Cómo citar fuentes procedentes de la web social en tus trabajos

29 enero, 2015 at 10:11

No es que sea yo muy académico para estas cosas, de hecho la única forma que utilizo en mis trabajos para citar fuentes procedentes de los medios sociales es el titulo y el enlace en el pie de página, pero sé que a vosotros os gusta hacer las cosas bien. Sé que decir esto no queda muy ortodoxo en alguien que ha estudiado Biblioteconomía y Documentación, pero para qué os voy a engañar, no sigo las reglas… eso sí, citar cito siempre (que también es muy importante).

Citación en la web social

No sigo las reglas de la “citación correcta” de fuentes por puro desconocimiento (al saber dónde ha quedado ya lo aprendido), no porque sea un rebelde de la citación de fuentes de manera correcta en los trabajos. Si os digo la verdad, es ahora (mientras escribo este post) cuando más me estoy empapando de lo que es el método de citación de la American Psychological Association (APA) o del método de citación de la Modern Lenguage Association (MLA). Métodos de citación en la web social que podéis ver en el magnífico cuadro que elaboró ya hace un tiempo la Biblioteca de la Universidad de La Laguna*:

Citación según la MLA y la APA (Fuente: bbtk.ull.es)

Citación según la MLA y la APA (Fuente: bbtk.ull.es)

El bibliotecario hace social a la biblioteca

9 diciembre, 2013 at 13:20

Ese es el titulo que utilicé en la conferencia inaugural de la 9ª edición de la Escola d’Hivern de la Biblioteca Pública celebrada en la Facultad de Biblioteconomía y Documentación en la Universidad de Barcelona (gracias a la invitación de Maite Comalat). Con dicha conferencia inaugural tuve el placer y el honor de arrancar unas jornadas con un punto de vista y un enfoque muy social (en lo que uso de plataformas, herramientas y medios sociales se refiere) en las bibliotecas. A continuación os dejo la presentación que utilicé para dicho acontecimiento.

La intención de mi intervención era mostrar la conexión existente entre los medios sociales de la biblioteca con sus usuarios, pero no solo desde la importancia de los usuario y los medios sociales… sino también desde el punto de vista de la importancia del bibliotecario en toda esta operación mostrándole como conector entre los medios sociales y los usuarios que están al otro lado de la pantalla.

Los temas tratados en la conferencia “El bibliotecario hace social a la biblioteca” fueron:

  1. Datos que a tener en cuenta. Donde traté de dar una muestra de la explosión de información, de la consolidación de los medios sociales, del presente de los dispositivos móviles y de la situación de las Bibliotecas de Cataluña.
  2. Bibliotecario: nuevos retos y actitudes. Nos enfrentamos ante un nuevo perfil de usuarios a los cuales debemos de dar una respuesta en función de sus necesidades. Las bibliotecas y los bibliotecarios deben estar preparados para ello y mirar al futuro a los ojos. Surge una nueva profesión (o función) a desempeñar dentro de las bibliotecas: el community manager… y más que nunca es necesario la figura del INprendedor dentro de las bibliotecas.
  3. Bibliotecas y medios sociales. Cada vez hay más bibliotecas que ven la importancia de los medios sociales, donde no solo es cuestión de difusión… sino también de interactuar, trasmitir, escuchar y animar con la finalidad de crear una comunidad alrededor de los medios sociales. Se dan algunas claves de porqué la biblioteca debe estar en los medios sociales, lo que espera el usuario de esa presencia, los errores que nunca se deben cometer y las utilidades de los medios sociales en las bibliotecas.
  4. Bibliotecas y movilidad. Las bibliotecas no pueden mirar para otro lado cuando se habla de movilidad con el creciente uso de los dispositivos móviles por parte de los usuarios. Se dan las claves de una biblioteca SoLoMo, el uso de aplicaciones móviles en bibliotecas, de códigos QR y tecnología NFC y, para terminar, del uso del Whatsapp.
  5. Conclusiones.
    1. El mayor activo de las bibliotecas son los bibliotecarios que hacen posible a una biblioteca viva.
    2. Los medios de comunicación e información crecen de manera exponencial. Hay que estar subidos en la ola.
    3. Como profesionales no podemos fallar a los usuarios ni a las bibliotecas. Tenemos adaptarnos a los nuevos tiempos tecnológicos y sociales.
    4. La biblioteca no es una organización estática. Es una institución que evoluciona y se transforma.
    5. Los medios sociales y la tecnología son un plus para las bibliotecas. Nunca el único camino.
    6. Si se decide apostar por los medios sociales y/o dispositivos móviles hay que jugar a las reglas marcadas en cada uno de ellos.
    7. Para mirar al futuro no hay que girar la cabeza… hay que mirarle de frente y apostar fuerte por nuestra biblioteca.
    8. No hay que tener miedo al futuro… es el lugar donde pasaremos el resto de nuestra vida.

Facebook: la red social más activa y utilizada del mundo

26 noviembre, 2013 at 12:35

A pesar de la perdida de participación por parte de los usuarios de Facebook en la red social ésta sigue siendo la más activa en cuanto a la participación de sus usuarios y la más utilizada por los internautas en el mundo. El nivel de participación de los usuarios de Facebook es el más alto de todas las redes y plataformas sociales existentes. El 65% de los usuarios de Facebook son usuarios activos, mientras que en Twitter son el 49%, en Sina Weibo el 48%, en Pinterest el 41% y en Google+ el 38%.

Despite Declines, Facebook Engagement Rate Still Highest

El futuro del profesional de la Información y la Documentación ante los nuevos retos digitales

13 octubre, 2013 at 12:10

Recientemente he tenido el placer de ser invitado y participar en el «2º Encuentro de Estudiantes y Jóvenes profesionales de los Archivos», organizado por la Asociación de Archiveros de Castilla y León (ACAL). En dicho encuentro traté de dar mi visión sobre el presente y el futuro de los estudiantes y jóvenes profesionales ante los nuevos retos digitales y las oportunidades que nos trae Internet con una serie de nuevos perfiles profesionales y que los profesionales de la Información y documentación deben tratar de aprovechar (arquitecto de contenidos, content editor, content curator, community manager…)

Esta claro que los estudiantes y jóvenes profesionales tienen en camino lleno de baches nada más terminar sus estudios, quizás por su falta de experiencia, por la falta de oportunidades y/o por la situación económica-financiera que estamos viviendo actualmente. Jóvenes que tienen que tratar de crearsen una imagen digital profesional fuerte y convincente para que sean las empresas los que se fijen en ellos. Está claro que Internet y en específico los medios sociales son plataformas ideales para que estos jóvenes puedan “vender” su producto, posicionarsen en el sector y dar visibilidad a lo que hacen, eso sí, siempre teniendo en cuenta una buena gestión de lo que es su reputación digital ya que son muchas las organizaciones que están atentas de posibles candidatos por los distintos medios sociales.

El futuro del profesional de la Información y la Documentación ante los nuevos retos digitales

Son los estudiantes y jóvenes profesionales ligados al mundo de la Información y la Documentación los que tienen un largo y, en bastantes ocasiones, difícil camino por recorrer. En ese camino juega un papel muy importante la inexperiencia laboral con la que cuentan, pero hay algo que juega a su favor y es que es su ADN llevan grabadas las nuevas tecnologías. Ellos son el futuro de la profesión y tienen que estar preparados para salvar todos los baches con los que se van a encontrar, siendo el primero de ellos la difícil situación laboral azotada por una crisis que parece no tener fin.

En datos numéricos esto se traduce en que el paro registrado en menores de 25 años en agosto del 2013 alcanzó la cifra de 434.953 personas en España o, lo que es lo mismo, el 9,2% del total de parados[1]. En cuanto a la situación de Bibliotecarios, documentalistas y afines (como así lo denomina el Servicio Público de Empleo Estatal – SEPE) el total de parados llegó a 2.626, siendo menores de 25 años únicamente 64 personas y siendo contratadas en ese mes de agosto 21 personas[2]. Estos últimos, datos oficiales y difíciles de creer por otra parte.

Hace ya bastantes años Bill Gates ofreció una charla[3] a alumnos de su antiguo instituto en la cual hacía mención a una serie de reglas en la vida como que esta no es justa, como que nada más salir de la universidad no ganarás muchísimo dinero o que si piensas que tu profesor es duro espérate a tener un jefe. Por no mencionar otras como que se acabaron las largas vacaciones, la diferencia entre ganadores y perdedores o la importancia de ser amable con los nerds[4] ya que hay muchas probabilidades de que termines trabajando para uno de ellos.

Todo pinta muy mal. Son tiempos complicados… pero también es cierto que son tiempos de nuevas oportunidades. Tiempos en los cuales los estudiantes y jóvenes profesionales quieren llegar a ser grandes profesionales, manejar la documentación y la información de grandes y pequeñas organizaciones para hacer valer su importancia o simplemente para tener un trabajo en el cual evolucionar de manera personal y/o profesional. Pero para eso se necesitan oportunidades, las cuales tienen que venir de las empresas y que en los tiempos que estamos no se la van a jugar a la ligera.

Pero, ¿a quién culpar? ¿a las empresas? ¿a la situación económica-financiera? ¿a los profesionales por no saber “vender” su producto?… Lo que está claro es que todo influye y los profesionales de la Información y la Documentación tan solo tienen una parte de culpa en este desaguisado actual, pero que pueden corregir y trabajar a través de la formación, el posicionamiento, la visibilidad y aprovechamiento de nuevas oportunidades, e incluso el autoempleo, sumado con una pizca de ilusión, innovación, interacción, colaboración, comunicación y cooperación en el sector.

Desde hace ya unos años, bastantes años, hay a disposición de todos los profesionales una herramienta imprescindible en su visibilidad y posicionamiento en el sector. Esta herramienta es Internet… que a su vez es un arma de doble filo que puede jugar en su contra. De ahí la importancia de la identidad digital (imagen que difundimos) y reputación digital (como nos ven las demás personas) y donde, paradójicamente, se llega al punto de que uno no es quien dice ser, sin quien dicen los demás que es.

Internet es un gran escaparate en el cual “vender” nuestro producto, además de una nueva puerta de nuevas profesiones que van surgiendo en cuanto al tratamiento y análisis de información, comunicación y gestión de contenidos (entre muchas otras). Estas son las oportunidades que se deben aprovechar sin llegar a perder de vista las profesiones “de siempre” como la de bibliotecario, archivero, catalogador o documentalista, profesiones que no viven sus mejores momentos tal y como se puede ver en los planes de trabajo de dichos puestos en Infojobs[5] [6] [7] [8].

La inteligencia colectiva: Crowdsourcing

18 abril, 2013 at 8:00

Con la llegada de la web 2.0, en la cual todos los usuarios de la web tienen la posibilidad de estar más cerca los unos de los otros y de poder compartir, difundir y crear información, nace un nuevo término: el crowdsourcing. Dicho término hace referencia a la realización de un trabajo o acción en grupo a través de una convocatoria abierta en la red y en el que se pueden unir tantas personas como así lo deseen.

Dicho término fue acuñado por Jeff Howe (editor de Wired Magazine) y que surgió como una forma de externalizar trabajos de la empresa aprovechando así las ideas colectivas que se podían desarrollar a través de grupos formados en Internet. El crowdsourcing está ligado al mundo empresarial y el cual supone un cambio en valores y cultura en la forma de trabajar, relacionarse y comunicarse.

Sin la red (Internet) este fenómeno no hubiese sido posible. Además de esto hay que sumar la predisposición de las personas por colaborar de manera masiva en la ejecución de nuevos proyectos y de manera desinteresada (en su mayoría). El teletrabajo ha hecho que los índices de participación en proyectos bajo la filosofía del crowdsourcing emergieran y salieran hacia delante. El crowdsourcing es un verdadero motor para construir y desarrollar nuevos proyectos.

Según el post “Crowdsourcing: la colaboración como motor de las grandes ideas” creado en uno de los blogs de la Fundación Telefónica, Think Big, existen cuatro tipos de crowdsourcing según los objetivos que se busquen en esa colaboración de las personas a través de la red en un proyecto determinado.

Imagen tomada de blogthinkbig.com

  • Crowdfunding: búsqueda de financiación a través de las donaciones y aportaciones de terceros que por afinidad con nuestro proyecto, por satisfacción personal o por una recompensa simbólica deciden realizar una aportación monetaria con la que financiar un desarrollo, un proyecto o sustentar una idea.
  • Crowdcreating: creación de manera colaborativa, es decir, la redacción de un libro o la concepción de una idea mediante las aportaciones, por pequeñas que estas sean, de una comunidad de usuarios con ánimo de colaborar.
  • Crowdvoting: votaciones masivas en concursos de ideas o grandes encuestas.
  • Crowd wisdom (o sabiduría colectiva): es el esfuerzo empleado por una serie de colaboradores para generar conocimiento y, por ejemplo, nutrir de contenidos Wikipedia o colaborar en el desarrollo de iniciativas vinculadas a la formación y la divulgación.

Varias empresas supieron ver la importancia del crowdsourcing en sus procesos productivos, de los cuales salieron beneficiados gracias al trabajo colaborativo de la red. Algunos casos de éxito, y que muchos ya conocemos, son:

  • el sistema operativo Linux, que ha sido creado por cientos de voluntarios.
  • la Wikipedia, que es alimentada con contenidos por miles de personas, además de mantenido económicamente por ellas.
  • la traducción de las plataformas de Facebook y Twitter por personas voluntarias.

En España existen numerosas plataformas dedicadas al crowdsourcing y a encauzar esa colaboración en beneficio del proyecto sobre el cual se va a realizar la aportación, ya sea intelectual o económica.

Plataformas de crowdsourcing en España

  • Crowdfunding. Contribuciones económicas de inversores online, sponsors o donaciones para financiar iniciativas o empresas con o sin ánimo de lucro.
  • Participación ciudadana. Procesos en los que los ciudadanos participan con la intención de mejorar su entorno aportando ideas, informando sobre el estado de distintos elementos o denunciando determinadas situaciones.
  • Open innovation. Uso de recursos de fuera de la empresa, grupo o entidad para generar, desarrollar y/o implementar ideas.
  • Crowdcreativity. Uso del talento creativo de los individuos para el diseño y desarrollo de elementos artísticos, multimedia o contenido.
  • Co-creación. Participación de los clientes de una empresa en el desarrollo de los productos de la misma.

Fuera del territorio español existen varias (grandes) empresas que también se han sumado al crowdsourcing para preguntar a los internautas sobre sus productos, qué mejorarían de los mismos o simplemente para dar ideas de nuevos productos y servicios. A continuación os enlazo algunos casos que se han llevado a cabo:

No podemos dejar de mencionar otro caso de crowdsourcing, bastante curioso y un poco (bastante) fuera de lo normal. Es el caso de la redacción de una nueva constitución en Islandia a través de la inteligencia colectiva:

La constitución islandesa se está escribiendo de nuevo. Y esta vez no lo harán los parlamentarios exclusivamente. Lo hará toda la población mediante crowdsourcing. El contenido del nuevo ‘libro de estilo’ de Islandia está abierto a debate público. Cada una de las 320.000 personas que habitan la isla puede hacer sugerencias y comentar el borrador a través de Internet y las redes sociales.

Para terminar veremos una serie de beneficios que puede traer el crowdsourcing a una organización:

  • Dinámica colectiva. Nadie es el líder, pero todos son líderes en la ejecución de las ideas.
  • Ahorro de costes.
  • Búsqueda de nuevas ideas.
  • Transferencia del conocimiento y participación colectiva. (Interacción).
  • Diseño centrado en el usuario y fuera de la empresa.
  • Colaboración en masa.
  • Encontrar posibles soluciones a problemas.
  • Reconocimiento… ya sea en posicionamiento social, monetario, satisfactorio o por sentido de pertenencia.
  • Uso de las tecnologías como medio de comunicación.
  • Posibilidad de descubrir talento por parte de las empresas.
  • Innovación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR