Las 10 grandes frases del Content Marketing World 2014 (#cmworld)

12 septiembre, 2014 at 10:35

Ayer terminó el evento mundial “Content Marketing World” el cual quería poner en relieve la importancia del marketing de contenidos en las estrategias de difusión, comunicación e interacción de las empresas, personas y profesionales. Dicho evento contó con más de 100 ponentes y 2.500 asistentes de 50 países distintos. La empresa “Web Empresa 2.0” ha realizado un vídeo (al igual que el año pasado) en el cual se recogen las 10 mejores frases que hubo en el evento, y donde destacan palabras como: audiencia, valor, contenido, compromiso…

Branded content o cómo atraer a usuarios a tu marca de manera sigilosa

25 junio, 2014 at 10:23

El Branded content es un recurso comunicativo que las marcas y organizaciones llevan utilizando desde los orígenes de los medios de comunicación y que consiste en la generación de contenidos con el objetivo de entretener al usuario final y no vender como puede ser la misma publicidad. En el Branded content gana la sutileza a la hora de lanzar el mensaje de la marca y la insinuación (sin llegar a enseñar) con el objetivo de atraer a los usuario y ganarles su atención, compromiso y fidelización (a largo plazo) sin importar el canal ni el dispositivo. En este tipo de recurso comunicativo entra en juego la creatividad con que la marca pueda acercarse a los usuarios sin ser considerada como intromisión en sus vidas.

La infografía elaborada por la “Comisión Branded Content” de IAB Spain define a Branded Content como “contenido relevante, entretenido o interesante, de aspecto no publicitario, generado por una marca para crear audiencia y conectar con ella. El contenido comunica de forma implícita los valores asociados a la marca, aunque ésta pasa a segundo plano

Branded Content -  IAB Spain

Branded Content – IAB Spain

Dentro de la misma infografía se muestra algunos aspectos comunicativos que NO son considerados como Branded content, como son los patrocinios, la publicity, el publirreportaje, product placement, canal de distribución de notas de prensa, aparición de la marca dentro de una noticia en un medio, el pago de la marca por publicidad…

No hay que pensar solamente en el Branded content como vídeo, ya que puede estar soportado en distintos formatos, como son: texto, gráficos, aplicaciones y juegos, además del propio vídeo. Pudiendo ser estos contenidos didácticos, informativos o basados en el entretenimiento del usuario final.

Los objetivos son claros: construcción y transmisión de imagen y valores de marca (branding), engagement (compromiso), rentabilizar un nuevo producto y aumento de ventas a medio-largo plazo. Eso sí, también hay que pensar en la inversión a realizar tanto en la producción, la promoción y la propia distribución.

El content curator. Guía básica para el nuevo profesional de la información

16 diciembre, 2013 at 13:39

Llega hasta mi poder el libro “El content curator. Guía básica para el nuevo profesional de la información” y cuyos autores son dos viejos conocidos del sector de la Información y la Documentación: Javier Guallar y Javier Leiva (Los Content Curators).

Javier Guallar y Javier Leiva-Aguilera. El content curator

En dicho libro tratan de dar forma a esa nueva profesión, función o profesional de la desinfoxicación en algo más de 160 páginas cargadas de información, análisis de herramientas y referencias que no hacen más (ni menos) que tratar de explicar al lector el contexto, origen, la creación de dicha figura y funciones y metodología del content curation, así como acercar el perfil profesional del content curator a áreas como la documentación, el marketing, el periodismo e incluso a la marca personal de cada profesional… colocando a dicho profesional entre la documentación, la información y la comunicación como base en sus habilidades.

El origen del content curator se sitúa en la existencia de la Internet social, de los social media y las redes sociales y que Rohit Barghava supo plasmar en 2009 en su artículo “Manifesto for the content curation”. En cuanto a dar una definición sobre el content curation rescato la propuesta dada por los autores

Content curation es el sistema llevado a cabo por un especialista (el content curator) para una organización o a título individual, consistente en la búsqueda, selección, caracterización y difusión continua del contenido más relevante de diversas fuentes de información en la web sobre un tema (o temas) y ámbito (o ámbitos) específicos, para una audiencia determinada, en la web (tendencia mayoritaria) o en otros contextos (por ejemplo, en una organización), ofreciendo un valor añadido y estableciendo con ello una vinculación con la audiencia/ usuarios de esta.

Entre las características básicas del content curator se puede destacar la metodología continua llevada a cabo por un especialista (para una organización o a titulo individual)… el cual busca, selecciona, da forma y difunde el contenido más relevante conseguido a partir de diversas fuentes de información en la web sobre un tema y ámbito específico para una audiencia determinada ofreciendo un valor añadido y estableciendo vínculos con la misma.

¿Hasta dónde están dispuestas a llegar las bibliotecas en Facebook?

4 diciembre, 2013 at 14:14

Esta es una pregunta que debemos hacernos y reflexionar en el mundo de las bibliotecas, pero que también es aplicable al resto de organizaciones e instituciones: “¿Hasta dónde estamos dispuestos a llegar?” A bote pronto se podría contestar que se quiere llegar hasta el punto de crear una comunidad de usuarios tan importante como los usuarios presenciales, pero por lo leído en el ThinkEPI “Pinchar la burbuja de las bibliotecas en Facebook: el reto de la comunicación” de Natalia Arroyo sobre este aspecto no deja en buena posición al tema de crear comunidades online:

Las bibliotecas no están logrando llegar a sus usuarios ni crear comunidades en Facebook, salvo contadas excepciones.

Texto en el cual hace referencia a la falta de adaptación al medio por parte de las bibliotecas para llegar a sus usuarios, lo cual es cierto en algunos casos, por lo que comenta que muchas bibliotecas utilizan Facebook como tablón de anuncios (lo cual es muy válido) pero no es su única función, ni tan siquiera se podría decir que la principal.

Detroit trip 2

Las bibliotecas a través de Facebook buscan el interés de sus usuarios (reales, potenciales) e incluso de personas que nunca llegarán a ser usuarios suyos, pero que si serán fans de sus páginas en Facebook, en definitiva: buscan crear una comunidad. Pero no solo buscan eso, también la visibilidad y el posicionamiento en el sector, crear una imagen y una reputación, la búsqueda de colaboración con otros usuarios u organizaciones, el acceso a la información y la retroalimentación de lo que se comparte y de lo que hacen otras bibliotecas, la atención y servicio al usuario, la dinamización, interacción y participación, atraer a nuevos usuarios… todo esto y mucho más es lo que busca la biblioteca tanto en Facebook como en otros medios sociales, pero… ¿sabemos qué es lo que espera el usuario de la presencia de la biblioteca en este medio social? (presencia activa, exclusividad, cercanía, atención inmediata, ser escuchados…) ¿La biblioteca conoce la importancia de la estrategia Social Media no solamente basada en número de fans sino en la planificación previa?

El content curator o el profesional de la desinfoxicación

30 octubre, 2013 at 10:21

Internet está cargado de información… e incluso sobrecargado. En el año 2011 había en el mundo un total de 295 exabytes de información. Dato que en principio puede no llamar mucho la atención, pero si lo ponemos en contraposición con los 5 exabytes generados desde los orígenes de la humanidad hasta el 2003 la cosa cambia. Estamos viviendo una explosión de la información sin precedentes. Una explosión que en los dos últimos años ha generado el 90% de los datos, de los cuales solamente el 0,5% han sido analizados. En la actualidad se crean 2,5 exabytes de información al día y se prevé que durante el año 2015 se crearán 7,9 zettabytes o lo que es lo mismo: 18 veces toda la información que contiene hoy en día la Library of Congress. La consolidación de los medios sociales y de los dispositivos móviles están contribuyendo a que haya este crecimiento exponencial de datos e información en red.

Allá por el año 2009, Rohit Bhargava (fundador de Influential Marketing Group, escritor, conferenciante, profesor…) realizó un breve manifiesto sobre lo que para el tendría que ser esa persona que encuentra, organiza y comparte lo mejor y el contenido más relevante en línea a un grupo de personas previamente localizadas y estudiadas (comunidad / audiencia). En dicho Manifiesto del Content Curator comenta que “el futuro de la web social se verá impulsado por los content curator, quienes se encargaron de reunir y compartir el mejor contenido en línea para que otros puedan consumir y asumir el papel de editores para realizar y publicar compilaciones de contenidos creados por terceras personas”

Está claro que vivimos en un mundo sobrecargado de información y esta figura, el content curator, surge de esta abundancia y de la necesidad por parte de las organizaciones y de las comunidades ante esa infoxicación a la cual se ven sometidas diaria y constantemente. Como dice la primera de las leyes de The Five Laws of the Curation Economy: La gente no quiere más contenido, quieren menos.

Según el informe «Perfiles Profesionales más demandados en el ámbito de los Contenidos Digitales en España 2012 – 2017», la figura del content curator es imprescindible para que filtre, ordene, priorice y facilite a otras personas el uso de la información que comparte. “El content curator se encarga de la búsqueda, agrupación y organización de información que será compartida externa e internamente, sirviendo de intermediario crítico, ya que discernirá según la importancia de los datos”.

Se puede decir que el content curator es una mezcla entre editor de contenidos, community manager y documentalista (con dotes de comunicación y marketing) cuyo cometido final es absorber la máxima información sobre un tema para luego darle a su comunidad de manera sencilla, e incluso ampliada o modificada, la información más relevante y pertinente según su criterio.

Esta figura de desinfoxicación organizacional es un profesional experto en la materia a la cual se dedica y sabe distinguir los contenidos que son relevantes de los que no lo son para convertirlos en pertinentes para su comunidad, por lo que no es una figura propensa a crear más ruido informacional. El content curator no solo es importante como profesional que sabe presentar la información que se necesita en un determinado momento, sino también es importante para mejorar el posicionamiento de la organización, de la persona, marca o servicio, para obtener una buena reputación online y para crear una comunidad alrededor de de la organización, persona, marca o servicio. Según “Los Content Curators” (Javier Guallar y Javier Leiva) el proceso de content curation consta de 4 fases y que han denominado las 4S’s: Search, Select, Sense making y Share (Búsqueda, Selección, Caraterización y Difusión)

content-curator

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR