8 sitios web y utilidades para cazar bulos y fake news

16 Marzo, 2017 at 10:00

Es más fácil de lo que pensamos el caer en las garras de los bulos o de las noticias falsas (fake news). La sorpresa e impacto del momento, el estado emocional al recibir la noticia, la persona que te la cuenta o envía, la utilización de imágenes y que ves con cierta veracidad… Todo influye en los primeros instantes en que recibes una noticia, ya sea esta verdadera o falsa.

Las bibliotecas deben tener un papel importante en la lucha contra la desinformación

Las fake news, hoax, bulos o noticias falsas son un intento de hacer creer a un grupo de personas que algo falso es real.

Y es que en la actualidad estamos rodeados de información… de información falsa y de información verdadera. Por desgracia toda la información falsa que nos rodea también mueve al mundo e influye en las decisiones que tomamos. Así que es mejor ser precavido, usar el sentido común, el pensamiento crítico y cerciorarse de la fiabilidad de una información o noticia antes que alarmarse y compartirla. Como diría Denzel Washington: «Si no lees los periódicos, no estás informado. Si lees los periódicos, estás mal informado».

Las grandes empresas tecnológicas y medios de comunicación están tratando de poner fin a la propagación de dichas noticias falsas. Según palabras de Tim Cook (Consejero Delegado de Apple), «Las noticias falsas destrozan la mente de la gente». Por su parte, Facebook, ha lanzado un proyecto para evitar la difusión de bulos y noticias falsas. El proyecto se llama «Facebook Journalism Project». Anteriormente Google ya había tomado cartas en el asunto de las fake news prohibiendo que ciertos sitios web de dudosa fiabilidad se lucrasen con sus anuncios. Además también está implementando progresivamente en las distintas partes del mundo su “Fact check”, una etiqueta para dar credibilidad y veracidad a las noticias que la portan en su buscador.

20 situaciones que demuestran que el bibliotecario es bibliotecario las 24 horas del día

28 Febrero, 2017 at 10:09

¡Quién tiene un amigo o un familiar bibliotecario tiene un tesoro!… El bibliotecario puede no pensar lo mismo de ellos. Y es que hay situaciones en las cuales más vale mantener el anonimato o no decir a nadie en qué trabaja uno. Aunque bien es cierto que ser bibliotecario es estar expuesto y de cara al público, así que nada o poco se puede hacer para que los amigos, familiares y usuarios de la biblioteca no te reconozcan como esa persona a la cual preguntar en cualquier momento y sobre cualquier cosa.

El bibliotecario es bibliotecario tanto dentro de la biblioteca como fuera de ella

Sin duda que ser bibliotecario es ser el “famoso” del grupo y al que siempre van a preguntar sobre cualquier tema o asunto. La palabra del bibliotecario es una sentencia y sienta jurisprudencia para sucesivas ocasiones en las cuales se den circunstancias similares.  Además, no me negaréis expresiones de conocidos y familiares como: “Tú que eres bibliotecario,…”, “Tú que estás siempre entre libros e información,…”, “Tú que lees tanto y sabes tanto,…”. Ya habéis captado que en los puntos suspensivos va la pregunta o consulta. En muchas ocasiones insólita y que nada tiene que ver contigo y tu profesión, y de la cual no tienes respuesta, pero que siempre tratas de responder de la mejor manera posible.

Anteriormente ya había escrito sobre las múltiples profesiones que realizan los bibliotecarios… hoy quiero acercaros a esta profesión “sin horarios”. Bien es cierto que pueden ser situaciones exageradas y que pueden rozar lo humorístico, pero creedme… se dan estos casos e incluso otros que pueden ser más disparatados. Porque… ¿qué bibliotecario no tiene un familiar que le escribe o llama para conseguir información sobre un asunto? ¿Qué bibliotecario no tiene una vecina que se piensa que tiene la biblioteca al lado de su casa?  ¿O qué bibliotecario no asemeja todo lo que ocurre a su alrededor al mundo de las bibliotecas?

Las bibliotecas y su alto potencial de seducción hacen que te enamores de ellas

14 Febrero, 2017 at 10:00

Las bibliotecas tienen un poder de seducción de varios kilómetros a la redonda, por no decir que abarca dicha seducción la totalidad del planeta. Entre ellas están conectadas para magnificar dicha potencia de atracción y forman una gran red que hacen que tener una biblioteca cerca de casa, del trabajo o en el mismo centro de estudios sea una necesidad imprescindible para las personas.

Las bibliotecas lo dan todo sin pedir nada a cambio

Sin ningún reparo podría decir que soy un enamorado de las bibliotecas. Me lo han dado todo sin pedir nada a cambio… Así que mi forma de devolver esta gratitud es hablar de ellas al mundo y mostrar este amor compartido por millones de personas hacia su trabajo, utilidad social y necesidad vital.

Y es que las bibliotecas son hermosas, inteligentes, divertidas, comprensibles y solidarias, sé que nunca me fallarán y que buscan lo mejor de las personas. Son serviciales, están siempre a mi lado esté donde esté, tienen una gran capacidad para sorprender y buscan, ante todo, la felicidad de su comunidad de usuarios. ¿Qué más se puede pedir para que el amor entre personas y bibliotecas florezca?

Las 10 reglas básicas para hacer un buen uso de la biblioteca

7 Febrero, 2017 at 10:04

Nadie nace sabiendo cómo se utiliza una biblioteca. Bien es cierto que existen distintas actividades formativas y visitas guiadas para mostrar la biblioteca y enseñar cómo se utilizan los distintos servicios… pero también es cierto que no todas las personas hacen esta primera aproximación a la biblioteca. Aún así, lo bueno que tiene la biblioteca es que se puede utilizar sin disponer de unas instrucciones, pero en ciertas ocasiones puede llegar a ser tan de complejo como tratar de montar el Halcón Milenario con piezas de LEGO sin tener unas pautas básicas para hacerlo.

Saca el máximo partido a tu visita a la biblioteca con estas reglas básicas

Lo principal, y más básico, por lo que se tendrían que interesar las personas es conocer su ubicación si no se ha ido anteriormente o si son nuevos en la ciudad, conocer su horario para no llevarse la mala experiencia de acudir a la biblioteca y ver que está cerrada, sus normas de uso… e incluso, y si me apuras (ya para frikis como yo), las críticas que pueda tener por las redes sociales. En cambio, en ocasiones, lo principal y lo que más interesa a las personas es saber la contraseña del Wifi. Y no pasa nada, el acceso a Internet es otro de los múltiples servicios que se ofrece desde las bibliotecas… y está para eso, para ser usado. Pero es necesario tratar de mostrar (¡cómo sea!) como las personas pueden sacar el máximo provecho al tiempo y a su estancia en las bibliotecas, ya sean estas personas antiguos usuarios o nuevos usuarios.

Bien es cierto que las personas utilizan las bibliotecas en función de sus necesidades, pero aún así no son capaces de sacar el máximo provecho a su visita y hacer un buen uso de la misma. Bien sea por falta de planificación, por no interesarse en descubrir nuevos servicios, por no saber utilizar el catálogo o no hacer uso del personal bibliotecario… e incluso por comportarse de manera inadecuada con el entorno de la biblioteca. Es por eso por lo que me he decidido a crear estas 10 reglas básicas para hacer un buen uso de la biblioteca. [Lista ampliable y algunos puntos suprimibles en función de la biblioteca y de los usuarios de la misma].

10 razones por las que usar el catálogo de tu biblioteca

24 Enero, 2017 at 10:02

No es comparable Google con el catálogo de una biblioteca, son cosas distintas. El buscador de Google da información sobre cualquier tema (cualquier cosa que busques devolverá resultados) y el catálogo de la biblioteca da información sobre los materiales que hay en una biblioteca (si no está en la biblioteca, no habrá resultados). Quizás esta sea la mayor ventaja que tiene el buscador sobre el catálogo. Y ya puestos a comparar, hay un punto débil en el buscador y que, casualmente, es el punto fuerte de las bibliotecas. Y no es otro que la veracidad, fiabilidad y pertinencia de la información y los contenidos. Sin duda que todo un hándicap que hace que las bibliotecas cobren una mayor ventaja, o deberían cobrarla.

El catálogo online es una ventana a la colección de la biblioteca

El catálogo online de la biblioteca es una ventana a la colección de la misma. Un lugar desde el cual consultar y localizar toda la información que forma parte de la biblioteca y que está repartida por las distintas estanterías físicas y digitales. El catálogo da acceso y facilita el descubrimiento casi del mismo modo que cuando uno va a la biblioteca y empieza a recorrer las distintas secciones y pasillos llenos de estanterías cargadas de libros.  El catálogo de la biblioteca se adapta a los tiempos y se hace social y móvil, además entiende y comprende la importancia de la recomendación de las personas sobre sus materiales.

Y es que la colección de la biblioteca es uno de sus pilares básicos (por no decir que es el pilar básico principal), siendo el catálogo online la herramienta que permite conectar a las personas con dicha colección. Sin duda que es un recurso necesario ante las grandes cantidades de materiales e información que manejan las bibliotecas. Sin un catálogo nada sería recuperable y todo estaría bajo un caos incontrolable que haría perder el sentido del orden bibliotecario para la localización y recuperación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR