Popular Tags:

Las 15 situaciones que más estrés causa a los bibliotecarios

5 marzo, 2015 at 7:50

La vida del bibliotecario es una vida tranquila y sedentaria. Sin muchos sobresaltos y con mucho tiempo para pensar en el ocio y en la familia (sip, también tienen de eso). Lo único que hace es leer todos los libros de la biblioteca y colocarlos en sus estanterías. De vez en cuando viene alguien a quien se le manda callar para seguir en su paz interior y espiritual. De hecho, 1 de cada 2 británicos querría ser bibliotecario… seguro que para vivir en paz consigo mismo y no ver alterado su ritmo cardiaco o sus chakras.

Si no os habéis cansado ya de leer esta vida sedentaria y aburrida de los bibliotecarios, e incluso si no habéis cerrado está página con un cabreo monumental, he de deciros que estaba siendo irónico. ¿Y por qué?… pues porque cuando leo cosas como que la profesión del bibliotecario es de las menos estresantes o es que no conocen la actividad con la que tiene que lidiar un bibliotecario en su día a día o es que es resto de las profesiones son de lo peor.

La 3ª profesión menos estresante: El Bibliotecario: El entorno es relajado, silencioso y no tienen que enfrentarse, generalmente, a ninguna situación desagradable.

HELP!!!

HELP!!!

Los bibliotecarios, al igual que las personas, también tienen los problemas del estrés en cuanto a la muerte de un familiar o amigo, hacer una mudanza, casarse, divorciarse, tener un bebe, enfermedades, perder el trabajo… “Vale, este estrés lo puede padecer cualquier persona y en la vida laboral el bibliotecario no hay estrés que valga”, pensarán algunos.

Pues en este post voy a mostrar algunas de las situaciones más estresantes a las cuales se enfrenta un bibliotecario ejerciendo su profesión. Quiero agradecer a Mario Aguilera que me pusiese en alerta con este tema y a mis colegas bibliotecarios del Facebook por decirme cuales son las causas que más estrés les originan.

¿Cuántas oportunidades de futuro le quedan a las bibliotecas?

3 marzo, 2015 at 10:50

Que difícil es de hablar del futuro cuando no se sabe ni lo que va a pasar mañana… Nos pasamos la vida programándolo: comidas, quedadas, vacaciones, eventos a los que asistir, el futuro de la biblioteca… e incluso este post está programado para que salga unos días después de escribirlo. Luego el futuro hace lo que quiere, e incluso en ocasiones va más allá de lo que se podía imaginar. ¿Dónde quedó el carpe diem y el disfrute del momento?… más sabiendo que la fecha de caducidad de la Tierra está en 200 años, según Stephen Hawking.

El mundo de las bibliotecas no es ajeno a todo esto al estar su futuro siempre en constante debate. Que si existirán las bibliotecas el día de mañana, que si con Internet ya se tiene más que suficiente para el acceso a la información, que si los bibliotecarios serán sustituidos por máquinas (un estudio de la Universidad de Oxford dice que hay un 65% de que sea muy probable esto), que si cada vez va perdiendo más interés la biblioteca en la sociedad (el 70,2% de las personas confiesa que no ha ido a la biblioteca en el último año… aunque esta cifra puede que sea constante), que si… que si…

Biblioteca del futuro

Biblioteca del futuro

Lo que deberíamos saber es cuantas oportunidades de futuro ha gastado ya la biblioteca, por su bien. Saber si ya es la última oportunidad o si le quedan unas cuantas para dejarse llevar por el carpe diem del que os hablaba. Ni que decir tiene que me hubiese encantado ver a las bibliotecas aprovechando la oportunidad que tuvo Google para convertirse realmente en las gestoras de la información de Internet, haciendo realidad el objetivo de la multinacional de «Organizar la información del mundo y hacerla accesible y útil de manera universal».

En el post “Never trust a corporation to do a library’s job” se hace una clara mención a que este tipo de misiones en la vida no se pueden dejar en manos de empresas privadas. No se puede confiar la preservación del pasado ni la organización de la información a una empresa cuyos fines son económicos y que puede abandonar cuando los resultados no fuesen los esperados. [Tampoco os perdáis este otro post sobre Google y biblioteca: “Google’s slow fade with librarians. Maybe they’re just not that into us?”]

Por suerte, las bibliotecas se están poniendo las pilas en cuanto a la integración y transformación de nuevos servicios y productos (no hablo de transformación como cambio drástico, la biblioteca siempre será una biblioteca). ¿Será consecuencia de haberle visto las orejas al lobo? ¿O quizás sea que han despertado de una pesadilla y ahora toca trabajar para que no suceda lo soñado? ¿O simplemente sea una evolución?

Yo diría que es una evolución la que está convirtiendo a la biblioteca en lo que hoy mismo la conocemos [y a pesar de muchos]. Las bibliotecas están trabajando duro por adaptarse a los nuevos tiempos, cada vez están abriendo más frentes para llegar a sus usuarios… quieren seguir siendo imprescindibles para la sociedad y para las personas en cuanto a espacio, acceso, información, aprendizaje, transformación, educación, participación, divulgación, recursos… En definitiva, las bibliotecas están trabajando como si fuera esta la última oportunidad que les quedase.

¿Sabías que el 2015 es el año de las Bibliotecas de Cataluña?

26 febrero, 2015 at 10:23

Solamente se consigue la distinción y reconocimiento de las instituciones cuando su trayectoria y labor va por el camino correcto… y eso es lo que les ha pasado a TODAS las bibliotecas públicas catalanas al proclamar el Govern de Catalunya este año (2015) como el AÑO DE LAS BIBLIOTECAS. He de confesar que soy muy fan de las bibliotecas catalanas, tengo grandes colegas trabajando allí, así que antes de nada mis felicitaciones a todos los profesionales que aportan su granito de arena en trabajar por la excelencia del servicio.

2015 any biblioteques

2015 any biblioteques

Dicha proclamación coincide con el centenario de la creación de la Red de Bibliotecas Populares de la Mancomunidad de Cataluña (así que dobles felicitaciones)… pero, ¿por qué se ha elegido este año como el año de las bibliotecas? ¿Qué hay detrás de esta proclamación? ¿Qué se piensa hacer? ¿Cuáles son los objetivos a conseguir tras esta proclamación?

Supongo que esta distinción a las bibliotecas catalanas tiene mucho que ver con el servicio que ofrecen a la sociedad y su trabajo por y para esta. No en vano las bibliotecas trabajan la función social y de integración, son un espacio de relación y actividades, trabajan la recogida, organización y difusión del conocimiento, además de ser un espacio para crearlo. Las bibliotecas tienen un papel clave en el acceso a las tecnologías de la Información y la Comunicación, luchan por la democratización del acceso y la alfabetización digital, y, además, tienen un papel clave en la animación a la lectura y en ser un servicio cultural de proximidad. Claro está que las bibliotecas se han adaptado a los cambios y que sus bibliotecarios son el importante nexo de unión entre lo que son y hacen las bibliotecas y sus usuarios / comunidad.

Si todo esto (y mucho más) no es digno de ser reconocido pues apaga y vámonos. [Sí, lo sé… es el trabajo de las bibliotecas, pero nunca está de más que se de difusión a que una biblioteca es mucho más que un almacén de libros]

1 de cada 2 británicos desea ser bibliotecario

24 febrero, 2015 at 10:18

Si, has leído bien, los británicos desean ser bibliotecarios. ¿Estás seguro? ¿De verdad que desean ser bibliotecarios?… Sí, o por lo menos eso es lo que dice una de las últimas investigaciones llevadas a cabo por YouGov (sobre más de 14.000 personas adultas, entre el 25 de enero y el 6 de febrero de 2015) y donde destaca el puesto de bibliotecario/a entre los tres trabajos más deseados en Gran Bretaña.

El primer puesto que más desean los británicos es el de ser autor, de hecho un 60% de los encuestados dice que es el puesto con el cual le gustaría ganarse la vida. Le sigue el puesto de bibliotecario como el más deseado con un 54% y el de académico con un 51%.

Library

Existe un 38% de personas que no les gustaría ganarse la vida siendo bibliotecario [quizás habría que preguntarles la razón… o casi mejor preguntar las razones al 54% de los que han contestado que sí les gustaría ganarse la vida siendo bibliotecario. Me encantaría conocer esa buena percepción que tienen] y luego hay un 8% que no sabe si le gustaría o no ganarse la vida ejerciendo el trabajo de bibliotecario.

Entre los hombres predomina el que NO les gustaría ganarse la vida como bibliotecario (47%) frente a los que SÍ les gustaría (44%). Lo que más les gustaría ser a los hombres es autor (57%), académico (52%), conductor de tren (50%) y bibliotecario (44%).

Entre las mujeres predomina el que SÍ les gustaría ganarse la vida como bibliotecaria (64%) frente a las que NO les gustaría (29%). Lo que más les gustaría ser a las mujeres es bibliotecaria (64%), autora (64%), diseñadora de interiores (51%) y académica (50%).

Si tuvieras 3 millones para las bibliotecas… ¿en qué los invertirías?

19 febrero, 2015 at 10:20

Si tuvieras que repartir 3 millones de dólares entre todas las bibliotecas del país, ¿cómo lo harías?… ¿Los repartirías a partes iguales a todas las bibliotecas para que pudiesen seguir con sus actividades y adquisiciones?… ¿O harías un concurso de buenas ideas (y proyectos factibles) aplicables a las bibliotecas y darías el dinero a los ganadores?… Siendo realista lo más fácil es repartirlo a partes iguales entre todas las bibliotecas, pero si lo que se busca es ir un poco más allá (de donde siempre se llega) montar un concurso de buenas ideas es una GENIAL IDEA.

Biblioteca proyectos

La Knight Foundation (Fundación que apoya las ideas para la transformación, la excelencia, el emprendimiento e innovación y el acceso a la información) lanzó en septiembre de 2014 el reto sobre cómo aprovechar las bibliotecas como una plataforma para construir comunidades con mayor conocimiento. Se buscaban proyectos (en EE.UU.) basados en el poder de transformación de las bibliotecas y su uso. A la convocatoria se presentaron un total de 676 trabajos y que giraban en torno a estos temas:

  • El movimiento maker: Las bibliotecas buscan crear espacios y programas que permitan invención y práctica en la educación.
  • La alfabetización informacional: De la alfabetización digital de datos y, a la formación oportuna sobre los problemas de privacidad, las bibliotecas pueden guiar a las comunidades a través de los complejos ecosistemas de información que dan forma a nuestra economía y la cultura.
  • Medios de comunicación y periodismo: De los espacios de creación de medios de comunicación a los archivos de noticias y medios de comunicación a los nuevos modelos de periodismo local, los campos de la biblioteca y el periodismo son consustanciales a través de sus valores compartidos de defensa de la verdad y el suministro de información.
  • Historia local: Las bibliotecas son un espacio dedicado a la preservación de los conocimientos locales; que están investigando cada vez más formas de usar las nuevas tecnologías para capturar y presentar información rica arraigada en el tiempo y lugar.
  • Abrir los datos: Muchas bibliotecas están explorando su papel en el movimiento de un gobierno abierto como depósitos potenciales de datos y recursos para una sociedad tecnóloga.
  • Biblioteca sin muros: Desde camiones a bicicletas, los profesionales de las bibliotecas están dispuestos a poner sus recursos en las ruedas y llevarlos donde sea necesario.
  • Transformación profesional: los profesionales de la biblioteca tienen un profundo orgullo por su profesión y están buscando oportunidades de educación e investigación para responder al cambio.