El community manager no está reñido con el content curator… ni viceversa

8 octubre, 2014 at 15:56

El community manager se complementa perfectamente con el content curator y al content curator no le está de más conocer y poner en práctica las funciones del community manager. Esta es una de las conclusiones que se pueden extraer de la mesa redonda “Social Media Content: las nuevas profesiones que generan valor en la red” celebrada el pasado 18 de septiembre en la sede madrileña de la UOC con motivo de la presentación del curso “Social Media Content: Community Manager y Content Curation”.

En dicha mesa tuve el placer de presentar y moderar a Eva Moya (Asesora en comunicación corporativa digital y analista de inteligencia en comunicación en línea) representando a la figura del community manager y a Javier Guallar (Documentalista, content curator, editor. Profesor de Documentación y Comunicación en la UOC, UB, URL, UIC, Revista EPU, Anuario ThinkEPI) representando por su parte a la figura del content curator.

Más que tratarse de un duelo de funciones y habilidades de ambas figuras por limitar las competencias de cada una de ellas, fue una sesión en la cual se vio que perfectamente pueden vivir y complementarse ambas… y que en muchas ocasiones dichas funciones recaen en una única persona. Funciones y figuras centradas en la interacción con las comunidades y en la desinfoxicación de unos usuarios cada vez más saturados de información.

Pero vayamos al principio, ¿por qué una mesa redonda centrada en las figuras del community manager y del content curator? La respuesta es simple: el espectacular crecimiento de los medios sociales y la revolución de estos ante las posibilidades de publicación, intercambio y comunicación… por no hablar del volumen de usuarios y contenidos que circulan en red, y de las comunidades creadas por intereses comunes y que se convierten en un objetivo estratégico para las empresas, investigadores y gobiernos. Por todo esto, y por las singularidades de las plataformas sociales existentes, se vislumbra la necesidad de gestionar de forma eficaz la información y ejercer de intermediarios para lo cual hay que contar con nuevas habilidades e incluso nuevos perfiles profesionales, los cuales ocupan cada vez más un lugar importante en el entorno laboral.

Javier Guallar en su presentación habló del origen del término allá por el año 2009 en el Manifiesto de Bhargava. Dicho término se relaciona con un nuevo profesional especialista en el filtrado de contenidos web y no está falto de polémica, por las funciones que realiza y que se pueden asemejar a otras profesiones ya existentes, y por las posibles traducciones del mismo.

Crea tu marca personal a través de la content curation… si, has leído bien

11 julio, 2014 at 8:40

En ocasiones peco de impulsivo y de defensor a ultranza de lo que son los puestos profesionales de nuestro (maltrecho) sector, y esto lo digo siendo un “documentalista no convencional” (por no llamarme directamente community manager metido en el mundo de la Información y la Documentación). Me acuerdo cuando esto me pasó con el profesional content curator y documentalista.

Con el paso del tiempo ese ímpetu y defensa se me va apaciguando, lo que no quiere decir que mi actitud sea de pasotismo si no más bien de aceptación terminológica. Pero… ¿por qué dicha aceptación? Porque realmente me da igual la terminología cuando las funciones del puesto que quiero desempeñar las tengo claras.

Eso sí, ahora me encuentro con un lío tremendo. No sé si soy documentalista, community manager o content curator. ¿Por qué digo esto?… Pues porque hago funciones de todos esos perfiles profesionales en mi vida laboral (y personal). La verdad es que el community manager y el content curator van algo más de la mano, podría decir que son como una relación estable en la cual solamente una de de las partes ha dejado de estar enamorada y se quiere separar. No entiendo el community management sin la content curation, pero sí puedo llegar a entender la content curation sin el community management.

Before I die... by ~ Katherine

Before I die… by ~ Katherine

Estas fueron (y siguen siendo) las conclusiones sobre el debate community manager y el content curator (resumidas):

Son dos figuras o perfiles que pueden convivir perfectamente ya que sus funciones principales están bien diferenciadas: El Community Manager funciones ligadas a las personas y el Content Curator funciones ligadas a la información y contenidos. Aún así, creo, que el Community Manager puede hacer claramente todas las funciones del Content Curator, mientras que el Content Curator puede que no sea capaz de realizar todas las funciones del Community Manager. Cada vez más, según las ofertas de empleo que salen publicadas, se piden a los Community Managers más capacidades propias de los Content CuratorsHibridación de perfiles. Figura única que cubra las funciones de ambos puestos. El Content Curator aporta valor a las publicaciones que va a compartir, mientras que en ocasiones, y por la falta de tiempo y acumulación de tareas, un Community Manager no puede realizar esta función, limitándose única y exclusivamente a compartir. Ambos perfiles viven de los contenidos (propios o de terceros) con el único fin de llegar a las personas.

Content Curator y Community Manager: Semejanzas y diferencias

20 febrero, 2014 at 10:18

A partir del post que escribí el otro día sobre como es el día a día del Community Manager surgió un debate, interesante debate, paralelo a la publicación en Twitter (iniciado por Javier Guallar y recogido en un storify) en cuanto a lo que serían funciones de Community Manager y funciones de Content Curator. Debate que luego se trasladó a varias publicaciones en distintos blogs, como por ejemplo el blog de loscontentcurators, el de Víctor V. Valera y el de David Heras.

Hay algunas puntualizaciones que habría que dejar claramente reflejadas antes de introducirse en el tema, como son que el Community Manager vive de una marca u organización, mientras que el Content Curator vive de los contenidos independientemente si tiene o no una marca u organización detrás, siendo su marca personal su mejor aval. Otra puntualización sería que el Community Manager se debe a las personas y su interacción con estas, mientras que el Content Curator se debe a la información (grandes cantidades de información) y contenidos.

Community Manager VS. Content Curator

Community Manager VS. Content Curator

Luego existen una serie de diferencias entre ambas figuras en cuanto a ESTRATEGIAS (mientras que el Community Manager se debe a la estrategia online de dinamización e interacción, el Content Curator se debe a la estrategia informativa), LOCALIZACIÓN (mientras que el Community Manager trata de localizar a personas influyentes dentro de su comunidad, el Content Curator trata de localizar e identificar fuentes de información pertinentes), VINCULACIÓN (mientras que el Community Manager trata de crear lazos de unión con las personas, el Content Curator trata de vincular contenidos con las personas), AGREGACIÓN DE VALOR (mientras que el Community Manager difunde publicaciones sin necesidad de dar un sentido extra a los contenidos, el Content Curator está obligado a generar ese valor extra sobre los contenidos) y USUARIOS (mientras que el Community Manager espera que le lleguen los usuarios a su marca a través de las acciones que realice, el Content Curator sale a buscar esas comunidades de usuarios para intervenir directamente en ellas)

El content curator. Guía básica para el nuevo profesional de la información

16 diciembre, 2013 at 13:39

Llega hasta mi poder el libro “El content curator. Guía básica para el nuevo profesional de la información” y cuyos autores son dos viejos conocidos del sector de la Información y la Documentación: Javier Guallar y Javier Leiva (Los Content Curators).

Javier Guallar y Javier Leiva-Aguilera. El content curator

En dicho libro tratan de dar forma a esa nueva profesión, función o profesional de la desinfoxicación en algo más de 160 páginas cargadas de información, análisis de herramientas y referencias que no hacen más (ni menos) que tratar de explicar al lector el contexto, origen, la creación de dicha figura y funciones y metodología del content curation, así como acercar el perfil profesional del content curator a áreas como la documentación, el marketing, el periodismo e incluso a la marca personal de cada profesional… colocando a dicho profesional entre la documentación, la información y la comunicación como base en sus habilidades.

El origen del content curator se sitúa en la existencia de la Internet social, de los social media y las redes sociales y que Rohit Barghava supo plasmar en 2009 en su artículo “Manifesto for the content curation”. En cuanto a dar una definición sobre el content curation rescato la propuesta dada por los autores

Content curation es el sistema llevado a cabo por un especialista (el content curator) para una organización o a título individual, consistente en la búsqueda, selección, caracterización y difusión continua del contenido más relevante de diversas fuentes de información en la web sobre un tema (o temas) y ámbito (o ámbitos) específicos, para una audiencia determinada, en la web (tendencia mayoritaria) o en otros contextos (por ejemplo, en una organización), ofreciendo un valor añadido y estableciendo con ello una vinculación con la audiencia/ usuarios de esta.

Entre las características básicas del content curator se puede destacar la metodología continua llevada a cabo por un especialista (para una organización o a titulo individual)… el cual busca, selecciona, da forma y difunde el contenido más relevante conseguido a partir de diversas fuentes de información en la web sobre un tema y ámbito específico para una audiencia determinada ofreciendo un valor añadido y estableciendo vínculos con la misma.

El content curator o el profesional de la desinfoxicación

30 octubre, 2013 at 10:21

Internet está cargado de información… e incluso sobrecargado. En el año 2011 había en el mundo un total de 295 exabytes de información. Dato que en principio puede no llamar mucho la atención, pero si lo ponemos en contraposición con los 5 exabytes generados desde los orígenes de la humanidad hasta el 2003 la cosa cambia. Estamos viviendo una explosión de la información sin precedentes. Una explosión que en los dos últimos años ha generado el 90% de los datos, de los cuales solamente el 0,5% han sido analizados. En la actualidad se crean 2,5 exabytes de información al día y se prevé que durante el año 2015 se crearán 7,9 zettabytes o lo que es lo mismo: 18 veces toda la información que contiene hoy en día la Library of Congress. La consolidación de los medios sociales y de los dispositivos móviles están contribuyendo a que haya este crecimiento exponencial de datos e información en red.

Allá por el año 2009, Rohit Bhargava (fundador de Influential Marketing Group, escritor, conferenciante, profesor…) realizó un breve manifiesto sobre lo que para el tendría que ser esa persona que encuentra, organiza y comparte lo mejor y el contenido más relevante en línea a un grupo de personas previamente localizadas y estudiadas (comunidad / audiencia). En dicho Manifiesto del Content Curator comenta que “el futuro de la web social se verá impulsado por los content curator, quienes se encargaron de reunir y compartir el mejor contenido en línea para que otros puedan consumir y asumir el papel de editores para realizar y publicar compilaciones de contenidos creados por terceras personas”

Está claro que vivimos en un mundo sobrecargado de información y esta figura, el content curator, surge de esta abundancia y de la necesidad por parte de las organizaciones y de las comunidades ante esa infoxicación a la cual se ven sometidas diaria y constantemente. Como dice la primera de las leyes de The Five Laws of the Curation Economy: La gente no quiere más contenido, quieren menos.

Según el informe «Perfiles Profesionales más demandados en el ámbito de los Contenidos Digitales en España 2012 – 2017», la figura del content curator es imprescindible para que filtre, ordene, priorice y facilite a otras personas el uso de la información que comparte. “El content curator se encarga de la búsqueda, agrupación y organización de información que será compartida externa e internamente, sirviendo de intermediario crítico, ya que discernirá según la importancia de los datos”.

Se puede decir que el content curator es una mezcla entre editor de contenidos, community manager y documentalista (con dotes de comunicación y marketing) cuyo cometido final es absorber la máxima información sobre un tema para luego darle a su comunidad de manera sencilla, e incluso ampliada o modificada, la información más relevante y pertinente según su criterio.

Esta figura de desinfoxicación organizacional es un profesional experto en la materia a la cual se dedica y sabe distinguir los contenidos que son relevantes de los que no lo son para convertirlos en pertinentes para su comunidad, por lo que no es una figura propensa a crear más ruido informacional. El content curator no solo es importante como profesional que sabe presentar la información que se necesita en un determinado momento, sino también es importante para mejorar el posicionamiento de la organización, de la persona, marca o servicio, para obtener una buena reputación online y para crear una comunidad alrededor de de la organización, persona, marca o servicio. Según “Los Content Curators” (Javier Guallar y Javier Leiva) el proceso de content curation consta de 4 fases y que han denominado las 4S’s: Search, Select, Sense making y Share (Búsqueda, Selección, Caraterización y Difusión)

content-curator

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR