Popular Tags:

El regalo del libro adecuado puede hacer que cualquier persona sonría

21 mayo, 2015 at 8:10

Hay un momento en la vida en el cual tienes más libros que espacio en casa. Ese momento, tarde o temprano, llega y es hora de tomar decisiones. Aunque no es el principal motivo, ni mucho menos, por el cual regalar un libro (de tu propiedad) a alguien.

Una curiosa infografía, Should you give someone a book? creada por Jon Adams, nos pone en aviso de en qué momentos se debe empezar a pensar en regalar los libros. Ya sea por tener la casa tan llena que los empiezas a utilizar como muebles, ya sea porque tu familia está preocupada por tu afición acumuladora o ya sea porque simplemente estás tratando de ligar con otra persona.

El regalo del libro adecuado puede hacer que cualquier persona sonría

Ahora bien… ¿Está tu casa tan llena de libros que los utilizas como muebles, mejores amigos o amantes?… si respondes que sí debes preguntarte si tu familia está preocupada por ello. Si está preocupada, llegó el momento de hacer purga de libros. Da los libros para ayudar a otra persona a nutrir su obsesión. Si no está tu familia preocupada es porque quizás sean todos los libros de la biblioteca.

25 imágenes que bien podrían ser un manifiesto a favor de las bibliotecas

19 mayo, 2015 at 10:09

Algo que parece obvio, pero que es muy importante señalar (así, de entrada), es que las bibliotecas no son un gasto.

Las bibliotecas no son un gasto... son una inversión

De hecho hay estudios que justifican que el retorno de la inversión por cada 1 euro invertido va desde los 2,80 y 3,48 euros.

Cada euro invertido en bibliotecas triplica su valor... y el de las personas

Pero no te asustes, la biblioteca no te va a pedir nada más que no estés dando hasta ahora. Además, en los préstamos de la colección el único interés que te pide la biblioteca es que te informes y crezca tu conocimiento.

Aquí prestamos con el único interés de tu información y conocimiento

¿Las bibliotecas se pueden asemejar a las plataformas de intercambio de archivos?

14 mayo, 2015 at 10:05

Es un tema un poco peliagudo al tratarlo desde el punto de vista de las bibliotecas (ya ni te cuento desde el punto de vista de la Ley de Propiedad Intelectual o demás derechos de autor) pero no le falta razón a los argumentos que Rick Falkvinge (fundador del Partido Pirata en Suecia) ha dado en su post “You can’t defend public libraries and oppose file-sharing”. El intercambio de contenidos está presente en las bibliotecas, al igual que lo está en las plataformas para compartir archivos… pero vayamos por partes…

compartir

En su post, Rick Falkvinge, comenta que cuando empezaron a funcionar las bibliotecas públicas en Gran Bretaña los editores presionaron para que el préstamo de libros en éstas fuese ilegal. Que si no se paga por leer un libro sería igual que robarlo. A su vez consideraban a las bibliotecas privadas (a las que solo se podía acceder por suscripción) focos de delincuencia y robo.

El Parlamento británico no se dejó presionar y vieron que las bibliotecas públicas eran un valor económico al tener una población más educada y culta… por lo tanto aprobaron la ley de las bibliotecas públicas gratuitas en 1850. Es decir, apostaron por una sociedad más formada en lugar de por hacer negocio con ella. Los editores argumentaron que con esta ley que se dejarían de escribir libros al ser dados de manera gratuita, que ningún autor querría escribir. (Cosa que no sucedió)

Las bibliotecas y el intercambio de archivos no difieren en principio. El propósito de las bibliotecas era – es – poner la cultura y el conocimiento a disposición de la mayor cantidad de personas posible, tan eficientemente como sea posible, de forma gratuita – simplemente por el mayor beneficio socioeconómico de una población educada y cultural.

Las bibliotecas buscan el compromiso de su comunidad a través de los medios sociales

12 mayo, 2015 at 10:15

Los medios sociales en las bibliotecas son los aliados perfectos para la conexión y comunicación con la comunidad de usuarios. Conseguir una comunidad comprometida es lo que toda organización anhela… pero atención, no es estar en los medios sociales y conseguirlo. Se requiere tiempo, trabajo, esfuerzo y planificación.

Hay que ver a los medios sociales como una oportunidad, aunque suponga una carga de trabajo, como cualquier otra actividad realizada en la biblioteca. Lo bueno es que ya son más y más los bibliotecarios que se dan cuenta de la importancia de estar en los medios sociales y demandan el puesto del bibliotecario social media. Puesto que ya fue especificado en España por el Grupo de Trabajo sobre Perfiles Profesionales del Consejo de Cooperación Bibliotecaria en el informe “Perfiles profesionales del Sistema Bibliotecario Español: fichas de caracterización”.

Crear compromiso con la comunidad de la biblioteca

Recientemente David Lee King, Director de Servicios Digitales de la Topeka & Shawnee County Public Library, ha escrito un informe para la ALA sobre cómo gestionar los medios sociales en la biblioteca a través del establecimiento de objetivos, la asignación de funciones al personal y el uso de herramientas analíticas para medir la eficacia.

¿Por qué usar los medios sociales en la biblioteca?

Los medios sociales van a permitir a la biblioteca escuchar lo que la comunidad y usuarios hablan, además de tener una idea de los problemas generales que tienen. Hacer esto es simple a través de la creación de alertas y búsquedas con el nombre de la biblioteca o de temas locales importantes.

Otras razones serían el poder de la conexión con la comunidad y de conversar con los usuarios al igual que se hace en el mostrador. Esta conexión y conversación se puede explotar a través de la formulación de preguntas (fácil tarea) y la consecución de respuestas (tarea no tan fácil)… esto hará que tengamos más información sobre quién es nuestra comunidad y nos ayudará a crecer y mejorar. También nos servirán los medios sociales para responder a preguntas que nos hagan los usuarios.

10 beneficios del libro en papel… y otros 10 del libro electrónico

7 mayo, 2015 at 10:18

Leer siempre es beneficioso independientemente del formato en el que se haga. Da igual que lees en papel o que leas en electrónico… lo importante es que te sirva la lectura y que llegues a disfrutar de ella sin pararte a pensar en el formato en el cual está plasmado el contenido.

libro en papel y electrónico

Si bien es cierto que los españoles prefieren la lectura de libros en papel. De hecho, 8 de cada 10 personas que lee libros lo hace en papel, mientras que en formato electrónico solamente lo hace 1 de cada 10 personas lectoras. Otro dato que estaría también a favor del libro en papel es que la producción editorial, tras muchos años ya, ha subido su porcentaje de edición de libro en papel, mientras que el porcentaje de la edición de libros electrónicos bajó por primera vez en el 2014.

Dejando atrás la polémica de que si los libros electrónicos tendrían que costar menos que los libros en papel [el precio medio de un libro electrónico en el año 2014 fue de 12,18 euros, mientras que el precio medio de un libro en papel era de 22,20 euros] y la polémica del 21% de IVA en los libros electrónicos al ser considerados como un servicio electrónico en lugar de como un libro (lo cual le pondría el IVA al 4%)… voy a tratar de mostrar los beneficios de los libros en papel y los beneficios de los libros electrónicos. No trato de mostrar sus defectos, simplemente decir para qué son buenos los unos y los otros… [aunque lo que es beneficio de uno, es desventaja del otro].

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR