Popular Tags:

¿Será la crisis del libro comparable a la crisis del ladrillo?

24 julio, 2014 at 12:08

El sector editorial está tocado, muy tocado, y esperemos que no hundido. Se puede decir que está en ese momento en el cual no es capaz de vender todo lo que produce y le persiguen los fantasmas del libro digital, al cual no quieren adoptar de buen agrado. Más que normal esto último si se tiene en cuenta que solamente el 11,7% de los lectores en España son lectores de libros electrónicos.

No Dark Sarcasm in the Classroom by Thomas Hawk

No Dark Sarcasm in the Classroom by Thomas Hawk

El análisis del mercado editorial en España (2013), realizado por la Federación de Gremios de Editores de España, destaca que el sector editorial sigue siendo la “primera industria cultural española” con una facturación de 2.708 millones de euros, aunque deja ver que hay un descenso del 9,7% de las ventas de libros (-19% en la última década) y que es achacado, según el análisis, a la crisis económica, ausencia de políticas que protejan la propiedad intelectual, la piratería, el 21% de IVA del libro electrónico, supresión de ayudas a familias y la reducción de inversiones a bibliotecas públicas, escolares y universitarias.

El gran filón de las editoriales siguen siendo los libros no universitarios, seguidos de la literatura (novela policíaca, de espionaje sobre todo) y de los libros infantiles y juveniles. Escenarios en los cuales han perdido ingresos que van desde el 9,6% al 17,2% con respecto al año 2012.

Facturación por materias

Facturación por materias

18 sitios para descargarte libros electrónicos gratis y que quizás ya conozcas

22 julio, 2014 at 11:46

A veces uno se pregunta si el éxito de un libro se debe al buen contenido del mismo o a la promoción del autor / editorial de él… supongo que irán a partes iguales. Pero, ¿por qué digo esto?… lo digo por la gran cantidad de libros electrónicos gratuitos que circulan por la red y que no por el hecho de ser gratuitos son menos que los que te valen unos cuantos euros (en algunos casos más que otros). Y que conste que no me estoy refiriendo a libros que están en el circuito comercial, con derechos de autor / editor, y son subidos a portales para su descarga ilegal (pido perdón desde ya si alguno de los portales mencionados a continuación contienen alguna obra con estos derechos) sino a libros de dominio público, creative commons o que sus autores ponen en Internet a coste cero durante un tiempo determinado o en la versión digital del mismo.

Upload / Download by johntrainor

Upload / Download by johntrainor

Son muchos (muchísimos, casi imposible de mencionar todos) los portales que existen por Internet que ofertan una vasta cantidad de libros electrónicos en libre descarga. Portales de Internet que van desde grandes compañías dedicadas al mundo del libro (véase Casa del Libro, Kobo, Bubok o 24symbols), páginas de organizaciones custodias de la memoria y el libre acceso a la misma (véase archive.org, Wikibooks ó el Proyecto Gutenberg), bibliotecas (véase la Biblioteca Nacional de España, la Biblioteca del Instituto Cervantes,… y todas las bibliotecas públicas que van a empezar, o lo han hecho ya, a prestar libros electrónicos a sus usuarios y que van más allá de los libros clásicos o creative commons) o grandes compañías del mundo de Internet (véase Google ó Amazon).

A continuación se destacan algunas de estas páginas o portales web que ponen a disposición de todo el mundo que así lo desee una gran cantidad de títulos para bajar a tu dispositivo (ya sea móvil o no) en varios formatos y que van desde el simple texto plano hasta formatos como epub, XML o pdf.

Open Library

Proyecto de la organización sin ánimo de lucro Internet Archive y patrocinado parcialmente por la California State Library. Hasta la fecha han recogido 30 millones de registros, de los cuales 13,4 millones ya están accesibles en la web y se puede buscar a texto completo en 230.000 de ellos. Open Library es una gran biblioteca digital que originalmente fue desarrollada para apoyar a la comunidad de discapacitados visuales.

openlibrary

openlibrary

Los 10 libros más censurados en Estados Unidos en 2013

16 julio, 2014 at 11:47

¿Prohibir o educar?… en es disyuntiva se encuentra la sociedad, siendo más “fácil” y rápida la primera para atajar posibles problemas, visiones o lecturas que no deben porque llegar al conocimiento de nadie.

No creo que esa sea la solución adecuada cuando hablamos, por ejemplo, de lecturas. El acto de prohibir es una aviso de algo que no se debe hacer por el bien común o privado, pero el acto de prohibir una lectura es un acto claro de censura; una censura que elimina y retira ciertos títulos de las bibliotecas y escuelas. Y en esa lucha está la ALA, junto a otras organizaciones, desde hace algún tiempo. Todos los años, durante la última semana de septiembre celebran la llamada Semana de los Libros Prohibidos y en la cual destacan los beneficios del acceso libro y abierto a la información.

Opened by censor (The National Archives UK)

Opened by censor (The National Archives UK)

Para hacernos una idea de cuánto y qué se censura destacar que desde el 2000 al 2009 se reportaron más de 5.099 libros peligrosos o inadecuados, contiendo la mayoría material sexualmente explícito (1.577), lenguaje ofensivo (1.291), materiales considerados inadecuados para según que grupo de edades (989), violencia (619), homosexualidad (361), temas satánicos u ocultos (274), por puntos de vista religiosos (291) y temática anti-familia (119).

Pero… ¿dónde están y quién censura estos libros? La mayoría de los libros se encontraban en aulas, bibliotecas escolares y bibliotecas públicas. En menor proporción los libros eran utilizados como materiales de clases universitarias, en bibliotecas de prisiones, en bibliotecas especializadas… La gran mayoría de los trámites para censurar los libros son los padres… y que casualmente deben educar a los más jóvenes.

Top 10 de libros censurados en EE.UU. (2013)

    1. Captain Underpants (Capitán Calzoncillos), por Dav Pilkey. ¿Razones? Lenguaje ofensivo, no aptos para el grupo de edad y violencia.

      Captain Underpants

      Captain Underpants

    Crea tu marca personal a través de la content curation… si, has leído bien

    11 julio, 2014 at 8:40

    En ocasiones peco de impulsivo y de defensor a ultranza de lo que son los puestos profesionales de nuestro (maltrecho) sector, y esto lo digo siendo un “documentalista no convencional” (por no llamarme directamente community manager metido en el mundo de la Información y la Documentación). Me acuerdo cuando esto me pasó con el profesional content curator y documentalista.

    Con el paso del tiempo ese ímpetu y defensa se me va apaciguando, lo que no quiere decir que mi actitud sea de pasotismo si no más bien de aceptación terminológica. Pero… ¿por qué dicha aceptación? Porque realmente me da igual la terminología cuando las funciones del puesto que quiero desempeñar las tengo claras.

    Eso sí, ahora me encuentro con un lío tremendo. No sé si soy documentalista, community manager o content curator. ¿Por qué digo esto?… Pues porque hago funciones de todos esos perfiles profesionales en mi vida laboral (y personal). La verdad es que el community manager y el content curator van algo más de la mano, podría decir que son como una relación estable en la cual solamente una de de las partes ha dejado de estar enamorada y se quiere separar. No entiendo el community management sin la content curation, pero sí puedo llegar a entender la content curation sin el community management.

    Before I die... by ~ Katherine

    Before I die… by ~ Katherine

    Estas fueron (y siguen siendo) las conclusiones sobre el debate community manager y el content curator (resumidas):

    Son dos figuras o perfiles que pueden convivir perfectamente ya que sus funciones principales están bien diferenciadas: El Community Manager funciones ligadas a las personas y el Content Curator funciones ligadas a la información y contenidos. Aún así, creo, que el Community Manager puede hacer claramente todas las funciones del Content Curator, mientras que el Content Curator puede que no sea capaz de realizar todas las funciones del Community Manager. Cada vez más, según las ofertas de empleo que salen publicadas, se piden a los Community Managers más capacidades propias de los Content CuratorsHibridación de perfiles. Figura única que cubra las funciones de ambos puestos. El Content Curator aporta valor a las publicaciones que va a compartir, mientras que en ocasiones, y por la falta de tiempo y acumulación de tareas, un Community Manager no puede realizar esta función, limitándose única y exclusivamente a compartir. Ambos perfiles viven de los contenidos (propios o de terceros) con el único fin de llegar a las personas.

    Competencias bibliotecarias ligadas con la tecnología, marketing y liderazgo

    9 julio, 2014 at 17:24

    Para bien o para mal no todos los bibliotecarios son iguales. Más bien creo que para bien, ya que la diversidad de profesionales y su actitud ante sus usuarios (o compañeros) viene predeterminada por estos últimos y los recursos con los que cuentan. Esta diversidad es más visible en las medianas y grandes bibliotecas a través de la asignación de roles o puestos labores según ocupación. En mente de todos está la versión camaleónica de este sector profesional y la adaptación a los medios y recursos con los que cuentan. Falta de presupuesto que hace que haya una falta de recursos, servicios y actividades. Pero no hay que estar lamiéndose las heridas continuamente… la sociedad sigue evolucionando y los bibliotecarios deben evolucionar con ella.

    Del informe «Competency Index for the Library Field 2014», elaborado por WebJunction, se pueden extraer una serie de competencias que los bibliotecarios deben tener en cuanto a conexión social, tecnología, marketing, liderazgo y relaciones sociales… y que muestran esa adaptación a los nuevos tiempos, esa formación que deben practicar los bibliotecarios para estar al servicio de sus usuarios. Ni que decir tiene que el bibliotecario debe contra con una serie de habilidades personales / interpersonales basadas en la colaboración, el servicio al usuario, la ética y el uso de valores, el liderazgo y el constante aprendizaje e uso de la innovación.

    El informe citado anteriormente es bastante (muy) completo y requiere un análisis pormenorizado de cada una de las competencias según puesto o funciones dentro de la biblioteca. En esta ocasión me centraré más en las competencias ligadas a la formación y adaptación en la utilización de dispositivos móviles, la utilización de Internet y comunidades online, en el marketing y en el liderazgo organizacional.

    Vista de la Biblioteca Vasconcelos by Eneas

    Vista de la Biblioteca Vasconcelos by Eneas

    Bibliotecario, dispositivos móviles, tecnología web y social

    El bibliotecario entiende, usa y ayuda a sus usuarios a utilizar los dispositivos móviles. Demuestra familiaridad con el uso de los dispositivos de lectura y la descarga de libros electrónicos… familiaridad que también debe demostrar en el uso bibliotecario de tabletas y smartphones. El bibliotecario debe ayudar a los usuarios a encontrar respuestas a las preguntas de los usuarios sobre el uso de sus dispositivos.

    El bibliotecario entiende, usa y ayuda a otros a utilizar Internet para la descarga de libros electrónicos y audiolibros, además demuestra un alto grado de alfabetización informacional, identificando y ayudando a sus usuarios a utilizar adecuadamente los recursos en línea de la biblioteca (catálogo, bases de datos, redes sociales…) Además debe mantener el conocimiento de las tecnologías de uso general y aplicar eficazmente la tecnología para el aprendizaje continuo y la colaboración, y donde se puede enmarcar la utilización de la tecnología como herramienta para investigar, organizar, evaluar y comunicar información, el uso de dispositivos digitales, herramientas de comunicación y redes sociales para acceder, evaluar y crear información, la utilización de la tecnología para compartir información, comunicarse y colaborar con otros, el uso de programas de conferencia web para reuniones o sesiones de aprendizaje online. También debe saber identificar y utilizar los menús de ayuda, tutoriales y comunidades de apoyo para adquirir las habilidades necesarias y localizar y seguir fuentes de información para mantenerse informado de las nuevas tecnologías y herramientas sociales.

    El bibliotecario utiliza las herramientas en línea y comunidades para relacionarse y proporcionar servicios a los usuarios. Para ello el bibliotecario debe entender y articular la importancia de llegar a sus usuarios, investigar y evaluar las herramientas para la participación virtual, e identificar posibles servicios de la biblioteca donde aplicarlas según las necesidades de la comunidad y prestar servicios bibliotecarios eficaces según los objetivos de mejora. El bibliotecario debe utilizar las redes sociales para interactuar con los usuarios y satisfacer sus necesidades de información, debe entender las políticas y procedimientos para la participación en línea con usuarios y diseñar estrategias para mantenerse al día con las herramientas y las técnicas emergentes, y conectar con las comunidades profesionales para buscar y compartir las mejores prácticas.

    El bibliotecario implementa y gestiona la presencia de la biblioteca en la Web para colocar los servicios de la biblioteca en la trayectoria de los usuarios. El bibliotecario debe entender la importancia de tener una presencia en la web más allá de la biblioteca física, debe desarrollar la presencia de la biblioteca en redes sociales (Facebook, Twitter, YouTube, etc.) y desarrollar e implementar planes para la participación regular y sostenida con los usuarios a través de ellas. Debe aplicar las mejores prácticas para atraer la atención de los usuarios y fomentar la interacción a través de las cuentas de redes sociales, monitorizar el uso y la eficacia de las cuentas sociales y evaluar e implementar los widgets y otras herramientas para ampliar el acceso en línea al contenido de la biblioteca.