Popular Tags:

10 sitios web en los cuales guardar y compartir gigas de información

23 junio, 2016 at 10:02

Cada vez tenemos más archivos digitales y menos espacio en el cual guardarlos. Libros electrónicos, música, películas, fotografías, documentación, trabajos… son algunos de los contenidos que hacen que los 500 GB que tiene el ordenador o disco duro que te compraste se queden pequeños en unos años. No es que sea la única solución los sitios web que voy a mencionar a continuación, pero pueden ayudar en algunos aspectos a que nuestra vida digital sea más fácil y accesible. Ya sabéis que, en algunos casos, rozamos el síndrome de Diógenes digital.

Ten siempre a tu lado tus archivos digitales con estas 10 plataformas

Existen plataformas que ofrecen gigas de almacenamiento gratuito y que nos posibilitan el acceso online desde cualquier lugar, nos permiten compartir nuestros archivos con las personas que queramos, nos dan la posibilidad de editar documentos y guardarlos en la nube sin importar el dispositivo desde el cual se hagan dichas modificaciones, nos permiten visualizar películas y libros electrónicos o escuchar música, e incluso hacer una copia digital de todos nuestros contenidos. La nube tiene sus ventajas (también puede tener inconvenientes) y lo mejor es saber sacarle el máximo partido.

265 gigas de almacenamiento gratuito online repartidos en 10 plataformas

Dropbox

Con Dropbox podrás acceder a tus archivos desde cualquier lugar y dispositivo, y compartirlos con quien quieras. Podrás guarda archivos en tu ordenador y acceder a ellos desde el teléfono cuando estés fuera. Todo lo que guardes en Dropbox se sincronizará automáticamente en tus dispositivos. Tiene un plan gratuito en el que da 2 GB y que se puede ir aumentando al ir completando una serie de funcionalidades, como: conectar tus cuentas sociales, seguir a Dropbox por Twitter, recomendar el servicio…

Dropbox

Las ventajas de preguntar a Google y de preguntar a una biblioteca

21 junio, 2016 at 10:06

Hay infinidad de preguntas de las cuales no tenemos respuesta. No son pocas las veces que buscamos una respuesta rápida a una pregunta sencilla y que nos ha surgido mientras veíamos la televisión o leíamos un libro. Bien es cierto que los dispositivos móviles nos han facilitado la consulta rápida y directa, antes o encendíamos el ordenador (lo cual podía llevar unos cuantos minutos) o consultábamos la enciclopedia o diccionario en papel. Por suerte todo esto ha cambiado y estamos mucho más cerca de la información que antes.

La biblioteca da la seguridad de que lo que se busca y encuentra es lo que se necesita

Ahora bien, cuando se busca una respuesta más compleja / completa a una pregunta o cuando se está haciendo un trabajo académico o de investigación, ¿dónde formular la pregunta? Una búsqueda simple se puede iniciar en Google, sin ningún problema. Google es el buscador mundial por excelencia y el amo de la información referenciada en Internet… pero, ¿dónde realizar la pregunta cuando necesito algo más que un simple dato o definición? Pues la verdad es que también se pueden realizar este tipo de preguntas a Google o a buscadores académicos, aunque puede que sea mejor que te acerques a una biblioteca para estar seguro de que lo que buscas y encuentras es lo que necesitas.

Tanto buscar en Google como buscar en una biblioteca tiene sus ventajas. Cada recurso es de gran ayuda en determinados momentos y según las necesidades. Ahora bien, ¿qué me da una biblioteca que no me dé Google?… y, ¿qué me da Google que no me da una biblioteca? A estas dos preguntas trato de responder a continuación.

Ventajas de preguntar a Google

Hacer una pregunta en Google tiene sus múltiples ventajas. Es un servicio rápido y que no tiene horarios. Posee gran cantidad de información y seguro que siempre hay algo interesante en sus resultados. Sin duda que es un duro rival para el mundo de las bibliotecas

  • Google ofrece inmediatez en los resultados y acceso a la información. Sin esperas ni colas.
  • Google no tiene horarios. Está disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana.
  • Google no tiene limitaciones geográficas, allí donde se esté (y se tenga acceso a Internet) se podrá preguntar sin problemas.
  • Google ofrece resultados que pueden interesar gracias al rastro digital que se va dejando por Internet en búsquedas anteriores.
  • Preguntar a Google es bastante simple gracias a su sencilla interfaz.
  • En Google se puede descubrir información de utilidad a través de los resultados similares a la búsqueda que se hace.
  • En Google hay información sin límite, seguro que se encuentra algo que interesa.

12 redes sociales científicas que te harán conseguir mayor impacto en tus trabajos

16 junio, 2016 at 10:09

Cuando uno realiza un trabajo académico, científico o de investigación lo que busca es, en primer lugar, aprender y ahondar sobre un determinado tema y, en segundo lugar, mostrar al resto de personas y profesionales interesados en dicho tema o sector tu trabajo, metodología y conclusiones. A grandes rasgos.

Las redes sociales científicas te ayudarán a conectar, compartir y ganar visibilidad

Ahora bien, ¿cómo llegar a esos profesionales interesados en el tema y conectar con ellos? ¿Cómo generar impacto y visibilidad a tu trabajo?… Pues la verdad es que existen una gran cantidad de revistas científicas en las cuales publicar los estudios, existen infinidad de repositorios en el cual depositar los escritos y existen una amplia gama redes sociales generales y que pueden conseguir una rápida viralización de tu trabajo…

La verdad es que con la publicación de los trabajos en revistas científicas, repositorios y redes sociales se tiene mucho (o algo de) recorrido ganado, pero puede que quieras ir un paso más allá. Un paso en el cual poder contactar, socializar y conectar (crear vínculos) directamente con otros profesionales afines del sector o que trabajan sobre tu área de investigación. Un paso en el cual poder compartir y estar informado de todas las novedades que van surgiendo desde una única plataforma en la cual tengas acceso al conocimiento y donde el intercambio científico fluya sin parar. Un paso en el cual ganar visibilidad entre profesionales y generar un gran impacto y visibilidad con tus publicaciones. Un paso en el cual busques un reconocimiento del sector / profesión e influir sobre el resto de profesionales. Ese paso, sin duda, se debe dar en las llamadas redes sociales científicas.

A continuación muestro unas cuentas redes sociales científicas y que se unen a la lista de post que he escrito sobre temas “más científicos” (que de costumbre) ligados a Internet y las redes sociales. Post como el de “Cómo citar fuentes procedentes de la web social en tus trabajos”, como los “10 gestores de referencias bibliográficas a tener en cuenta para tus trabajos” o como el post “16 buscadores académicos que harán que te olvides de Google”.

ResearchGate

ResearchGate tiene como misión el conectar a los investigadores y que sea más fácil para ellos compartir y acceder a la ciencia, el conocimiento y la experiencia. Podrás compartir tus publicaciones, conectar y colaborar con colegas, obtener estadísticas, hacer preguntas y obtener respuestas, e incluso encontrar trabajo.

10 claves para ser el bibliotecario/a que toda biblioteca debería tener

14 junio, 2016 at 10:04

La biblioteca no hace al bibliotecario, pero el bibliotecario sí hace a la biblioteca. Tanto el éxito como el fracaso de una biblioteca van a depender, en gran medida, del personal bibliotecario del que disponga. No es por meter presión a los bibliotecarios/as, pero es cierto. Ellos son los que deben incentivar que una biblioteca sea útil, que sea usada… y no esperar a que vayan llegando por sí solos los usuarios hasta los recursos de la biblioteca.

La biblioteca no hace al bibliotecario… el bibliotecario hace a la biblioteca

Ser bibliotecario/a no es estar en una biblioteca, ser bibliotecario/a es hacer que las personas vayan a la biblioteca para que éstas le saquen el máximo partido. Y sí, hay muchos tipos de bibliotecarios/as y no todos están de cara al público o tienen contacto directo con las personas, pero hay que tener en cuenta de que todo ese personal bibliotecario debe trabajar en equipo para lograr la excelencia y el mayor premio que una biblioteca pueda tener… y que no es más (ni menos) que ser de utilidad ante las necesidades de las personas. Está claro que en esa cadena no puede fallar ningún eslabón ya que todos son los que forman y crean la biblioteca.

Y es que ser bibliotecario/a no solamente es estar trabajando en una biblioteca, haber cursado los estudios correspondientes o haber aprobado una oposición (o haber sido contratado por una organización). Bien es cierto que es imprescindible, pero para ser bibliotecario/a hace falta algo más. Algo más como saber conectar con su comunidad de usuarios, ayudarles ante sus necesidades, saber comunicar y “vender” las excelencias de la biblioteca, ser un recurso más (e imprescindible) para las personas… Ser bibliotecario/a es ser y hacer y no solamente ser y parecer que se hace.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR