El content curator o el profesional de la desinfoxicación

30 octubre, 2013 at 10:21

Internet está cargado de información… e incluso sobrecargado. En el año 2011 había en el mundo un total de 295 exabytes de información. Dato que en principio puede no llamar mucho la atención, pero si lo ponemos en contraposición con los 5 exabytes generados desde los orígenes de la humanidad hasta el 2003 la cosa cambia. Estamos viviendo una explosión de la información sin precedentes. Una explosión que en los dos últimos años ha generado el 90% de los datos, de los cuales solamente el 0,5% han sido analizados. En la actualidad se crean 2,5 exabytes de información al día y se prevé que durante el año 2015 se crearán 7,9 zettabytes o lo que es lo mismo: 18 veces toda la información que contiene hoy en día la Library of Congress. La consolidación de los medios sociales y de los dispositivos móviles están contribuyendo a que haya este crecimiento exponencial de datos e información en red.

Allá por el año 2009, Rohit Bhargava (fundador de Influential Marketing Group, escritor, conferenciante, profesor…) realizó un breve manifiesto sobre lo que para el tendría que ser esa persona que encuentra, organiza y comparte lo mejor y el contenido más relevante en línea a un grupo de personas previamente localizadas y estudiadas (comunidad / audiencia). En dicho Manifiesto del Content Curator comenta que “el futuro de la web social se verá impulsado por los content curator, quienes se encargaron de reunir y compartir el mejor contenido en línea para que otros puedan consumir y asumir el papel de editores para realizar y publicar compilaciones de contenidos creados por terceras personas”

Está claro que vivimos en un mundo sobrecargado de información y esta figura, el content curator, surge de esta abundancia y de la necesidad por parte de las organizaciones y de las comunidades ante esa infoxicación a la cual se ven sometidas diaria y constantemente. Como dice la primera de las leyes de The Five Laws of the Curation Economy: La gente no quiere más contenido, quieren menos.

Según el informe «Perfiles Profesionales más demandados en el ámbito de los Contenidos Digitales en España 2012 – 2017», la figura del content curator es imprescindible para que filtre, ordene, priorice y facilite a otras personas el uso de la información que comparte. “El content curator se encarga de la búsqueda, agrupación y organización de información que será compartida externa e internamente, sirviendo de intermediario crítico, ya que discernirá según la importancia de los datos”.

Se puede decir que el content curator es una mezcla entre editor de contenidos, community manager y documentalista (con dotes de comunicación y marketing) cuyo cometido final es absorber la máxima información sobre un tema para luego darle a su comunidad de manera sencilla, e incluso ampliada o modificada, la información más relevante y pertinente según su criterio.

Esta figura de desinfoxicación organizacional es un profesional experto en la materia a la cual se dedica y sabe distinguir los contenidos que son relevantes de los que no lo son para convertirlos en pertinentes para su comunidad, por lo que no es una figura propensa a crear más ruido informacional. El content curator no solo es importante como profesional que sabe presentar la información que se necesita en un determinado momento, sino también es importante para mejorar el posicionamiento de la organización, de la persona, marca o servicio, para obtener una buena reputación online y para crear una comunidad alrededor de de la organización, persona, marca o servicio. Según “Los Content Curators” (Javier Guallar y Javier Leiva) el proceso de content curation consta de 4 fases y que han denominado las 4S’s: Search, Select, Sense making y Share (Búsqueda, Selección, Caraterización y Difusión)

content-curator

[Informe APEI] Bibliotecas ante el siglo XXI: nuevos medios y caminos

10 octubre, 2013 at 9:01

#biblioAPEISe puede decir que las bibliotecas son unas auténticas supervivientes con el paso del tiempo. Su capacidad de adaptación, transformación y evolución ante los cambios sociales, tecnológicos y económicos dan fe de ello. Las bibliotecas deben mirar al futuro viviendo el presente y teniendo muy claro cuál es su pasado. Éstas se enfrentan a nuevos usuarios, a nuevos formatos y soportes, a nuevas formas comunicativas y a una serie de retos y oportunidades que no deben dejar escapar. La marca biblioteca debe seguir creciendo y mostrando su importancia, como viene haciendo siempre, ante la sociedad.

Está claro que no todo en la biblioteca va a pasar por los nuevos avances tecnológicos que van surgiendo, incluso las nuevas modas que llegan, pero gran parte de este trabajo se centrará en ello. Se centrará en ello porque, ya sea una parte mínima o una parte importante a implantar en la biblioteca, hay que tener en cuenta que la biblioteca no puede mirar para otro lado cuando se habla de nuevas formas de comunicación, de información o de captar y acercar a los usuarios a sus instalaciones o contenidos. No se habla de dar una vuelta de 180 grados en la misión y objetivos de la biblioteca, se habla de sumar. De sumar nuevos servicios, nuevos objetivos, nuevos medios de comunicación y difusión para llegar a las personas, de sumar todo aquello que haga a la biblioteca ser una entidad referente dentro de la comunidad.

No se debe olvidar que el usuario principal de las bibliotecas sigue siendo el que quiere en préstamo los libros de la misma. Esto quiere decir que aunque se trate de ver nuevos servicios hay que seguir prestando atención a los servicios de utilidad que se ofrecen desde las bibliotecas. Por otro lado, las bibliotecas no deben tener miedo a las grandes plataformas digitales que ofrecen contenidos a sus usuarios, y que pueden ser los mismos usuarios que los de las bibliotecas. Su negocio no es el mismo; y pasa por hacer dinero, mientras que el de las bibliotecas no. ¿Serán estas plataformas las que lleguen a tener miedo de las bibliotecas? Lo que está claro es que la biblioteca no puede ser comparada con ningún otro lugar. Una biblioteca se podrá transformar, podrá incorporar nuevos espacios, servicios, soportes o formatos… pero seguirá siendo una biblioteca.

Este trabajo está divido en tres bloques. Tres bloques que muestran la situación actual de las bibliotecas y dan una mirada a un futuro próximo, e incluso hipotético, sin dejar de mencionar el boom de años pasados referente a los medios sociales y que ya forman parte de la vida de las personas como un fenómeno consolidado. Además de mencionar la importancia de los profesionales que trabajan en las bibliotecas y de las nuevas vías o caminos que se pueden tomar para acercarse a los usuarios y a las empresas, estas últimas para buscar nuevas vías de financiación.

I am a {social} librarian… ¿y tú?, ¿también lo eres?

4 septiembre, 2013 at 12:52

Medios sociales y bibliotecas, bibliotecas y medios sociales. Tema muy recurrido desde hace ya unos años pero de suma importancia por el poder de conexión que los medios sociales ofrecen a las bibliotecas… ya no solo con los usuarios, sino también con la gran cantidad de información que circula por la red. El bibliotecario tiene que estar preparado (muchos lo están ya) para ejercer como filtro, guía, educador, creador, promotor, conector, facilitador… de esa información con el usuario final que la necesita.

I am ready social librarian

I am a {social} librarian es el titulo de la infografía elaborada por Elsevier’s Library Connect Newsletter (@library_connect) y Joe Murphy (@libraryfuture).

Social today means so much more than sending a tweet or posting to Facebook. The social librarian is enmeshed in the fabric of the Internet of Things as curator, educator, filter and beacon. In this complex, dynamic and demanding environment, librarians are extending themselves and empowering library users.

 I am a {social} librarian

 Yo soy un curador, creador y promotor…

  • Desde dispositivos móviles y de escritorio a través de las distintas plataformas.
  • Ofreciendo contenido de la biblioteca en el ecosistema social,
  • con artículos web, mensajes sociales, vídeos, contenido de suscripción.
  • Por el tsunami de información producida por el crecimiento de Internet de las cosas
  • y la interconexión inteligente de los objetos.

I am a curator creator and promoter

Twitter, el medio social que más crece en cuanto a usuarios activos

16 julio, 2013 at 13:39

Según la infografía Social Platforms Update, elaborada por GlobalWebIndex, Twitter es la plataforma social que más ha crecido desde mayo de 2012 a abril de 2013 en cuanto a usuarios activos (independientemente del dispositivo de acceso: ordenador, portátil, tablet o smartphone), con un crecimiento del 37%; contando en ese periodo con un total de 296,6 millones de usuarios. Facebook es la segunda plataforma que mayor crecimiento muestra con un total de usuarios activos de 701,5 millones (+27,5%), seguido de Google+ con 359,2 millones de usuarios activos (+23%) y que supera a Twitter y se sitúa como segunda plataforma social detrás de Facebook.

Social Platforms Update

¿Son los Social media los nuevos Mass Media?

11 julio, 2013 at 13:02

El año pasado tuve el placer de participar en la mesa redonda “Focus Group Social Media: adaptación, transformación y comunicación digital” junto a Tíscar Lara, Chimo Soler y Luis Rull. Dicha mesa redonda fue fruto de una actividad de los alumnos del Máster en Gestión Cultural organizado por el Instituto de Cultura y Tecnología de la Universidad Carlos III de Madrid. En dicha mesa se nos planteó la pregunta de si los Social Media podían ser considerados como los nuevos Mass media… es decir, si todo el auge reciente de los medios sociales podrían suplir a los medios de comunicación tradicionales.

Mass Media y Social Media tienen en común

  • Grandes grupos de personas
  • El poder para influenciar
  • Movilización
  • Acceso a la información
  • Visión de la información (manipulación)
  • Generación de confianza / desconfianza.
  • Prestigio

 Pero les diferencian:

  • Mass Media:
    • Audiencias grandes, heterogéneas y anónimas a través de los medios convencionales de comunicación uno a muchos sin esperar una respuesta.
    • Búsqueda del beneficio económico (publicidad)
    • Influir en la ideología de las personas
    • Control de la información
    • Mayor responsabilidad social (menor libertad y control por grupo editorial)
    • Mayor precio de producción
    • Nos cuentan la realidad según sus intereses. Lo que no aparece no ocurre.
  • Social Media:
    • Grandes audiencias… difusión “boca a boca”. Medio a la carta, el usuario decide lo que quiere ver, leer o escuchar en cada momento.
    • Democratización del usuario. El usuario tiene voz y voto en estos medios como para influenciar sobre los demás.
    • El usuario es el centro y generador de la noticia. Mayor participación por su parte. Activismo.
    • El objetivo principal no es el beneficio económico, sino la información.
    • Descontrol de la información.
    • Menor responsabilidad social (mayor libertad, pero la calidad de las noticias está regulada por la “inteligencia colectiva”)
    • Coste mínimo.
    • Instantaneidad y facilidad de edición de contenido

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR