Popular Tags:

7 formas de ponerte en contacto con las bibliotecas sin salir de casa

1 julio, 2015 at 10:06

No hay duda que las bibliotecas, y sus bibliotecarios, están para ayudarte en tus necesidades informativas, de ocio y conocimiento. Las bibliotecas crean sociedades más formadas e informadas a través de sus servicios y atenciones hacia sus usuarios. El trato directo (cara a cara) entre bibliotecario y usuario es la mejor forma de resolver las inquietudes, ya que las dudas o necesidades pueden ser resueltas con mayor rapidez y sin ningún tipo de malentendido por la falta de ese mirar a los ojos al usuario y saber qué es lo que te está diciendo y qué es lo que necesita.

Denys Prykhodov / Shutterstock.com

Denys Prykhodov / Shutterstock.com

No obstante hay otras formas de ponerse en contacto con las bibliotecas para resolver dudas puntuales e incluso que necesitan un poco más de elaboración. Algunas de estas formas de contacto son las comunes y convencionales de siempre (de hace ya tiempo, mucho tiempo) como es el teléfono o el correo electrónico… y otras son más “de ahora” como pueden ser las redes sociales o Whatsapp.

Los medios de comunicación y contacto han cambiado. Para no remontarme al contacto por carta o notas al bibliotecario marcaré el inicio (tecnológico) desde el teléfono, donde casualmente ahora también nos encontramos. Es decir, se empieza por el teléfono, se continua por Internet… se mezcla todo y es donde nos encontramos ahora (pero sin cable en el teléfono, mayor rapidez en Internet y nuevas plataformas de comunicación).

A continuación trataré de mostrar las distintas formas que tienen los usuarios de ponerse en contacto con las bibliotecas (de más antiguas a más modernas):

Teléfono (voz). Bajo mi punto de vista no es el mejor método de contacto con una biblioteca, aunque puede ser el más rápido para obtener una respuesta. Ha de usarse para consultas breves y que no lleven más de un minuto. El teléfono implica al bibliotecario dejar de hacer otras funciones o aumentar su estado de estrés si tiene mucho lío en la biblioteca.

Cuando preguntar a la biblioteca era como buscar en Google

23 junio, 2015 at 10:07

Los bibliotecarios manejan grandes cantidades de información cada día, son personas muy entendidas en todas las materias que cubren sus bibliotecas, son personas cultas que cultivan su intelecto y seguro que tienen hasta un punto friki para responder a las preguntas más inverosímiles que les lancemos. En definitiva, los bibliotecarios pueden no saber la respuesta a todas nuestras preguntas, pero seguro que sí que saben donde encontrarlas.

Eso es lo que debían pensar los usuarios de la Biblioteca Pública de Nueva York en el siglo pasado (en la actualidad ya existe Google o Yahoo! respuestas) a raíz de las preguntas recogidas por los bibliotecarios de la época y que desde hace un tiempo la propia biblioteca está compartiendo a través del hashtag #letmelibrarianthatforyou (deja que el bibliotecario lo haga por ti) en Instagram.

New York Public Library Central Information by New York Public Library (Flickr)

New York Public Library Central Information by New York Public Library (Flickr)

Es una lástima que las bibliotecas no se hayan convertido en Google, aunque fuese a través de responder este tipo de preguntas [entre otras], o por el simple hecho de dar acceso (de manera libre) a cientos [millones] de libros digitalizados… pero bueno, eso son temas que ya traté tiempo atrás y no hay vuelta de hoja [quizás faltó conocimiento y no saber mirar más allá del papel]. Lo único medio claro que me queda de este tema es que cuando ya no exista Internet, las bibliotecas seguirán ahí (espero).

Volviendo al tema de hoy, y siendo sincero, no sé qué pensarían los bibliotecarios al recibir las siguientes preguntas que comparto en el post. Por una parte veo algunas de las preguntas bastante normales para la época donde el acceso a la información no era como el que tenemos hoy en día y que demuestran la clara confianza en el mundo bibliotecario por parte de las personas… y por otro lado veo un cierto cachondeo en las preguntas si se realizasen hoy mismo, pero como son de otra época pues vamos con ellas:

Las bibliotecas recomiendan

Pregunta formula por una mujer el 22 de agosto de 1963 cara a cara con el bibliotecario: ¿Puede la NYPL recomendarme un buen falsificador?

This probably depends on what

This probably depends on what “good” means: “Can the N.Y.P.L. recommend a good forger.? (in person) (a woman.) 8/22/03.” #letmelibrarianthatforyou emoji

10 sitios web donde vender y/o comprar libros de segunda mano

18 junio, 2015 at 10:10

Ya sea por temas económicos o por querer darles una segunda oportunidad a los libros, he de decir que existen unas cuantas páginas web en las cuales puedes comprar libros de segunda mano (novelas, libros de texto…) y deshacerte de los que ya no usas para recuperar parte de la inversión que realizaste en su momento.

10 sitios web donde vender y/o comprar libros de segunda mano

La verdad es que hay de todo. Hay sitios en los cuales te cobran comisión por cada venta que hagas y hay sitios en los cuales te pagan directamente y luego ellos los venden al precio que estimen. También hay sitios en los cuales tú simplemente te das de alta, pones tu precio y te llevas la ganancia íntegra para tu bolsillo.

Algunas de ellas son librerías físicas de libros de segunda mano que se han lanzado a la aventura de poner su catálogo online y otras son plataformas que han visto el negocio existente en la reventa de libros. ¡Ay, como nos escuchasen los libros electrónicos hablando sobre esto! (Ya sabéis que está terminalmente prohibida la venta de libros electrónicos, aunque sean tuyos… ¡qué no lo son!)

A continuación destaco algunos de estos sitios web / librerías online de libros de segunda mano para que les eches un vistazo y veas si te interesa comprar alguno (no me llevo comisión) o vender algún libro tuyo (ya hablaremos del tema de las comisiones cuando queráis).

IberLibro

Para las personas cuyo pasatiempo es leer y aventurarse en diferentes historias, IberLibro les ofrece una amplia selección de libros de segunda mano por menos de 5 €. En la selección se puede encontrar una gran variedad de libros de segunda mano para todo tipo de lectores: clásicos de la literatura, novelas de misterio, policíacas, eróticas y de otros temas de actualidad.

iberlibro

Bibliotecas que van a la moda… pero literalmente

16 junio, 2015 at 10:08

Sin duda que las bibliotecas son espacios para estar informados de las novedades… e incluso sean estas de la moda y colecciones de ropa de la temporada. Basta con ver a los usuarios que acuden a ellas para darse cuenta uno de lo que se llevará este año: estilo de la ropa, colores, calzado, complementos… Una sobrecarga informativa de la cual hasta la mismísima Biblioteca del Museo del Traje tendría que estar orgullosa e informar puntualmente.

Bibliotecas que van a la moda… pero literalmente

Es difícil definir un comienzo de la unión entre biblioteca y moda. La verdad es que la moda siempre está ligada con cualquier actividad de la vida diaria, pero en los últimos años parece que esa unión entre biblioteca y moda ha ido creciendo… y no, no hablo solamente de que el libro El tiempo entre costuras haya sido de los libros más prestados en las bibliotecas españolas en el año 2014. Estoy hablando de moda dentro de bibliotecas y donde tanto la una como la otra son igual de protagonistas.

Por supuesto que no estoy hablando de esas “nuevas bibliotecas” que surgen y que prestan ropa (en alquiler, of course = se rompe la magia) como es el caso de La Ropateca. Estoy hablando de las bibliotecas de verdad… bibliotecas públicas y universitarias, principalmente.

Y eso que no han sido pocas las quejas que ha habido por usuarios sobre lo de llevar tacones en las bibliotecas e incluso hay bibliotecas que han recogido el guante y han creado carteles para pedir un poco de control en los pasos. Tampoco han sido pocas las veces que he visto a personas en jornadas sobre bibliotecas haciendo ganchillo o tejiendo gorros y bufandas de lana. Sin duda que el mundo de las bibliotecas y la moda tienen una unión algo más que especial.

Bibliotecas en busca de sus 5 minutos de gloria en los medios sociales

11 junio, 2015 at 16:46

Somos egoístas. En los medios sociales queremos el tiempo de los internautas. Queremos que nos miren y que nos lean. Además queremos que les guste lo que hacemos y que lo compartan con sus contactos y nos comenten. Queremos tener más seguidores que nadie, más RTs, más favoritos… ¡lo queremos todo!… pero, ¿sabemos qué quieren los usuarios (y no usuarios) de nuestras bibliotecas? Es más, ¿qué estamos dispuestos a hacer o dar a cambio de su tiempo?

Bibliotecas en busca de sus 5 minutos de gloria en los medios sociales

Los internautas españoles se conectan una media diaria a Internet de 4 horas, de las cuales casi 2 horas son para estar en las redes sociales. Las bibliotecas tienen que llamar la atención para que las miradas de esos internautas que se conectan 2 horas al día vayan para ellas. En el mundo de los medios sociales la competencia es voraz. Cualquier persona, organización o marca puede ser tu competencia y quitarte la atención de tus usuarios. No hay nada más que ver que estamos compitiendo por la atención de los internautas contra Coca-Cola, Real Madrid, Zara, El Rubius… Las comparaciones son odiosas, pero son los que realmente se pueden llevar la atención de nuestros usuarios.

Y no es solo la competencia que puedan tener las bibliotecas, sino que también es conocer los principales motivos por los que los usuarios están en las redes sociales. Las principales razones por las cuales usamos las redes sociales son estar en contacto con amigos, mantenerse al día de noticias y eventos de actualidad, y llenar el tiempo libre que se tiene.

De esas 2 horas que los usuarios pasan en los medios sociales al día la mayor parte se va para estar en contacto con amigos, puede que para la biblioteca solamente haya 5 minutos (como mucho). ¿Poco tiempo o tiempo más que suficiente como para aprovecharlo y llamar la atención de los usuarios? ¿Estás dispuesto a aprovechar ese tiempo? ¿Estás dispuesto a hacer que con tus contenidos los internautas no pierdan el tiempo y acaben abandonándote? ¿Quieres que te miren?… ¡Pues entretén, ayuda e informa a tus usuarios!

Y sí… la presencia de la biblioteca en los medios sociales es una carga de trabajo, pero… ¿quién tiene miedo a trabajar en el trabajo? ¿Quién no busca la satisfacción propia por el trabajo bien hecho?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR