Los 6 pilares esenciales que hacen que las bibliotecas funcionen

7 junio, 2016 at 10:11

No nos damos cuenta de los cambios en las bibliotecas hasta que no pasan unos cuantos años y volvemos la cabeza hacia atrás. Es ahí cuando vemos que esa adaptación y evolución, de la que tanto se habla, es una realidad latente en el mundo bibliotecario. Y es que las bibliotecas están tan hechas a esos cambios que hace que cualquier novedad de ahora dentro de diez años se vea como algo del pasado (e incluso puede que abandonada u obsoleta) o como algo que se ha asimilado y adoptado hasta convertirla en algo imprescindible.

En una biblioteca todo evoluciona. Evoluciona el usuario que requiere nuevos servicios y productos en la biblioteca. Evoluciona el bibliotecario/a para adaptarse a ese nuevo usuario. Evoluciona la colección para convertirse cada vez más en algo evaporable en lo que importa es el aquí y el ahora. Evoluciona el espacio para convertir a la biblioteca en un lugar cómodo y agradable en el cual el usuario quiera pasar su tiempo. Evoluciona la tecnología a pasos agigantados y la biblioteca trata, como bien puede, de ofrecer las últimas novedades y utilidades. Y hay cambios en los presupuestos (más bien involuciona el presupuesto) que hace que las bibliotecas se tengan que adaptar a lo poco que hay.

Las bibliotecas tienen que lidiar con necesidades del ayer, del hoy y del mañana

Y aunque todavía queden usuarios, bibliotecarios/as, colecciones, espacios y tecnologías en las bibliotecas sin evolucionar (o que van unos escalones por detrás en esta evolución) son estos los puntos claves y esenciales para que una biblioteca funcione, a los cuales habría que sumar el presupuesto (y nunca restar).

Ahora bien, las bibliotecas de hoy en día se encuentran con usuarios que requieren más de lo que se les puede dar y usuarios que requieren lo esencial. Bibliotecarios/as implicados con los cambios y la adaptación y bibliotecarios/as que no dan más de sí y les ahoga el día a día. Colecciones que crecen en algunas bibliotecas y colecciones que se mantienen en otras. Espacios reorganizados con espacios sin posibilidades de cambio. La nueva tecnología con la tecnología del siglo pasado. En definitiva, bibliotecas que tienen que lidiar con necesidades del ayer, del hoy y del mañana.

Otro duro golpe a las bibliotecas… esta vez por parte del Tribunal Supremo

24 mayo, 2016 at 10:02

Ya han pasado casi dos años desde que se hizo público el Real Decreto 624/2014. Real Decreto por el que se desarrolla el derecho de remuneración a los autores por el préstamo de sus obras realizados en determinados establecimientos accesibles al público. En resumen, casi dos años desde que se dio luz verde a cobrar a las bibliotecas (a las administraciones de las que dependen) por el préstamo de sus obras.

Fue el 1 de agosto de 2014. Fecha señalada en negro para el mundo de las bibliotecas, sus profesionales y sus usuarios… y quizás una victoria para autores al recibir la “tan ansiada” paga extra de unas bibliotecas que, como aquel que dice, no tienen ni apenas para comer.

El Tribunal Supremo avala el cobro por préstamo en las bibliotecas

La verdad es que era algo que iba a llegar tarde o temprano. El mundo de las bibliotecas quería que fuese más tarde que pronto, e incluso que nunca llegara,… pero llegó. Llegó en pleno verano español, sin querer hacer mucho ruido y pasar lo más desapercibido posible. Quizás una puñalada trapera a las bibliotecas esta doble sorpresa: cobrar por prestar y tratar de hacerlo en una fecha poco visible para los medios.

Ahora vuelvo a sacar este tema, y a darle difusión, por la desestimación del recurso interpuesto por el Ayuntamiento de Azuqueca de Henares (Guadalajara) sobre este Real Decreto ante el Tribunal Supremo. En concreto cuestionaban la fórmula establecida para calcular la cuantía de remuneración a los autores y la falta de haber incluido entre las excepciones no sujetas a remuneración a las publicaciones oficiales y las obras de autores que renunciasen a su cobro.

El Tribunal Supremo sobre el Real Decreto 624/2014 (canon de las bibliotecas)

En resumidas cuentas, el Supremo avala la regulación del cobro de derechos de autor a las bibliotecas municipales. Duro golpe recibido para las bibliotecas por parte de la justicia española.

La Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo ha declarado conforme a Derecho el Real Decreto 624/2014, de 18 de julio, por el que se desarrolla el derecho de remuneración a los autores por los préstamos de sus obras en bibliotecas públicas de municipios de más de 5.000 habitantes y otros establecimientos accesibles al público.

10 motivos para utilizar las bibliotecas… y 10 excusas para no usarlas

17 mayo, 2016 at 10:00

Pueden llegar a haber tantos motivos para usar las bibliotecas como excusas como para no utilizarlas. La verdad es que cada persona tendrá sus razones y, hasta cierto punto, cargadas de lógica tanto desde el punto de vista negativo del no uso de las bibliotecas como desde el punto de vista positivo del uso de las mismas.

No hay nada más que ver, por ejemplo, que no todas las personas son  socias de alguna biblioteca, y aunque la tengan al lado de casa. De hecho, en España, el número de socios de las bibliotecas no llega al 50% de sus habitantes (47% para ser más exacto). Tanto por ciento que tendrá sus motivos para haberse hecho socio de una biblioteca en algún momento de sus vidas. En el otro lado está el 53% que también tendrá sus motivos para no haberse hecho socio de alguna biblioteca.

Las bibliotecas son un plus en el desarrollo personal y profesional de las personas

Ahora bien, también habría que tener en cuenta lo siguiente. Y es que una persona que sea socia de la biblioteca puede que no haga uso de la misma. Puede que se haya dado de alta y se haya olvidado de su existencia. Y también está el otro punto. El punto en el cual una persona no sea socia de la biblioteca pero que es usuaria de la misma a través de los servicios que no requieren identificación.

Todo un mundo el de los socios de las bibliotecas y que abre un gran abanico de opciones para el uso y disfrute de las bibliotecas y para el no uso de las mismas.

Entre los motivos para utilizar las bibliotecas cabrían destacar que son lugares de información, ocio, encuentro, formación, acceso a la tecnología… y entre los motivos para no utilizar las bibliotecas destacar los horarios, la falta de tiempo de las personas, Internet… Y un motivo que coincide entre los motivos de uso y de no uso: los bibliotecarios/as.

Cuando los ciudadanos no tienen en cuenta a las bibliotecas en los presupuestos participativos

26 abril, 2016 at 10:05

Que las personas puedan proponer mejoras o exponer necesidades en las bibliotecas sin duda que es un plus… otra cosa es que dichas decisiones tengan interés o sean tomadas en cuenta. ¿Y por qué digo esto?… pues por la propuesta que hice hace unos días sobre la “banco de ideas” por parte de las bibliotecas y el portal “Decide Madrid”.

Las personas deben tener voz y voto en propuestas a las bibliotecas

Siempre es una buena opción pulsar la opinión de las personas y tener en cuenta sus necesidades y propuestas. Eso es lo que ha hecho el Ayuntamiento de Madrid con la creación del portal “Decide Madrid”. Un portal desde el cual los ciudadanos pueden participar a través de la realización de propuestas y/o la votación de las mismas, y sobre las cuales irá destinado un porcentaje de los presupuestos municipales (presupuesto participativo).

El mecanismo de dicho portal es bastante sencillo: Publicar y votar propuestas, además de debatir acciones. Eso sí, para que una propuesta pase a la siguiente fase necesita un total de 53.726 apoyos (el 2% de los empadronados en Madrid mayores de 16 años). En la siguiente fase las propuestas que pasen serán votadas a favor o en contra. Y en el caso de que una propuesta tenga más votos a favor que rechazándola se aceptará como propuesta colectiva y el Ayuntamiento de Madrid la llevará a cabo.

Ahora bien, que los ciudadanos tengan voz y voto no asegura el éxito. Puede que muchas buenas propuestas se queden en el camino por falta de apoyos o falta de iniciativa en su creación. Me resisto a pensar que la creación de un banco de ideas es un sueño roto. Sin duda que es un buen ejercicio para hacer partícipes a los ciudadanos en sus bibliotecas. Y también un buen ejercicio para que las bibliotecas conozcan qué es lo que quieren sus ciudadanos (usuarios y no usuarios) de ellas o esperan que hagan.

Los 12 puntos a tener en cuenta al prestar contenidos digitales en las bibliotecas

21 abril, 2016 at 10:01

El préstamo digital ya ha llegado, y se ha asentado, en un gran número de bibliotecas. Con mayor o menor éxito se va haciendo un hueco entre los servicios destacados en las bibliotecas gracias al empuje de sus profesionales en el uso de este servicio, por ahora, minoritario. Quizás el préstamo de libros electrónicos ha llegado tarde en cuanto al tiempo y ha entrado como un elefante en una cacharrería, pero si una organización a mostrado empuje revitalizador y de adaptación sin duda que las bibliotecas estarían en primera posición. Eso sí, no sin unos grandes esfuerzos económicos, formativos, digitales e incluso de cambio de mentalidad.

Con mayor o menor éxito el préstamo de ebooks en bibliotecas se está haciendo un hueco

Algo que deberían tener en mente todos los bibliotecarios/as, y colgado en un lugar visible de casa y del trabajo, es la infografía “12 claves para ofrecer préstamo digital en las bibliotecas” elaborada por Dosdoce. Infografía que da un repaso por todas las etapas que debe pasar una biblioteca y conocimientos que deben poseer en relación al préstamo de contenidos digitales. Desde la elección de la plataforma, la selección de las adquisiciones, formatos, tipo de licencias…

Confieso que más de una vez he pecado de falta de conocimiento, sobre todo con el tipo de licencias existentes, pero no hay nada mejor que caer en confusión una vez para informarse y ponerse al día en estos temas de actualidad bibliotecaria.

12 claves para ofrecer préstamo digital en las bibliotecas

Cabecera de infografía 12 claves para ofrecer préstamo digital en las bibliotecas

1. Tecnología

El primer punto que habría que tener en cuenta es la plataforma desde la cual se quiere ofrecer el servicio de préstamo de contenidos digitales en la biblioteca. Entre las opciones señaladas están la de tener una plataforma propia, la de llegar a un acuerdo de licencia con alguna plataforma comercial y la de hacerse con una plataforma de marca blanca para montar la base tecnológica del servicio.

En este punto yo añadiría la opción de añadir los registros digitales al catálogo general de la biblioteca con la finalidad de evitar a los usuarios el tener que buscar en dos plataformas distintas sus próximas lecturas o necesidades. De esta manera cuando un usuario busque en el catálogo de su biblioteca puede ver tanto los contenidos físicos como los digitales y ya que él elija en función de sus necesidades o preferencias.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR