la mayoría de las actividades analizadas desde la última encuesta que se realizó en 2007 (antes de la crisis económica).

Cultural access and participation

Cultural access and participation

En cuanto a España, pues como siempre: depende con quién nos comparemos. Se puede decir que no están mal algunas cosas y que superamos la media europea (por ejemplo en visitas a la biblioteca), pero que hay otras a mejorar y que estamos por debajo de dicha media (por ejemplo en lectura de libros).

A continuación rescato algunos datos relativos a la lectura, bibliotecas y uso de Internet con propósitos culturales tanto en el ámbito de la Unión Europea como más concretamente de España.

¿Y por qué las bibliotecas no se han convertido en lo que ahora es Google?

27 enero, 2014 at 10:14

Y muchos dirán que menos mal. Que si Google, a través de su buscador, está mostrando la información según sus intereses publicitarios o según los gustos de nuestros contactos y que no necesariamente es lo que necesitamos o estamos buscando, que si Google está controlando toda nuestra información y al saber qué hace con ella, que si trabajar en Google no es tan bonito como lo puedan pintar porque la empresa requiere el 100% de disponibilidad laboral y personal, que si Google tenía la intención de digitalizar todos los libros del mundo sin hacer caso a los derechos editoriales y de autor (caso que después ganaron), que si Google puede devolverte 100.000 respuestas pero que un bibliotecario puede devolverte la correcta, que si al principio de Google había en sus filas trabajando bibliotecarios y documentalistas y cuando ya no hicieron falta se les dio una patada… pero debemos tener en cuenta una cosa… y es que Google no es tan malo como le pintan, es más, más de una biblioteca (por no decir todas) se querrían parecer a él… por lo menos en lo que se refiere a su cultura empresarial o declaración de intenciones con el mundo y con la sociedad y que no debería distar mucho de lo que tendría que ser la cultura organizativa dentro de las propias bibliotecas.

Google Search Volume

Google Search Volume

Está claro que estamos hablando de dos tipos de entidades bien diferentes: Google, empresa privada que busca su propio beneficio económico a través de la innovación y de sacar productos de utilidad para la sociedad (que abre y cierra a su antojo). Por otro lado las bibliotecas, empresas públicas con unos patrones temporales difíciles de modificar y cambiar para no desnaturalizar (o romper) lo que viene siendo desde hace milenios una biblioteca. Ahora bien, ¿hay miedo en que las bibliotecas sean rentables económicamente? ¿por qué solamente depender de la administración pública? ¿por qué no pensar desde las propias bibliotecas como empresa que busca beneficios con el objetivo de invertirlos en la creación de nuevos productos o servicios?… Bueno, está claro que esto daría para largo y tendido, así que me centraré en tres frases (objetivo – personal – usuarios) de Google y que pueden estar muy ligadas al mundo de las bibliotecas y a su decálogo de intenciones empresarial con respecto a la sociedad.

Puedes seguir la conversación en Twitter a través del hashtag #biblioooteca (con 3 oes)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR